¿Puede el aceite de coco eliminar las arrugas?

¡Los signos de envejecimiento son una pesadilla para cualquiera! Todos sentimos que las arrugas pueden arruinar nuestra belleza, hacernos parecer más viejos.

Lo peor de las arrugas es que tienden a hacerse más profundas con el tiempo y es muy importante tratarlas tan pronto como empiezan a aparecer. Los tratamientos son muy variados, pero uno que lleva utilizándose años es el aceite de coco.

1

Este ingrediente natural tiene muchos beneficios para la salud, y es genial también para la piel. Sus componentes pueden ayudarte a conseguir una tez más hidratada, nutrida y tersa pero, ¿puede realmente eliminar las arrugas?

Es lo que voy a desvelar a continuación. ¡Atenta!

¿Qué es el aceite de coco?

Probablemente no tenga que decirte que el aceite de coco es el aceite que se deriva de los cocos, eso es evidente. Pero son los componentes que forman el aceite lo que es importante señalar aquí.

De acuerdo con algunos estudios, el ácido láurico que se encuentra en el aceite de coco puede tener propiedades antimicrobianas, lo que puede ayudar a matar las bacterias de la piel y reducir la inflamación.

Además, contiene altos niveles de ácido linoleico, un ácido graso omega-6 insaturado, que puede ser usado como emoliente y calmante de la piel para ayudar a que se vea y se sienta suave como la seda.

También exfolia la capa externa de células muertas de la tez, haciendo que el cutis sea más suave. Tiene altas cantidades de vitamina E, un nutriente esencial para el crecimiento saludable de la piel, la reparación y la prevención del envejecimiento prematuro.

Sus beneficios antiarrugas se derivan de sus propiedades hidratantes antienvejecimiento. Cuando es absorbido por la piel y los tejidos conectivos, el aceite de coco ayuda a reducir la aparición de líneas finas y arrugas, ayudando a mantener la piel fuerte y flexible.

¿Es seguro?

A menos que tu cutis sea especialmente propenso a los molestos brotes, el aceite de coco puede hacer maravillas para la piel, gracias a su gran densidad de nutrientes.

Sin embargo, si tus poros tienden a obstruirse fácilmente y los puntos negros son la pesadilla de tu existencia, tal vez quieras evitarlo, por ser pesado y considerado como uno de los aceites más comedogénicos del mercado (es decir, es más probable que provoque uno o dos granos).

O bien, se puede aplicar exclusivamente en el cuerpo que tienen muchas menos glándulas sebáceas que la cara y el cuero cabelludo.

¿Puede eliminar las arrugas?

Debido a su popularidad, el aceite de coco se ha sometido a un exhaustivo escrutinio por parte de los investigadores para ver claramente cuales son sus efectos sobre la tez.

Sin embargo, los estudios que apoyan apoyan su uso para el tratamiento de las arrugas no son concluyentes.

Ciertos estudios han observado las posibles propiedades curativas de las heridas del aceite de coco. Sus efectos en ratas revelaron un tiempo de curación más rápido en las heridas. Los investigadores atribuyeron esto al aumento de los componentes de colágeno del producto.

El colágeno en sí es importante para mejorar la elasticidad de la piel. De hecho, esto es lo que hace que tu cutis esté firme y no tenga arrugas. Pero con el tiempo, la cantidad de colágeno se va reduciendo de forma natural, causando líneas finas y arrugas.

Si bien el estudio anterior muestra algunos beneficios potenciales del aceite de coco para aumentar la formación de colágeno, es necesario realizar más investigaciones para comprender su función en el tratamiento de las arrugas.

En general, el problema con el aceite de coco es que no requiere de pruebas de investigación y eficacia antes de que se pueda comercializar. Sus beneficios antiarrugas, si es que los tiene, serán más bien modestos.

Cómo usar el aceite de coco

Si quieres probar si este ingrediente puede ayudarte en tu rutina de cuidado de la piel, puedes usarlo en lugar de la crema hidratante facial o corporal.

Simplemente caliéntalo en la mano y aplícalo cual si fuera una crema ligera sobre el rostro, con movimientos circulares. Hazlo por la noche antes de irte a dormir para que actúe durante toda la noche.

El aceite de coco también es una forma efectiva de eliminar el maquillaje después de un largo día. El aceite no sólo atrae la suciedad y las impurezas, sino que también es un agente natural antibacteriano.

Para usarlo como desmaquillador, simplemente frótalo en las palmas de las manos para calentarlo y licuarlo, y comienza a masajearlo sobre el rostro, disolviendo lentamente la suciedad y los restos de maquillaje.

Para terminar, aclara con agua tibia y sécate con un tissue a palmaditas.

Consejo: Si usas mucho maquillaje, considera la posibilidad de usar la técnica de doble limpieza y repite los pasos anteriores para asegurarte de que hasta el último rastro de la base de maquillaje y del rímel se ha disuelto completamente.

Cuál utilizar

Pero como con todo lo que aplicamos a nuestra piel, la calidad es la clave. El aceite de coco de baja calidad puede ser altamente procesado (y posiblemente contaminado), lo que puede provocar brotes y otras irritaciones.

Para evitar cualquier problema, lo mejor es atenerse a una cierta fórmula al hacer la compra: aceite de coco purificado y prensado en frío en forma líquida.

Conclusión

Si no tienes una piel propensa a los brotes, el aceite de coco puede ayudarte a nutrir e hidratar tu cutis, e incluso puede mejorar su elasticidad y firmeza.

Sin embargo, no esperes una reducción visible de las arrugas, ya que no tiene la capacidad de eliminarlas.

Una alternativa mejor es usar una crema antiarrugas efectiva que cuente con los activos necesarios para poder prevenir y tratar las líneas de expresión y los surcos. También hay opciones si eres chico.

¿La que más me gusta? Sin duda la de Nezeni Cosmetics, la más efectiva y natural (y además unisex).