Aceite de almendras dulces para la cara

El aceite de almendras dulces se ha empleado durante siglos por sus beneficios para la salud y la belleza, mucho antes de que la ciencia descubriese todas las bondades de este aceite.

Ahora sabemos que el aceite es rico en vitamina E, ácidos grasos monoinsaturados, proteínas, potasio y zinc, además de otras vitaminas y minerales, lo que explica por qué es tan bueno para nuestro corazón, piel y cabello.

El aceite de almendras dulces proviene exclusivamente de almendras comestibles (Prunus amygdalus var. dulcis). Es el aceite popularmente utilizado para el cuidado de la piel y el cabello, aunque también tiene muchos usos culinarios.

El aceite de almendras sirve para la piel del rostro

Vamos a ver cómo podemos usar este maravilloso regalo de la naturaleza para mejorar nuestra belleza, usándolo como una crema facial normal.

Para una limpieza profunda de la piel

El aceite de almendras dulces tiene una textura ligera y puede penetrar fácilmente en las capas profundas de la piel, suavizando y eliminando la suciedad acumulada en los poros de la piel y en los folículos capilares. Esto previene los puntos negros y el acné. Gracias a su contenido en vitamina A, incluso puede ayudarte a reducir los brotes de acné.

El aceite de almendras se puede usar con seguridad en pieles sensibles, ya que es menos probable que cause reacciones alérgicas. Es perfecto para eliminar el maquillaje, incluso del contorno de los ojos. Impregna el aceite en un disco de algodón y aplícalo en la cara. Deja que permanezca durante 2 minutos, y luego límpialo suavemente con un nuevo disco de algodón.

Y si quieres eliminar las células muertas del rostro, haz un exfoliante natural con aceite de almendras y azúcar fina. Mézclalos y aplícalos en la cara, trabajando en círculos para levantar suavemente la suciedad y las células muertas. Acláralo con agua y repite el proceso cada semana.

Para eliminar las ojeras y las bolsas de los ojos

Si tienes ojeras y bolsas debajo de los ojos, el aceite de almendras dulces puede ayudarte. Aplica un poco de aceite todas las noches antes de acostarte. Verás una diferencia notable en aproximadamente dos semanas.

Para reducir las arrugas finas y otros signos de envejecimiento

Las arrugas finas y líneas de expresión comienzan a aparecer a medida que envejecemos debido al adelgazamiento de la piel y la pérdida de colágeno debajo. El estrés oxidativo es una de las razones principales por las que se deteriora la capa de colágeno.

El aceite de almendras dulces contiene vitamina E, que es uno de los antioxidantes más potentes conocidos. AUnque no puede compararse con el uso de una crema antiarrugas, la aplicación regular de este aceite, puede proteger tu piel contra el estrés oxidativo y el daño de la radiación UV, manteniéndola suave y flexible.

También ayuda a reparar parte del daño causado a la capa de colágeno, ya que el aceite de almendras dulces es especialmente rico en proteínas, y proporciona los aminoácidos necesarios para la formación de colágeno.

Además, una aplicación externa puede prevenir la deshidratación al reducir la pérdida de humedad de la piel.

Para reparar la piel después del sol

La exposición al sol puede inflamar la piel y causar enrojecimiento y dolor. Aplicar aceite de almendras dulces sobre esta piel irritada puede ser un alivio rápido.

Este aceite también sirve para aclarar el bronceado no deseado. Mezcla una cucharadita de miel con unas gotas de jugo de limón y aceite de almendras. Frótalo con los dedos en la zona que quieres aclarar, y déjalo así durante una hora. Después acláralo con agua.

Para aliviar el eccema y la psoriasis

Estos problemas son causados por las propias reacciones del cuerpo a desencadenantes externos e internos, pero pueden dejar la piel de las áreas afectadas seca y con comezón.

Lo mejor que podemos hacer, es mantener la piel afectada suave e hidratada para reducir el picor. El aceite de almendras dulces puede ayudar. Al ser un aceite suave e hipoalergénico, hidrata la piel sin irritarla aún más.

Utiliza el aceite solo, o mézclalo con otros aceites esenciales para obtener mejores resultados.
Por ejemplo, el aceite de jojoba puede formar una capa protectora sobre la piel dañada, previniendo la pérdida de humedad y la entrada de microorganismos. Pero el aceite de jojoba es un aceite fuerte que puede irritar la piel sensible, sin embargo, se tolera mejor cuando se diluye con aceite de almendras.

Para una piel sin defectos

El aceite de almendras dulces es suave, y tiene propiedades hipoalergénicas que lo hacen ideal para las pieles sensibles también.
Otra razón por la cual el aceite de almendras es tan bueno para la piel es porque es rico en vitamina E, que es un antioxidante muy efectivo. Aplica el aceite regularmente en tu rostro, y combatirás el estrés y el daño UV con facilidad.

Para eliminar el maquillaje

El aceite de almendras dulces es muy suave para la piel, y es muy efectivo eliminando el maquillaje. Impregna unas gotas de aceite de almendras en un disco de algodón, y retira el maquillaje. El aceite de almendras también nutrirá y suavizará tu piel, a la vez que elimina los restos de maquillaje de tu cara.

Aceite de almendras para hidratar los labios

Además de suavizar e hidratar tus labios, elimina las manchas oscuras e intenta igualar el color de los labios. Puedes mezclar el aceite de almendras con miel y leche, aplicando esta mezcla en tus labios durante 30 minutos o dejándolo toda la noche.

A la mañana siguiente, lávate con agua fría y repite este procedimiento diariamente durante 2-3 meses para ver la diferencia.