Alimentos que fortalecen el pelo

El cambio estacional, el estrés o ciertos desarreglos hormonales son algunos de los principales factores que causan que el cabello se vaya debilitando poco a poco y se caiga.

Si has notado que últimamente se te cae más el pelo de lo habitual, es hora de poner remedio y la alimentación, una vez más, será tu mejor aliado. Aquí te muestro algunos de los alimentos que fortalecen el pelo.

1

Perder pelo es una de las cosas que más preocupan tanto a los hombres como a las mujeres. Aunque la alopecia y la pérdida de densidad capilar siempre haya estado estrechamente ligado con el género masculino, lo cierto es que no sólo es cosa de hombres.

Las mujeres, debido a cambios hormonales o al estrés, por ejemplo, también lo sufren y lo llevan aún peor si cabe.

Cómo combatir la caída del pelo

Combatir la caída del cabello dependerá fundamentalmente de la causa - o causas - que la provoquen. Por ello, es fundamental determinar cuál es el motivo concreto que está provocando el problema para poder combatirlo de raíz (y nunca mejor dicho).

Si la caída del pelo está provocada por una alopecia, no se puede hacer nada. En este caso, la mejor solución es optar por un tratamiento capilar específico como un implante de pelo, sin duda, una de las técnicas más demandadas del momento y una de las mejores alternativas para aquellas personas (sobre todo hombres) que han visto como, poco a poco, su pelo se iba cayendo.

Sin embargo, si la causa de la caída del cabello se debe a otros factores (estrés, cambios hormonales, la llegada de la primavera o el otoño, …) es más fácil revertir esta situación. Tomar un suplemento alimenticio o usar un champú anticaída o un tratamiento específico, por ejemplo, un serum para fortalecer las pestañas, será de gran ayuda a la hora de fortalecer el cabello que está debilitado para poder evitar su caída.

Además, también es importante que cuides tu alimentación y que introduzcas alimentos que fortalecen el pelo. Aquí te muestro algunos de los alimentos que deberían formar parte de tu dieta si quieres evitar la caída del cabello.

Alimentos que fortalecen el pelo

Legumbres

Las lentejas, los garbanzos o las judías son algunas de las legumbres que aportan proteínas, niacina, hierro, zinc y biotina. Estos nutrientes son esenciales para fortalecer el cabello y evitar su rotura. Además, la biotina tiene un papel fundamental en el crecimiento del cabello: fortalece el folículo piloso y los tallos, reparando el cabello dañado o debilitado.

Por otro lado, también contienen cobre que ayuda a mantener la densidad capilar y favorece la síntesis de la melanina, retrasando así la aparición de las canas.

Frutos secos

Gracias a su alto contenido en vitaminas del grupo B y E, con potentes propiedades antioxidantes, los frutos secos ayudan mantener el cabello más sano, con más densidad y también más brillante. También son ricas selenio, un mineral que no puede faltar en el organismo si quieres fortificar el cabello y las uñas.

Te recomiendo las nueces, las almendras y, en especial, las pipas de calabazas que, además de estar muy ricas, contienen una gran cantidad de zinc, un mineral fundamental en la prevención de la caída del pelo.

Aguacate

El aguacate es uno de los alimentos que son tendencia y no es para menos. Rico en ácidos grasos Omega 3 y vitaminas E y B, el aguacate favorece un correcto mantenimiento del cabello. ¿El resultado? Pues, muy sencillo. Su consumo habitual (y moderado) te ayudará a tener un pelo más fuerte y brillante.

Lo puedes tomar en el desayuno con una tostada de pan, untado como si fuera mantequilla, hacer guacamole o añadirlo a tus ensaladas para dar un toque extra de sabor. ¡Cualquier forma de comerlo es buena!

Semillas de Chía

Este superalimento es muy rico en proteínas, zinc y grasas saludables, como el Omega 3, nutrientes esenciales que tienen un papel fundamental a la hora de fortalecer el cabello y prevenir su caída.

Tomadas con leche, yogur o como un ingrediente más de tus bowls de frutas serán el perfecto aliado para cuidar no sólo la salud de tu organismo, sino también la capilar.

Huevos

Los huevos son una fuente importante de proteínas, un macronutriente esencial que necesita el cabello para mantenerse fuerte y sano. Además, también son ricos en biotina, otra vitamina especialmente importante a la hora de prevenir la caída del pelo.

Puedes tomarlos cocidos, fritos, en tortilla o, si lo prefieres, también puedes hacerte una mascarilla mezclando una o dos yemas de huevo y una cucharada de aceite de oliva. Una vez mezclado ambos ingredientes, se debe aplicar sobre el cabello (sobre medios y puntas sólo en caso de que el pelo sea graso) y dejándola actuar unos 10 minutos.

Carnes magras y blancas

Las carnes magras (lomo o solomillo) y las blancas (pollo, pavo o conejo) contienen una gran cantidad de proteínas por lo que son imprescindibles para garantizar el crecimiento y la regeneración del cabello.

El pelo está compuesto principalmente por queratina, una proteína esencial para mantenerlo sano, fuerte y bonito. Por ello, se recomienda optar por alimentos ricos en proteínas para potenciar la producción natural de esta sustancia.

Pescado azul

Rico en ácidos grasos como el Omega 3, el pescado azul (salmón, atún, sardinas) también es una importante fuente de proteínas, hierro y vitaminas D y B12. Este cóctel de nutrientes tiene un efecto antiinflamatorio, aporta luminosidad y brillo y, además, favorece el crecimiento normal del folículo piloso.

Así que, si quieres prevenir la caída del cabello, deberías incluir el pescado en tu dieta, aunque no te guste demasiado.

Verduras crucíferas

Las verduras crucíferas pertenecen a la familia Brassicaceae y destacan principalmente por ser un fuente importante de vitaminas y minerales, como el betacaroteno, la vitamina C o el azufre. La vitamina C estimula la producción de colágeno, mientras que el azufre previene que las uñas y el pelo se debiliten.

Las coles, la rúcula, la coliflor, el brócoli, la col rizada, el repollo, el nabo o el rábano son algunas de las verduras crucíferas que ya deberían formar parte de tu alimentación si quieres asegurarte de que tu pelo no tenga ninguna carencia.

Lácteos

Productos lácteos como la leche, el yogur o el queso son ricos en calcio, una sustancia que, además de ser imprescindible para fortalecer los hueso, también lo es para el cabello y las uñas.

En caso de que no te guste la leche, procura tomar otro tipo de lácteos como el yogur griego, el queso o yogures con algún sabor. También puedes mezclarlo con frutas para crear deliciosos y saludables bowls.

Cítricos

El kiwi, la naranja o el limón son algunas de las frutas cítricas que deberías tomar si últimamente has notado que se te cae el pelo más de lo normal. Al ser ricos en vitamina C, los cítricos estimulan la producción del colágeno, una sustancia fundamental para que el cabello se fortalezca y no se caiga.

Cereales

Por otra parte, cereales como el germen de trigo o la levadura de cerveza aportan vitalidad y fuerza al cabello, frenando su caída.

Además de ser ricos en fibra, un nutriente que ayuda a restaurar la cutícula capilar desde la raíz hasta las puntas, también son una importante fuente de vitamina B, calcio, cobre, hierro o niacina, principales propulsores del crecimiento del cabello y de la producción de queratina.