Roomba 886

Cada modelo de Roomba es avalado por años de eficacia e innovación. No es por nada que los Roomba sean los robots aspiradores más vendidos del mundo.
Y aunque iRobot lleve años fabricándolos, cada vez nos sorprenden con alguna novedad.

Hoy vamos a ver porqué el Roomba 886 es uno de los robots aspiradores más interesante, analizando todas sus características para ver todo lo que tiene que ofrecernos.

Características del Roomba 886

Este es el nuevo iRobot Roomba 886

Como puedes adivinar, el diseño circular tan característico de la marca no ha desaparecido. Lo que si diferencia unos modelos de otros es el color, y en este caso es un elegante color plateado con el círculo central en negro.

El aspirador robótico cuenta con un parachoques en la parte delantera, para reducir el impacto del choque; así como varios se en diferentes lados que impiden que el Roomba se caiga por las escaleras.

En la parte de abajo podemos ver un trío de ruedas que ayudan al robot a desplazarse, el depósito del polvo, el compartimento de la batería, el cepillo y los dos extractores AeroForce, la gran novedad de la serie 800.

Todo esto nos sonará muy familiar si ya hemos tenido otro Roomba, o conocemos los productos de iRobot. Pero vamos a desgranar más profundamente todo lo referente a este dispositivo.

Como todos los Roomba, el modelo 886 es muy fácil de utilizar y de poner en funcionamiento. No requiere ningún conocimiento técnico, con pulsar un botón el robot estará listo para ponerse a limpiar durante un ciclo completo.

Para que comience a limpiar, podemos optar por pulsar el botón Clean, o programarlo para que se inicie automáticamente un día y una hora determinados.

Este robot aspirador puede limpiar tanto suelos duros, como alfombras y moquetas, y el resultado es muy bueno en los dos casos.

Se nota una clara diferencia entre la serie 800 y las anteriores (la 600 y la 700) en cuanto a rendimiento, y está claro que el robot está mucho más cómodo en suelos blandos (alfombras y moquetas).

Una vez que lo enciendes, se ve que se toma unos segundos dando vueltas circulares para reconocer el terreno antes de ponerse a limpiar. Esto le da una idea de cómo hacerlo de la manera más eficiente.

Cuenta con 3 diferentes formas de limpiar:

  • Navegación iAdapt: mediante una completa serie de sensores, el robot se desplaza por la habitación cambiando de dirección al toparse con un objeto. Esto también le permite limpiar las esquinas y los bordes de las paredes.
  • Spot: Es un modo para recoger la suciedad localizada. Limpia con un movimiento en espiral abarcando una superficie de 1 metro cuadrado.
  • Dirt Detect: Es la limpieza de varias pasadas para cuando detecta una suciedad acumulada. El Roomba activa este modo el mismo, y se puede ver mediante una lupa azul en su pantalla.

La suciedad es recogida mediante su cepillo lateral y sus extractores centrales, y llevada a la apertura de succión hasta el depósito de suciedad. Los modelos antiguos cuentan con cepillos de cerdas en vez de los nuevos extractores de goma, lo cual es una fuentes de atascos y de errores.

Por suerte, con esta nueva generación de cepillos, los enredos se han acabado, y no es necesario tanto mantenimiento, lo cual es una alegría. Este cambio ha hecho que la serie 800 pueda recoger hasta un 50 % más de suciedad, polvo, pelo y residuos.

Está comprobado que cubren la mayor parte la habitación, y sólo quedan sin limpiar los rincones más estrechos. En estos casos se podría pensar que un diseño cuadrado llegaría mejor a estas zonas difíciles, pero las pruebas han demostrado que no.

Otro punto práctico es el indicador del depósito de suciedad. Gracias a esta característica podemos saber cuando tenemos que vaciarlo, ya que aparecerá un dibujo de una papelera en color rojo en la pantalla del robot.

La compañía también ha incluido un accesorio muy útil, un Virtual Wall Lighthouse, que es mucho más que una pared virtual. Tiene dos funciones, decirle a la Roomba donde empieza y acaba una habitación, para que pueda ir limpiando ordenadamente; y bloquearle el paso para que no pueda limpiar por donde no quieres.

Lo más destacado del Roomba 886

Una de las mejores características de los Roomba es su capacidad para volver automáticamente a su base de carga cuando termina un ciclo de limpieza o cuando se le esta terminando la batería. Creo que es una de las mejores funciones de un robot aspirador, o por lo menos la que más piensa en los usuarios.

Si queremos que vuelva a recargarse aunque no haya acabado, también podemos pulsar el botón Dock, y dejará la limpieza inmediatamente.

Y hablando de recargarse, tarda alrededor de 4-5 horas en cargarse completamente, mientras que su autonomía es de menos de dos horas, tiempo suficiente para limpiar 3 habitaciones.

Otra de las cosas a destacar es su filtro HEPA, integrado en el depósito de suciedad. En este filtro se van a quedar atrapados gérmenes, polvo y pelos de mascotas, y no van a volver al aire de la habitación. Por lo tanto, el aire quedará más limpio y puro que antes de la limpieza del Roomba.

Esto es beneficioso para todos, pero especialmente para las personas que tienen alergia al polvo o a los pelos de los animales.

Sin embargo, hay ciertas características que echamos de menos en la Roomba 886. Vivimos en la época de las aplicaciones móviles, y estaría muy bien disponer de una aplicación para smartphone con la que pudiésemos poner en marcha el robot, ver sus estadísticas de limpieza y que nos informase de todos los errores.

¿Por qué deberías comprar un Roomba 886

Aunque no es un producto barato, el Roomba es una bendición para todos aquellos que tienen una vida de trabajo ocupada, y no tienen tiempo de hacer las tareas de casa ellos mismos.

Con el robot Roomba 886 automatizaremos la tarea de limpiar los suelos, con un mantenimiento mínimo. Al llegar a casa, el suelo estará limpio cada día.

La marca iRobot lleva varias décadas en el mercado de los robots aspiradores. Además de varios modelos para uso militar, la compañía fue la primera en desarrollar estos robots domésticos, y aún hoy son sinónimo de calidad y eficacia. Esto nos da la garantía de que estamos comprando un producto más que probado, y que no nos va a defraudar.

El Roomba 886 es perfecta para ti si:

  • La superficie a limpiar es de 100 m2 (o menos), o si tienes varias plantas de ese tamaño.
  • Tienes alergia al polvo o al pelo de los animales.
  • Tienes mascotas en casa.
  • Quieres un robot aspirador con mucho rendimiento y poco mantenimiento.