¿Qué aspirador ciclónico comprar?

Los aspiradores ciclónicos son la mejor herramienta para limpiar tus suelos en profundidad de forma manual. Gracias a su sistema de ciclones, no es necesario la utilización de bolsas, y la succión se mantiene constante durante toda la limpieza.

Encontrar el mejor aspirador ciclónico entre todos los que hay es una tarea difícil. Pero en este artículo he elegido sólo los mejores, para que puedas encontrar fácilmente el que mejor se adapta a ti.

El aspirador Compact Power Cyclonic RO3753 de Rowenta, es la mejor opción si quieres calidad y eficiencia a un buen precio.

Es una aspiradora de trineo que cuenta con 750 W. Pero no te dejes engañar por su potencia, ya que aunque no parezca muy alta, reduce el uso energético a la mitad, sin sacrificar el rendimiento, llegando incluso a equipararse a los modelos de 2000 W. Eso lo vas a poder comprobar nada más ponerlo en funcionamiento.

Su sistema se compone de un ciclón, y puede separar perfectamente la suciedad del aire, manteniendo la succión constante. Todas las partículas que no quedan atrapadas en el ciclón, son retenidas en sus dos filtros, uno de espuma, y otro de alta eficiencia que captura hasta las partículas más pequeñas.

Así puede recoger prácticamente toda la suciedad que se encuentra a su paso. Y una vez recogida y almacenada en su depósito de 1,5 litros, la podrás elimina fácil y cómodamente sin manchar y sin que el polvo vuelva al aire.

Los niveles de ruido del Compact Power Cyclonic RO3753 son normales, alcanzando los 79dB en su posición máxima.

Lo mejor del aspirador de Rowenta es que cuenta con una eficiencia energética A, pudiendo limpiando todo tipo de suelos con un rendimiento excepcional.

Además del cepillo estándar (para suelos duros y blandos), incluye un cepillo para parquet, un tubo telescópico, y una boquilla que se transforma en un cepillo pequeño, perfecta para eliminar la suciedad de los recovecos o del coche. Todos ellos son muy fáciles de acoplar y limpiar.

Su uso es muy cómodo, ya que cuenta con una rueda delantera que gira 360º para poder moverse libremente por el suelo, y la longitud del cable es de 6,2 m, más que suficiente para limpiar toda la casa sin tener que andar enchufando y desenchufando constantemente.

Si quieres lo mejor para aspirar los suelos, y el presupuesto no es problema, te recomiendo el Dyson Ball Allergy, el aspirador ciclónico por excelencia.

Cuando compras un Dyson, ya no vuelves a pedir un aspirador, pides un Dyson. Y es por algo. Aunque el precio de este aspirador de trineo es elevado, sus prestaciones y eficiencia merecen la pena.

Los Dyson tienen la mejor succión que he visto en un aspirador. Y esto es gracias a la tecnología Radial Root Cyclone, que cuenta con varios ciclones que maximizan la potencia de succión.

En cada uno de ellos se separan hasta las partículas microscópicas del aire (esporas, polen, alérgenos, etc.), y por eso no pierde succión y el aire retorna limpio a la habitación. Por eso es un aspirador muy recomendable sobre todo para las personas que tienen alergias.

Su depósito de 2 litros no puede ser más fácil de vaciar. Sólo necesitas apretar un botón para deshacerte de toda la suciedad sin tocarla.

Además de la succión, otro de los puntos fuertes del Dyson Ball Allergy es su fácil manejo. Se puede dirigir fácil y cómodamente hasta en los lugares más difíciles, ya que gira sobre un punto, haciendo posible que realice giros cerrados. Por eso evita los obstáculos como ningún otro.

También llega bastante lejos con sus 6.5 metros de cable. Y al igual que el Rowenta, su eficiencia energética es A y el nivel de ruido es normal, alcanzando los 77 dB.

Sus accesorios permiten la limpieza de todo tipo de superficies.

Una opción mucho más económica es el Polti Forzaspira C110, un aspirador ciclónico de trineo que resulta una buena alternativa para todos aquellos que quieren una aspiradora sin bolsa, a un precio más que reducido.

Es una opción realmente interesante, ya que aúna todas las características de los aspiradores ciclónicos, sin vaciarte los bolsillos.

Estas características incluyen:

Además de todas estas características, el Polti Forzaspira C110 es un modelo bastante compacto y más ligero que sus competidores.

El nivel de ruido es de 79dB, muy similar a los modelos anteriores.

Pero en lo que si se diferencia, es en su eficiencia energética. Mientras que el Rowenta y el Dyson cuentan con A, el modelo de Polti sólo llega a E. Esto va a repercutir en el consumo anual de electricidad, ya que el Polti consume el doble de kilovatios/hora que los otros modelos.

El sistema ciclónico no es exclusivo de los aspiradores de trineo, y también se puede encontrar en otro tipo de aspiradoras.

Uno de los mejores que vas a poder encontrar es el Conga Duo Stick Easy, un aspirador vertical que se transforma en un aspirador de mano, para poder limpiar todos los rincones de la casa.

Pequeño y compacto, es muy fácil de guardar y de manejar con una sola mano. Y aunque de tamaño reducido, cuenta con una potencia de 800 W que garantiza una succión constante.

Su rendimiento energético es completamente eficiente, ya que cuenta con una eficiencia energética A. Limpia mucho y consume muy poco.

Incluye un filtro HEPA lavable que atrapa la gran mayoría de las bacterias y alérgenos presentes en el aire. Y el resto de la suciedad se queda atrapado en su depósito extraíble de 1 litro que se puede vaciar fácilmente pulsando un botón.

El aspirador tiene un cable de 4,5 metros, así que no hay que esperar a que se cargue como otros aspiradores verticales. Y gracias a su sistema parking se puede mantener en posición vertical sin tener que apoyarlo.

Y además incluye 2 accesorios, una boquilla para tapizados, y otra más estrecha para los sitios difíciles.

¿Cómo funciona un aspirador ciclónico?

El problema de las aspiradoras convencionales, es que aspiran el aire sucio y lo llevan directamente a la bolsa. Allí depositan la suciedad, pero el aire todavía polvoriento, es devuelto a la habitación.

Cuanto más tiempo se utilice el aspirador, más se llena la bolsa. Y a medida que ésta se llena, la cantidad de aire que puede retener disminuye, por lo que su capacidad de succionar más suciedad se reduce gradualmente.

Cuanto más tiempo estés sin quitar la bolsa de suciedad, menos succión tendrá la aspiradora. Pero retirar la bolsa es una molestia, y el polvo se saldrá por todas partes.

Por suerte, a finales de la década de 1980, un ingeniero británico llamado James Dyson decidió que era hora de inventar algo mejor.

Dyson decidió resolver este problema eliminando la bolsa, y diseñó un dispositivo de filtración de aire "ciclónico". ¿Cómo funciona este sistema? La corriente de aire se mueve a través de uno o más cilindros, en una trayectoria en espiral a gran velocidad. Hacer girar el aire polvoriento es una manera muy efectiva de separar el polvo del aire.

Este mismo principio se utiliza en las lavadoras para centrifugar el agua de la ropa al final del ciclo de lavado. A medida que el tambor gira a gran velocidad, la ropa se desplaza al borde, y todo el agua se expulsa a través de los diminutos agujeros del tambor.

De la misma manera, la corriente de aire en espiral experimenta una poderosa fuerza centrífuga, y todas las partículas de suciedad son arrojadas hacia afuera, lejos de la corriente de aire.

De esta forma, la suciedad se separa del aire sin utilizar ningún tipo de filtro. Simplemente se acumula en la parte inferior del cilindro, y el aire ya limpio, podría ser devuelto a la habitación. Esto proporciona una potencia de succión más alta y continua.

El ciclón es la parte más importante de este tipo de aspiradoras. Se trata de una pieza en forma de cono con pequeños agujeros en la parte superior.

El aire entra en el cono, y las partículas de suciedad se arremolinan hasta el borde, cayendo hacia abajo y acumulándose en la parte inferior, mientras el aire se extrae a través de los agujeros de la parte superior.

Este sistema ciclónico puede tener varias etapas de filtrado, contando con uno o varios ciclones. Los ciclones más pequeños eliminan partículas de suciedad mucho más finas. Y todo lo que no se ha filtrado por la fuerza centrífuga, se queda retenido en los filtros, para que el aire que vuelva a la habitación esté limpio.

Este sistema ciclónico es una notable mejora con respecto a las aspiradoras tradicionales. No tiene bolsas que reemplazar, la máquina mantiene un flujo de aire bastante constante y la succión no disminuye a medida que se absorbe más suciedad.

A mediados de los años noventa, los aspiradores ciclónicos se convirtieron en los más populares, y son las aspiradoras basadas en este diseño, las que ahora se venden en todo el mundo.

Recomendaciones