Qué drone comprar

Los drones no son ninguna novedad, aunque no lo parezca llevan usándose ya desde la segunda guerra mundial. Pero lo que si está claro es que los vehículos no tripulados de ahora son mucho más sofisticados que los antiguos globos con bombas que utilizaban los soldados para entrenar a los operarios de los cañones antiaéreos.

Con los avances tecnológicos los humanos somos capaces de crear temibles drones militares para el combate, y al mismo tiempo, utilizar la misma tecnología para fines lúdicos, para entretenernos y pasar un buen rato.

El aumento de su demanda junto con la bajada de su precio ha hecho que los drones se conviertan en un espectáculo cada vez más común en el cielo. ¿Eres de los que aún no tiene uno?

Nuestra selección: los mejores drones:

Todavía estás a tiempo de unirte a la revolución de los drones, pero, ¿por donde empezar? ¿Qué done es el adecuado para mí?

No te preocupes, tanto si eres un principiante con un presupuesto ajustado, o un experto con la cartera llena, hay un drone para ti.
Estás son las mejores opciones del mercado actualmente:

El mejor drone para inexpertos:

Nuestra elección: Mini Drone Rolling Spider de Parrot
Precio: 95€

Es lo suficientemente compacto para caber dentro de la palma de la mano y tiene 65g de peso. Pero que no te engañe su tamaño, este drone es mucho más de lo que parece.

En la línea de otros drones de la marca, el montaje del Rolling Spider es un proceso bastante simple. Dos ruedas gigantes a los lados unidas por un eje y acopladas al cuerpo del drone mediante un sistema de click en la parte superior.

Estas ruedas son extraíbles, pero sirven para varios fines: proteger las hélices de chocar contra las paredes, esquinas o partes del cuerpo que inevitablemente se interpondrán en su camino, amortiguar los golpes contra el suelo y hacer posible que el drone desplace por suelos, techos y paredes, así que no solo puede volar, también puede rodar.

La carga del Mini Drone Rolling Spider a través de su cable Micro USB será algo que te acostumbrarás a hacer ya que su batería tiene una duración de sólo 8 minutos (o de 6 minutos si tiene las ruedas puestas), que puede fluctuar dependiendo de la frecuencia con la que se golpee con obstáculos y comience de nuevo. Cuando el proceso de carga se haya completado (90 minutos), veremos que los indicadores Leds rojos se tornan en verde, lo cual indica que está listo para el despegue.

El Rolling Spider se puede pilotar a través de una aplicación gratuita para smartphones (FreeFlight 3, disponible tanto en iOs, Android como en Windows Phone) que hace que volar sea mucho más sencillo y accesible, tanto es así que incluso se pueden realizar vuelos en interiores. La conexión entre dispositivos es automática si tienes el Bluetooth activado.

Con grandes botones en la pantalla y 3 modos de control, manejar el drone a través del smartphone es una tarea muy sencilla, como si tuviésemos un mando a distancia. A partir de aquí podemos realizar vueltas en el aire y giros de 90º y 180º.

Ajustes, tales como la velocidad y la altitud máxima, se pueden configurar en la aplicación FreeFlight 3. Esta es una característica muy útil, ya que cuando se vuela en el interior se puede establecer un techo virtual para evitar posibles choques contra el de verdad. Sin estas restricciones, el Mini Drone Rolling Spider tiene un alcance de 20 m y una velocidad máxima de 18 km/h.

No solamente despega desde una base, también lo puede hacer en caída libre ya que sus motores arrancan cuando lo sueltas.

Este vehículo no tripulado también tiene una cámara incorporada de 0.3 megapíxeles para tomar imágenes fijas que, aunque no sea tan buena como la del AR Drone 2.0, será suficiente para capturar las miradas sorprendidas de los que está cerca.

Está disponible en 3 colores: rojo, azul y blanco, y viene con un lote de pegatinas para poder personalizarlo.

Podemos comprar adicionalmente más baterías por 14€ para que nada interrumpa tu vuelo, así como un juego de hélices de recambio por 8€. Por su gran estabilidad y su sencillo manejo es perfecto para una primera toma de contacto con el mundo drone, pero si lo que quieres son fotografías y videos de más calidad, entonces tendrás que adquirir otro dispositivo más sofisticado.

El drone más barato:

Nuestra elección: Cheerson CX-10 de Pixnor
Precio: 24€

Han sido muchos los mode