La historia de Roomba

Instaurada como marca líder de robots para el hogar, la empresa iRobot no ha dejado de sorprendernos desde su fundación. El producto más conocido es el robot aspirador Roomba. Si quieres saber más acerca de la gama de robots aspiradores de iRobot, en este artículo agrupamos la información de todas sus series.

Pero iRobot no se limita a la aspiración robótica de suelos, tiene muchos y variados productos para la limpieza del hogar, así como para objetivos militares. Vamos a recordar los inicios de esta curiosa empresa y el producto que la puso en el mapa.

En 1990, tres ingenieros robóticos del MIT, Colin Angle, Helen Greiner, y Rodney Brooks, fundaron iRobot, una empresa dedicada al desarrollo y la fabricación de robots militares y domésticos en Delaware, Maryland.

El primer modelo de iRobot: Genghis

En 1991, un año después de la fundación de la compañía, se presentó Genghis, un robot para explorar el espacio. El siguiente lanzamiento fue Ariel en 1996, un sistema de detección y eliminación de minas marinas. Y hasta el año 2001 no han dejado de crear robots militares y de investigación.

Después de más de una década creando productos militares, iRobot lanza su primer robot doméstico en 2002: el Roomba. Se trata de una aspiradora robótica autónoma, aunque no es la primera. El Electrolux Trilobite llegó al mercado un año antes. Dos años después ya se habían vendido más de 1 millón de Roombas. El producto cautivó a crítica y llegó a un público expectante ante las novedades en tecnología para el hogar.

En el año 2005 se introduce el Scooba, el robot fregasuelos de iRobot, un complemento al Roomba. Llega a las tiendas en cantidades limitadas, y al año siguiente se lanza una nueva versión del robot fregasuelos. En ese mismo año, iRobot comienza a cotizar en el NASDAQ. El símbolo de la compañía es IRBT.

Un año después conocemos a Dirt Dog, un robot aspirador diseñado para limpiar los restos y escombros de los talleres, garajes, y empresas, incluyendo tuercas y tornillos. Llega al mercado un año después de la introducción de la Scooba, pero lamentablemente, el producto se discontinua en el 2010.

La búsqueda continua para automatizar las temidas tareas del hogar ve sus frutos en el año 2007, con dos nuevos robots: Loj, para limpiar los canalones, y Verro, para limpiar los fondos y paredes de las piscinas.

Oficinas centrales de iRobot en Bedford

A diferencia de otros productos de iRobot, el Loj no funciona autónomamente, sino que tiene que ser guiado por el usuario mediante su control remoto.

En el mismo año, el iRobot Create se lanza como uso entre aficionados. Aunque está explícitamente pensado para el desarrollo de la robótica, Create ofrece una plataforma en la que los hackers pueden experimentar con todo, desde espirógrafos hasta instrumentos musicales.

En 2008 se lanza la serie Roomba Pet, y con ella, un millón de vídeos de YouTube de gatos que van montados en Roombas. La serie Pet se crea específicamente para recoger eficientemente los pelos, y la caspa de los animales domésticos.

Para celebrar los 20 años de la fundación de la empresa, en 2010 lanzan un nuevo modelo de Scooba, y la serie 700 de Roomba.

Con motivo del décimo aniversario de Roomba, en 2012 iRobot destina 74 millones de dólares para adquirir la compañía matriz que estaba detrás del robot Mint, Evolution Robotics. Un regalo de cumpleaños generoso, aunque la compañía tenía ingresos de más de 400 millones de dólares al año.

En agosto del año siguiente, iRobot introduce un robot-mopa como el Mint, rebautizado con el nombre Braava.

En un esfuerzo por proteger su participación en el mercado con 6 mil millones de dólares para robots aspiradores de gama alta (cualquier unidad que cueste más de 200 dólares), de los cuales los sistemas robóticos representan el 15%, iRobot emprende acciones legales contra sus competidores.

Un tribunal alemán otorga a iRobot una orden judicial preliminar contra su competidor Shenzhen Silver Star, empresa China detrás de la línea MyGenie (aspiradoras de suelo inteligentes), por infracción de patente.

Ese mismo año, y justo para la temporada navideña, se lanza la serie 800 de Roomba, con una gran actualización, los extractores de suciedad, que sustituyen las cerdas de pelo por goma.
También se lanza el nuevo robot limpia piscinas Mirra y el robot de colaboración mediante vídeo Ava 500.

En 2014 el robot fregasuelos Scooba se actualiza en una nueva versión.

En 2015 y con un único modelo, iRobot lanza la serie 900, su primer Roomba con conectividad, navegación visual inteligente, y mayor potencia.
Este último modelo de Roomba tiene un elevado precio, lo que podría disuadir a los compradores que de otro modo estarían ansiosos por adquirir uno.

Y como lanzamiento más reciente, tenemos el nuevo robot mopa Braava jet, perfecto para la limpieza de cocinas, baños y otras áreas pequeñas de la casa.

Este es el recorrido de los Roomba, y la la historia de iRobot. La empresa ha logrado que su marca sea reconocida a nivel mundial como la mejor fabricante de robots aspiradores. Hoy en día damos por sentado esta tecnología, pero no debería dejar de sorprendernos tener en casa un robot limpiador. ¿Qué nos depararán los próximos años? Seguro que desde iRobot nos siguen sorprendiendo.