Auriculares para Gaming:

Esta es nuestra selección con los mejores auriculares para gaming: sonido, diseño y comodidad. Sumérgete en la experiencia de jugar con unos buenos cascos para gamers.

El mundo del gaming ha evolucionado a un ritmo bestial en tan solo unos pocos de años.

Ahora podemos encontrar centenares de productos para gaming en cualquier tienda de informática o de videojuegos.
El mercado se ha multiplicado por infinito en poco más de un lustro, y eso permite a los usuarios tener muchas opciones entre las que escoger. Y también quedar completamente abrumados por todo lo que hay disponible.

Pero no te preocupes, te traemos una completa guía para poder escoger con acierto los nuevos cascos para un gamer como tú.

Auriculares gaming, para gamers

Te traemos los mejores cascos para gamers del año 2019. Un recopilatorio en el que desfilan marcas tan potentes como Kingston, Razer o Logitech con varios de sus auriculares gamers estrella.

Un lugar en el que te lo vamos a explicar todo con pelos y señales para que sepas perfectamente qué ofrece cada producto en materia de conexiones, de calidad de sonido o incluso de diseño.

Los mejores cascos para gaming de 2019

Si vas a lanzarte a la compra, hay que tener muchos factores en cuenta. Por suerte, nos hemos encargado del trabajo duro y aquí te mostramos una selección con los productos más interesantes.

Toma asiento y prepárate, esta completa guía de auriculares gaming tiene muchísimas cosas que contarte, y todas ellas interesantes.

Astro Gaming A50

El mejor

ASTRO Gaming A50
ASTRO Gaming A50

Producto de gama alta, no apto para todos los bolsillos. A cambio ofrece las mejores prestaciones del mercado.

319 € en Amazon.es

Características:

Diseño

De apariencia futurista y con un acabado pensado para los amantes del gaming, los auriculares con micrófono Astro Gaming A50 vienen en dos versiones diferentes en función del tipo de plataforma en el que se quieran utilizar. Por una parte está el dedicado a PlayStation 4 y, por otra, el de Xbox One.

La versión para las consolas PS4 se caracteriza porque en ella predominan el color negro y el azul metalizado para los soportes laterales que conectan la diadema con los auriculares.

En cuanto a la de Xbox One, sus colores son el gris y el verde. En este caso, además, su plataforma de carga y conexión tiene también unos remates en color verde que le dan un extra de estilo.

A pesar de su peso, su estructura es realmente ligera y sus materiales son de calidad y muy robustos. No te dejes engañar por ese borne metálico que parece poco consistente, porque este headset es muy robusto y está pensado para tener una gran duración.

Perfecto para un gamer

Su resistencia lo deja claro, como también la ergonomía de toda la diadema y sus auriculares.

Las copas, por su parte, pueden rotarse hasta 90 grados para que el conjunto quede totalmente plano. Además, están hechas de un material bastante transpirable, con el fin de poder jugar y llevarlos puestos durante largas sesiones sin problemas de sudoración.

Son cómodas, sí, aunque es posible que con el paso del tiempo aprieten un poco en la zona de los oídos por su diseño.

Y no, no tiene puerto de carga este headset, puesto que tan solo hay que colocarlo en la base que lo acompaña para que esta le mande la energía con la que se rellene su batería, todo de forma completamente inalámbrica.

Su micrófono, además, se activa y se desactiva con tan solo girarlo, lo que hace que su utilización sea la mar de sencilla.

Conectividad

La conectividad es uno de los puntos más interesantes del Astro A50, puesto que es un headset repleto de opciones para los jugadores. En primer lugar hay que remarcar todo el cableado que se puede usar con él. Cuenta con puertos jack de 3,5 mm, USB y también de fibra óptica en el caso de que quieras la calidad de sonido más potente de todas.

Con ese abanico, son unos auriculares que garantizan el poder ser conectados a cualquier clase de dispositivo; no obstante, cuando pensamos en su faceta inalámbrica es cuando comienzan a aparecer restricciones.

De hecho, el modelo que escojas determinará a qué clase de consola podrás conectarte sin cables, y todo por la estación USB de carga que lo acompaña.

Esta es la que incluye el transmisor Wi-Fi de 5 GHz con el que se consigue una latencia casi nula a la hora de transmitir el sonido, como también la calidad más elevada y la evasión de las interferencias.

La distancia máxima que cubre este aparato es de unos 10 metros aproximadamente, aunque su intención, generalmente, es permanecer cerca de los auriculares.

Perfectos para un gamer

Además de esto, en los propios auriculares hay una serie de botones que se pueden utilizar con diferentes fines. En primer lugar, cuentas con el tradicional control de volumen y el botón de encendido/apagado; pero, además de eso, también te permite utilizar ecualizadores de sonido para utilizar diferentes perfiles que mejoren la experiencia sonora.

Al usarse con un PC o Mac, el software que acompaña a estos auriculares permite ajustar aún más el sonido y el volumen al gusto del usuario con un panel bastante completo en cuanto a opciones. Cumple

Calidad de sonido

La calidad del sonido es uno de los puntos más fuertes de los cascos Astro Gaming A50, puesto que cuentan con todas las conexiones necesarias para garantizar una transmisión limpia, y además sus drivers de 40 milímetros están pensados para exprimir hasta el último detalle de cada nota musical que suene.

Su perfil de sonido está bien configurado para conseguir una calidad más que aceptable en cualquier género de música e incluso cualquier clase de sonido, aunque sus ecualizadores están ahí para hacer los ajustes que se consideren adecuados en función de la salida que se desee.

Por último, pero no por ello menos importante. Estos cascos para gamers cuentan con la opción de reproducir el sonido con Dolby Surround 7.1 gracias a una función de virtualización que incluyen.

Esto es algo que garantiza la mayor inmersión posible en cada sesión y que se potencia aún más en calidad si se usa la conexión de fibra óptica disponible.

Valoración

Uno de los mejores auriculares gaming que puedes encontrar en el mercado, como también uno de los más caros.

El Astro Gaming A50 es un headset repleto de bondades, al que se le pueden achacar pocas cosas en contra, como el tener que escoger un modelo u otro en función de la consola en la que quieras jugar o el cómo aprieta un poco en la cabeza cuando se pasan varias horas con él puesto.

Por lo demás, es un producto la mar de completo y con una calidad de sonido más que buena. Si buscas algo que de verdad eleve el listón y que te sumerja de lleno en tus partidas con cualquier videojuego, esta es una de las opciones que más te van a satisfacer, te lo adelantamos.

319 € en Amazon.es

He escrito un artículo con el análisis a fondo de los Astro Gaming A50.

Kingston HyperX Cloud Flight

La alternativa

HyperX Cloud Flight
HyperX Cloud Flight

Estarás cómodo incluso durante largas sesiones de juego. Con sistema Inmmersive Audio.

190 € en Amazon.es

Características

Diseño

Muy atractivos e intuitivos, los auriculares Kingston HyperX Cloud Flight tienen un diseño que persigue la simpleza por encima de la espectacularidad, algo que aprovechan para reflejar una gran profesionalidad.

En este headset impera el color negro por encima de todo, tanto en su diadema como en los auriculares, con la diferencia de que en estos hay un pequeño detalle en color rojo con el logo de HyperX.

Además de eso, para dar otro toque de color, hay un cable que va del auricular a la diadema en color rojo, para reforzar la imagen de marca y de headset.

Sobre el logo, tenemos que añadir que en realidad su color no es constante, ya que se trata de un LED rojo que tiene tres opciones de uso. Puede brillar de forma fija, simular el efecto de una respiración o estar apagado. Elegir uno u otro afecta también al gasto de batería.

Un conjunto bastante cómodo y muy bueno para jugar y para escuchar música. Las almohadillas son de piel sintética para aislar y para facilitar la transpiración, de hecho, logran que no se acumule demasiado calor y que no haya sudoración, lo que hace que destaque aún más su comodidad.

Ligeros y muy robustos, están pensados para tener una alta durabilidad además de para garantizar una fácil usabilidad. Sus auriculares incluyen controles de volumen y un botón para que el micrófono se desactive, aunque este es bastante peculiar, puesto que puede conectarse y desconectarse al gusto a través del puerto jack que hay.

Utilizables tanto con o sin cable, su versatilidad queda tan clara como su comodidad.

Conectividad

La conectividad es quizá el punto más fuerte de los HyperX Flight, puesto que ofrecen una buena cantidad de opciones para los diferentes tipos de usuario.

En primer lugar, incorporan un puerto Micro-USB que se utiliza para facilitar su carga, que dura unas 4 horas como máximo para llevar la batería al 100%. Es el puerto estándar, aunque no consigue la misma rapidez a la hora de cargar que lo que se obtendría con un puerto USB-C.

Además, también cuenta con un puerto Jack, o más bien dos. El primero es para conectar el micrófono adicional con el que viene el headset, y el segundo es para que pueda utilizarse con cualquier dispositivo compatible.

Ambos son puertos de 3,5 mm, lo que garantiza compatibilidad con una amplia gama de aparatos a través del cable de 1,3 metros que incluye.

La conexión inalámbrica se realiza a través del adaptador que lo acompaña, lo que le permite conectarse a PC y PS4 sin cables. No es posible una conexión sin cables con Xbox One, Switch o cualquier otro dispositivo, lo que limita bastante su compatibilidad en este rango.

Pero, aun así, es muy bueno el trabajo conseguido en este apartado. Su alcance es de 20 metros, y garantiza un buen sonido y apenas latencia sea cual sea la distancia dentro de ese rango.

El último punto a tratar sobre la conectividad es el puerto TRS, que garantiza la mayor fidelidad de sonora al recurrir a la fibra óptica. Esta es la mejor opción para disfrutar de un buen sonido en el caso de querer recurrir al cable en vez de usar el headset sin él.

Calidad de sonido

No es el mejor sonido que vas a encontrar en unos auriculares gaming, pero sí que está a un nivel de calidad muy por encima de gran parte de la competencia. La calidad del sonido de los HyperX Cloud Flight es otra de las grandes razones por las que hacerse con este conjunto de auriculares y micrófono.

Como ya hemos adelantado antes, apenas hay latencia al recurrir al modo inalámbrico, y la señal no pierde calidad incluso cuando te acercas al límite de 20 metros de alcance de su receptor sin cable.

Además de todo eso, su espectro de sonido está muy bien equilibrado para que no haya excesos ni en los bajos ni en los agudos, manteniendo siempre un conjunto ajustado.

Los auriculares alcanzan un gran grado de inmersión gracias a la espacialidad del sonido, algo que se nota especialmente en los videojuegos a la hora de percibir de donde viene cada ruido que se escucha. En ese sentido, logra algo que sí que es digno de mención, ya que ayuda a detectar rápidamente cualquier fuente sonora y su ubicación.

La única contra en este apartado es que el aislamiento no es demasiado bueno, por lo que es más que probable que se mezclen ruidos del exterior con el sonido de los cascos. No cuenta con tecnología de anulación de ruidos, y el material de las almohadillas es insuficiente para ello.

Valoración

En definitiva, los auriculares para gamers HyperX Cloud Flight son otra propuesta interesante, que se mueve en un margen de precio medio-alto, pero que ofrece a cambio un producto que vale cada céntimo de su precio.

Su diseño es simple, robusto y profesional, acercándose más al de unos cascos para expertos de sonido que a unos cascos gamers, aunque sus LED le dan el toque “videojueguil”.

Un destacable alcance inalámbrico que no implica pérdidas de sonido, aunque pocas plataformas compatibles en el caso de no usar cables. Por lo demás, es un muy buen headset gaming en todos los sentidos posibles. Vale mucho la pena darle una oportunidad.

190 € en Amazon.es

Aquí tienes una review completa de los HyperX Cloud Flight .

Turtle Beach Elite Pro 2

Características:

Diseño

Uno de los modelos más destacados de Turtle Beach no podía tener una apariencia pensada para pasar desapercibido. El Elite Pro 2 se encuentra disponible en dos modelos diferentes: uno negro con la diadema en color plateado (el modelo para PS4) y otro blanco con detalles en negro (el modelo para Xbox One).

Es un headset bastante elegante, con unas buenas almohadillas tanto en auricular como diadema para garantizar la máxima comodidad del usuario tanto al jugar como al escuchar música.

La diadema, además, combina tanto el metal como el plástico para asegurarse de ganar en resistencia y evitar que el resultado final sea incómodo.

Un punto a destacar de su diseño es que las copas están acopladas a la estructura por imanes, lo que permite quitarlas si se desea con tan solo hacer algo de fuerza. Es algo muy a favor de cara a la reutilización, ya que permite utilizar recambios en caso de desgaste o de fallo, como también para la personalización.

Por supuesto, las almohadillas están hechas de un material que permite que pase el aire y que no se acumule demasiado el calor en su interior. Todo ha sido diseñado para poder usar el headset durante un buen puñado de horas sin que aparezca sudoración ni dolores por falta de comodidad.

Hay otros dos detalles de los que tenemos que hablar, y es que, al igual que sucedía con los HyperX Cloud, este headset cuenta con un micrófono que puede ponerse o quitarse a gusto.

Además de eso, cuenta con una base aparte con la que se conecta por cable, el Superamp, que permite realizar ajustes al sonido para configurarlo a medida.

Conectividad

La conectividad del Turtle Beach Elite Pro 2 es mucho más limitada que la de otros auriculares que podemos encontrar por aquí, puesto que este modelo es completamente alámbrico.

Aquí no se ofrece opción alguna a la hora de utilizarlo sin cable, puesto que no cuenta con esta función. Solo puedes usarlo a través del puerto jack o el USB del que dispone.

Lo que sí debemos recalcar es lo que hemos mencionado previamente. Este aparato puede conectarse directamente al dispositivo objetivo o, en caso contrario, utilizar el Superamp a modo de “intermediario”.

Con este gadget, el usuario tiene más posibilidades a la hora de realizar ajustes a los perfiles de sonido, así como una mejora de la potencia gracias a que también hace las veces de amplificador.

Para modificarlo, se puede utilizar la app compañera y cualquier smartphone con conectividad Bluetooth. Gracias a esto, se puede potenciar el uso de funciones como el sonido envolvente 7.1, la tecnología Superhuman Hearing y otras muchas más posibilidades de las que hablaremos en el siguiente apartado.

Muy sencillo y quizá algo limitado en conexiones, pero con más que suficiente para garantizar una buena calidad de sonido y, sobre todo, la comodidad del jugador que está dispuesto a pasar una buena suma de horas quemando los botones de su consola.

Calidad de sonido

La calidad de sonido es realmente buena, es de hecho una de las mejores que hemos podido notar en auriculares gaming. El motivo no es más que el gran despliegue tecnológico que ha hecho el equipo tras los Turtle Beach Elite Pro 2.

Todo está pensado para que escuches a la perfección el sonido de los videojuegos, pero también para que puedas hablar fácilmente con tus amigos.

Todo esto es gracias al SuperAmp y a sus funciones: el sonido DTS envolvente, Superhuman Hearing y el Dynamic Chat Boost.

Lo primero garantiza una inmersión total en la partida gracias al Dolby 7.1, ideal para sentirse dentro del juego en todo momento y detectar rápidamente la posición de cualquier ruido; lo segundo intensifica todo el sonido más suave para que se pueda percibir sin problemas; y lo tercero realiza un ajuste automático del micrófono para que no tengas que elevar la voz en ningún momento.

Además de eso, el micrófono incorpora también la tecnología TruSpeak para asegurarse de que tu voz se recoge perfectamente y sin ninguna clase de pérdida. Es algo que se implementa sobre todo en modelos de gama alta.

Como decíamos, la calidad es más que notoria en este apartado, garantizando satisfacción total al usuario más jugón, como también al amante de la música.

La ecualización se realiza perfectamente para que no haya desequilibrios, aunque la app de SuperAmp permite realizar los ajustes que se consideren necesarios para ajustar a los gustos de cada uno.

Valoración

Muy buena calidad de sonido para un headset que es tremendamente cómodo. Así podemos resumir nuestra valoración de los auriculares gaming Turtle Beach Elite Pro 2, pero es que tenemos más cosas que resaltar sobre este producto.

Es de los pocos que se esfuerzan especialmente en conseguir que la calidad del sonido de grabación sea perfecta, que hace que la voz siempre se mantenga en el nivel adecuado.

Se le podría reprochar la falta de conectividad inalámbrica y el uso del SuperAmp para tener más opciones de configuración; pero lo cierto es que nada de eso se echa en falta. Es muy recomendable.

Logitech G933 Artemis Spectrum

Características:

Diseño

El diseño del Logitech G933 Artemis Spectrum es, con diferencia, el más llamativo de todos los cascos que estamos repasando aquí.

El futurismo se ha apoderado de este headset que impone a primera vista, pero que esconde en el interior todo un despliegue de funciones y utilidades para jugones y melómanos.

La diadema está diseñada con la intención de parecer un conjunto de vértebras mecánicas acopladas. Hecha de metal, cuenta con una zona inferior en tela suave para conseguir comodidad al reposar en la cabeza de la persona que la utiliza; mientras que, por otra parte, sus copas son de plástico negro, con el interior de los auriculares relleno de espuma con efecto memoria para amoldarse mejor a las orejas del usuario.

Su forma y aspecto llaman muchísimo la atención, aunque, más allá de eso, también hay que destacar que Logitech no se ha cortado un pelo a la hora de incluir botones para facilitar el uso para los consumidores.

En el auricular derecho se pueden encontrar el botón de encendido, el de silencio del micrófono y tres botones programables, además de un control de volumen y los puertos tanto micro-USB como jack de 3,5 mm. En el izquierdo está el micrófono, que se puede mover.

Para los que prefieran fardar de luz y color, es posible quitar las placas de las copas, ya que están unidas por imanes al auricular, permitiendo así ver todas las luces LED que hay en su interior funcionando.

De nuevo, vuelve a apuntar al toque futurista para conseguir unos resultados que llaman la atención en todo momento. Es un headset muy moderno y vanguardista, aunque quizá algo excesivo para quienes prefieren las líneas simples.

Conectividad

En materia de conectividad, el headset gaming Logitech G933 Artemis Spectrum es bastante completo. Lo primero que hay que resaltar en este plano es que no necesita ningún dongle ni receptor USB para poder conectar inalámbricamente, ya que se puede sincronizar con bastante facilidad vía Bluetooth de 2,4 GHz.

Aparte de esto, estos auriculares para gamers cuentan con las conexiones habituales en este campo. No persiguen la máxima fidelidad sonora, por lo que renuncian a cualquier clase de puerto de fibra óptica; pero sí buscan versatilidad en cuanto a compatibilidad de dispositivos, por eso cuentan con la opción de conectarse por cable Jack de 3,5 mm y con USB a través de su puerto micro-USB, el mismo que se utiliza para cargar su batería.

No utiliza más, pero tampoco necesita más. Con estos puertos y estas opciones inalámbricas, el G933 Artemis ofrece justo lo que quiere ofrecer para centrarse en su público objetivo.

No podemos olvidar que es un headset de gama media, por lo que no tiene que competir demasiado para conseguir algo notable. Echamos en falta más longitud para los cables que incluye, como también un puerto USB-C en lugar de Micro-USB, pero todo lo que ofrece en general en materia de conectividad es bueno.

Calidad de sonido

Puede sorprender al parecer un headset pensado solo para jugar, pero lo cierto es que estos auriculares de Logitech tienen una calidad a la hora de reproducir música y sonido.

De hecho, para empezar, ofrecen la posibilidad de disfrutar del efecto Dolby Surround a través del 7.1 virtual con el que cuentan. Aunque, evidentemente, es imposible que el resultado sea igual que el de contar con un equipo Dolby 7.1 real; pero se le acerca bastante, y eso es digno de mención.

Este headset refuerza bastante los bajos para que se noten bien en cada canción, sin importar el género musical que sea, aunque a veces pueden desequilibrarse un poco y distorsionar el acabado de todo el conjunto sonoro. Aun así, el resultado es muy positivo en líneas generales, salvo por ese pequeño punto en contra.

Donde mejor despliega este headset su calidad de sonido es en el PC, cuando se conecta a él, ya que ahí se puede utilizar la aplicación Logitech G para realizar ajustes a sus canales de forma independiente, permitiendo así una mezcla general con resultados mucho mejores que la configuración estándar.

Lo bueno, en todo esto, es que los botones programables que incluye permiten utilizar diferentes perfiles de sonido almacenados previamente.

Para jugar son, sin duda, unos auriculares que consiguen ofrecer una inmersión casi absoluta en la partida, que al final es lo que más importa al hacerse con un headset para gaming. Logitech ha conseguido una calidad sonora bastante remarcable con este producto.

Valoración

Nuestra valoración del Logitech G933 Artemis Spectrum es bastante positiva, puesto que este conjunto de auriculares y micrófono cumple bastante bien. Eso sí, no podemos pasar por alto el hecho de que su micro no esté al mismo nivel que los cascos. La calidad en estos es mucho mayor en materia de sonido, con una diferencia bastante remarcable.

Su diseño futurista puede resultar algo poco atractivo para quienes prefieren un conjunto más clásico, pero lo cierto es que resulta bastante cómodo y permite disfrutar de la inmersión sonora durante muchas horas sin dolores y sin problemas por el calor.

Debemos sumar a esto también un buen reparto de conexiones para permitir compatibilidad con un gran número de dispositivos.

Es algo molesto que solo en PC se pueda configurar a total antojo, pero tampoco se puede negar que, por precio, por calidades y por acabados, estemos ante un producto que justifica a la perfección el dinero que cuesta.

Sin duda, una muy buena compra para los gamers que quieren disfrutar al máximo de lo que oyen mientras juegan, y también mientras escuchan música.

Aquí tienes más información acerca del Logitech G933.

SteelSeries Arctis Pro Wireless

Características:

Diseño

Con una apariencia de lo más sencilla, pero también estilosa, los auriculares gaming SteelSeries Arctis Pro Wireless se encuentran disponibles en varios modelos diferentes en función de su color.

Puedes encontrarlos en color negro, en azul con detalles en gris oscuro, en blanco con partes negras y, por último, en diferentes tonos de gris. Son cuatro opciones a la venta, dos de ellas con una correa por encima de la diadema con el logo de SteelSeries y otras dos sin él.

Esa misma correa se encuentra en la parte inferior de la diadema para proteger la cabeza y evitar el contacto directo con su estructura base, aunque en los otros dos modelos, el material usado es ligeramente distinto y tiene una trama diferente para conseguir un aspecto visual bastante diferente.

Tanto esta banda como el material de las almohadillas de los auriculares están hechos de un material que evita la acumulación de calor y de sudor, permitiendo así largas sesiones de juego sin ninguna clase de incomodidad.

A pesar de su peso, este headset está pensado para conseguir que el jugador esté cómodo en todo momento, y lo consigue.

Dispone de control de volumen, botón para silenciar el micrófono extensible que hay en el auricular izquierdo, y que incorpora un LED, botones para elegir método de sincronización y los puertos tanto jack, como USB y conexión óptica.

Bastante robusto y sencillo, hay que mencionar que no es un aparato que venga solo, ya que llega acompañado de una estación con la que puede conseguir la conexión inalámbrica, aunque se puede prescindir de ella como explicaremos más adelante. Ambos productos vienen juntos a la hora de comprarse.

Hay que mencionar un último detalle más, y es que el auricular derecho permite que su tapa se quite fácilmente gracias a su sistema de imanes.

Hacer esto permite acceder a la batería reemplazable que tiene, incluye dos, lo que permite dejar una en su interior mientras la otra se introduce en la base de carga y conexión inalámbrica para recargarse.

Conectividad

Aunque vienen acompañados de una base de carga vía USB, que a su vez permite conectar inalámbricamente, lo cierto es que esta no hace falta. Los SteelSeries Arctis Pro Wireless ofrecen una doble conexión inalámbrica que permite al usuario escoger entre el Bluetooth tradicional o, si lo prefiere, la conexión 2,4 GHz.

En el primer caso, se pueden sincronizar perfectamente con cualquier dispositivo compatible, mientras que para el segundo hace falta utilizar la base.

Todo esto hace que sea un producto muy versátil a la hora de conectarse con cualquier dispositivo. Quienes busquen la mejor calidad sin cables, tienen que usar la base que viene con él, aunque eso limita su compatibilidad a las consolas PS4, PS3 y el PC. De la otra forma sí que puede conectarse con más dispositivos, pero pierde calidad, latencia e incluso alcance, que por lo general es de 12 metros.

Aparte de estas opciones, también se puede recurrir al uso del cable gracias al puerto jack, al USB y al óptico. Ni que decir tiene que este último sí que permite disfrutar de la mejor calidad de sonido que consigue este headset, que es realmente buena; pero los otros dos son los que garantizan el poder conectarlo a más aparatos. Vuelve a aparecer la misma tesitura, ¿más calidad a cambio de menos compatibilidad, o viceversa?

En resumen, las conexiones que permite este headset son muchas, y eso hace que gane mucho valor para quien busque algo que se pueda usar en muchos terrenos diferentes. Además, tiene ese toque extra que ofrece tanto calidad como potencia, aunque restrinja un poco las opciones.

Calidad de sonido

En materia de calidad de sonido, los Arctis Pro Wireless son los reyes indiscutibles, y sin exageración alguna. Dentro del campo del gaming, no vas a poder encontrar un headset que te ofrezca algo al mismo nivel que este por ese precio, es prácticamente imposible.

Tan solo hay que pensar en ese puerto óptico para hacerse una idea del potencial que tiene. Pero vamos a hablar de datos en vez de construir castillos en el aire.

Estos auriculares SteelSeries tienen un rango de frecuencia de hasta 40.000 Hz y cuentan en su interior con transductores Hi-Fi que logran exprimir hasta la última gota y el último detalle de cada canción o sonido que se reproduzca.

Su calidad se mantiene en todo el espectro de sonido y sin ninguna clase de problema. Los tonos medios, los graves y los agudos suenan como tienen que sonar con cualquier género que se oiga, y lo que es mejor, sin distorsionar nada incluso cuando el volumen está muy por encima de lo normal. Logran un equilibrio constante en todo momento, el ideal para que el sonido sea perfecto.

¿Y a la hora de jugar? Pues hay que recordar que cuentan con la opción de sonido 7.1, y eso ya dice mucho. El headset Arctis Pro Wireless está pensado sobre todo para los videojuegos, por eso cuenta con esta función que permite percibir la procedencia de cualquier sonido que oigas durante la partida. Y no te preocupes por el micrófono, porque cumple realmente bien.

Valoración

Por la calidad que consiguen, los auriculares gaming SteelSeries Arctis Pro Wireless son directamente los mejores del sector, sin tapujos. No hay headset que consiga lo que ellos hacen, y mucho menos por ese precio.

Sí es cierto que la falta de compatibilidad con dispositivos en la conexión de 2,4 GHz le resta un poco de encanto, pero es que todo lo demás es realmente bueno.

Un diseño muy bien planteado, pensado para que puedas disfrutar de ellos durante largas hora de juego sin problemas, un micrófono extensible que logra capturar la voz con un buen nivel de calidad, sonido envolvente perfecto para las partidas online y una batería intercambiable más que destacable por duración y por versatilidad.

Todo convence en este producto, salvo ese detalle que hemos mencionado, por lo que no podemos hacer otra cosa que no sea recomendarlo. Si buscas mucha calidad sin pagar más de la cuenta, recuerda su nombre.

Razer Thresher Ultimate

Características:

Diseño

Como se puede ver a simple vista, el headset Razer Thresher Ultimate apuesta por una línea de diseño que recuerda a los auriculares más tradicionales, aunque lo que ofrece dista mucho de limitarse a ello.

Tiene una doble diadema superior, que cuenta con un refuerzo inferior de material pensado para ajustarse a la cabeza, mientras que los auriculares están reinados por unas rejillas metálicas con el logo de Razer en el modelo de Xbox y con el logo de PlayStation para el headset de PS4.

Ese detalle es importante, puesto que actualmente existen dos modelos. Por un lado está el de PlayStation 4, rematado con colores negro y azul para hacer juego con la plataforma de Sony; y por otro está el de Xbox One, que cambia el azul por el verde, dejando exactamente igual el resto salvo por un detalle. En lugar de tener el logo de PS, tiene el de Razer en las copas.

Su peso es de 408 gramos, bastante ligero si comparamos con otros productos que ya hemos repasado aquí, aunque lo más interesante es el gran acolchado que tienen sus auriculares. Las almohadillas están pensadas para dar comodidad y para aislar de ruidos exteriores, aunque esto último no lo hacen tan bien como gustaría.

El auricular izquierdo tiene un micrófono extensible, así como controles de volumen de micrófono, botón de encendido/apagado y puerto Micro-USB.

En el derecho está el control de volumen de los auriculares. Una disposición sencilla para que el usuario no se pierda entre botones y controles y pueda centrarse en su mando y en la partida.

Además de todo esto, el headset llega acompañado de una base que permite la conexión inalámbrica con el PC y la consola escogida con el modelo, así como se encarga de realizar la carga de la batería y, gracias al brazo con el que cuenta, para dejar los auriculares colgando mientras no se usan.

Conectividad

La conectividad del headset Thresher Ultimate es algo que hay que repasar con cuidado, puesto que este modelo tiene opciones muy buenas, al mismo tiempo que renuncia a otras muy básicas en general. Sin ir más lejos, cuenta con un puerto USB imprescindible para su carga en la estación que lo acompaña; pero también carece de opción para usar el más que tradicional jack de 3,5 mm.

Esto último impide que pueda conectarse a cualquier aparato, ya que no cuenta con opciones por cable más allá del USB que incorpora.

Algo parecido ocurre también con sus conexiones inalámbricas, ya que solo tiene la tecnología Wireless de 2,4 GHz, que además requiere el uso de su base. Esta garantiza conectividad con PS4 o Xbox One en función del modelo escogido, y después siempre puede utilizarse con el PC.

Escoger este protocolo wi-fi es buena idea para conseguir una calidad más elevada y renunciar a cualquier clase de lag. De hecho, cumple bastante bien en cuanto a alcance, ya que llega a cubrir un área de hasta 12 metros sin pérdida alguna de sonido.

Otro último detalle a añadir en cuanto a las conexiones es que permite utilizar fibra óptica para tener la mejor calidad por cable, aunque se conecte de nuevo a la base compañera del headset. Esto, combinado con el wireless que utiliza el conjunto, es lo que consigue que puedas disfrutar de la mejor calidad de sonido de este producto.

Calidad de sonido

Aunque tenga opciones limitadas en compatibilidad y conexiones, no podemos negar que el Thresher Ultimate es un headset que consigue una muy buena calidad de sonido en líneas generales.

Por supuesto, busca el mejor sonido envolvente con el sistema 7.1 virtual que incluye, y eso hace que el resultado final sea siempre mucho más interesante, sobre todo a la hora de sumergir al usuario en la partida.

Aunque renuncia a otras tecnologías más modernas, y algunas de ellas con buenos resultados, lo que este headset consigue es bueno.

Permite detectar fuentes de sonido y localizarlas a la hora de jugar, algo imprescindible en géneros de juegos como el Shooter, y también garantiza escuchar a los amigos con los que se juegue online, a la vez que captura bien la voz a través de su micrófono. Este último, no obstante, queda bastante por debajo con respecto a lo que ofrecen los auriculares.

No importa que se suba o se baje el volumen, porque el espectro de sonido siempre se mantiene en unos márgenes bastante adecuados. Graves y agudos están bien compensados para evitar distorsiones, aunque los últimos a veces se van un poco por encima de lo que deberían, sobre todo cuando la música los usa con fuerza.

Bastante nítido en general y genial para jugar, así podemos resumir la calidad del sonido de los cascos Razer Thresher Ultimate. Van directos al target medio, centrándose sobre todo en mimar a los jugadores, su público estrella.

Valoración

Casi podríamos repetir el último apartado del punto anterior para hacer la valoración de este headset para gamers. Los auriculares Thresher Ultimate de Razer pecan de estar demasiado limitados en materia de conectividad, pero lo suplen con una calidad sonora muy buena. Falla un poco en ciertos extremos, pero logra mantener el tipo sin ruido ni distorsión incluso subiendo muchísimo el volumen.

La base de carga compañera tiene un buen detalle a la hora de guardar los auriculares cuando no se están utilizando, con ese brazo que incluye.

Es una pena que no se pueda utilizar un jack tradicional para conectarse con cualquier dispositivo que haya, por lo que se resta mucha versatilidad en líneas generales. Ese es el mayor punto negativo que podemos resaltar puesto que, por lo demás, es un producto bastante bueno.

¿Falla algo más? Tener que escoger modelo para jugar con PS4 o Xbox One sí es un fallo, pero al menos la duración de la batería es bastante alta y la calidad del sonido, como ya hemos indicado, muy por encima de la media. Es un headset para gamers bastante destacable, aunque también tiene un precio elevado.

Razer Nari Ultimate

Características:

Diseño

El Razer Nari Ultimate es uno de los headset top de la marca Razer. A pesar de tener un diseño tan sencillo, esconde toda una amalgama de propuestas que sorprenden con el uso de las tecnologías más modernas, pero no adelantemos acontecimientos. Ahora mismo, vamos a centrarnos en su aspecto y su forma.

Estos auriculares son bastante prominentes por tamaño, aunque no tanto por su peso. El color negro domina en el conjunto, salvo por el toque de verde que da el logo de Razer en las copas de los auriculares gracias a la iluminación LED (color estándar, ya que puede configurarse el que se desee a través de la aplicación Synapse para PC) y el tono rojo del micrófono extensible que se encuentra en el auricular izquierdo.

Diadema metálica con banda inferior hecha de un material casi idéntico al de las almohadillas. Buena combinación para garantizar durabilidad y resistencia a la vez que comodidad para el usuario. De las almohadillas hay que destacar también su genial capacidad para aislar de ruidos externos, como también para evitar que se acumule demasiado calor.

Cada auricular es grande, realmente grande, y no es algo que se deba solo a sus almohadillas, que incluyen en su interior un gel para evitar el calor, sino también a la batería integrada y el extra de funciones que incluyen, de los que ya hablaremos.

Se pueden rotar 90º para ponerlos “planos”, encontrando en el auricular izquierdo el control de volumen, el puerto micro-USB, el botón para silenciar el micrófono, el botón ON/OFF y, además, el propio micrófono.

A pesar de su gran tamaño, no es un headset gaming que resulte incómodo, sino todo lo contrario. Su diseño se ha efectuado para permitir que el usuario pueda llevarlo puesto durante muchas horas, y así es. Incluso en las partidas más largas, no te generarán incomodidad alguna debido a la buena distribución de la diadema y los materiales empleados.

Conectividad

Los Razer Nari Ultimate están pensado para usarse de varias formas. El puerto Jack que incluyen en el auricular izquierdo permite su utilización en cualquier aparato, aunque esto no permita disfrutar de sus funciones más interesantes.

Es un sacrificio que se hace a cambio de esa versatilidad, aunque lo realmente interesante aquí es utilizarlos sin cables para aprovechar todo lo que son capaces de ofrecer.

A través de la conexión sin cables de 2,4 GHz ofrecen una cobertura teórica de 12 metros, que se traduce en unos 7 reales a la hora de ponerlos a prueba. A partir de ahí, la señal se pierde y pueden surgir problemas de sonido que no permitan disfrutar para nada ni de lo que se oye ni de lo que se intente grabar por el micrófono.

El puerto Micro-USB solo puede utilizarse para cargar la batería que incluyen, proceso que lleva unas 4 horas aproximadamente para ofrecer un máximo de 20 horas sin LED y de 8-12 con los LED.

Aquí no se dispone de conexión óptica ni nada por el estilo, por lo que se pierde la oportunidad de gozar de la mayor fidelidad sonora posible, pero no es algo que deba preocupar especialmente al consumidor, puesto que el headset Nari Ultimate de Razer no lo necesita para nada. Tiene material de sobra para ofrecer algo de calidad sin esta opción, como vamos a explicar en el siguiente apartado.

Calidad de sonido

Hay dos puntos a destacar en materia de sonido cuando repasamos los auriculares Razer Nari Ultimate. El primero de ellos es el uso de la tecnología THX Spatial Audio, que consigue un realismo total a la hora de jugar, ver películas o incluso escuchar música.

Es como introducirte en una sala donde todo el sonido fluye a tu alrededor y puedes notar cómo se desplaza, dónde se origina y dónde acaba con una facilidad realmente notoria.

El segundo punto es la tecnología Hypersense, una que hace uso de la vibración háptica. ¿En qué consiste? La gran baza de este headset para gamers es que sus auriculares vibran de forma acorde al sonido, para que no solo oigas, sino que sientas todo lo que suena con un grado de realismo aún mayor. Una explosión, un impacto de bala, cualquier ruido fuerte se notará mucho más gracias a esto.

Por supuesto, es algo que llama mucho más la atención con cualquier ruido o sonido que se base en uso de los bajos y los graves, aunque es algo configurable a través de la aplicación compañera para ajustarlo al gusto y notar todo tal y como se desee, o incluso para desactivarlo si es lo que se quiere.

Aparte de esta fenomenal tecnología, estos auriculares premium de Razer ofrecen un perfil de sonido buenísimo en todos los campos.

No hay descompensaciones, no hay desequilibrios, no hay nada que empañe la calidad del resultado final, manteniendo una limpieza cristalina en todo momento, incluso en los casos donde se sube el volumen al máximo para notarlo todo con pelos y señales.

No hay ruido alguno, y mucho menos si pensamos en interferencias exteriores, puesto que aísla de manera notable.

Valoración

Sin duda, muy pocos headsets hacen lo que los auriculares Razer Nari Ultimate ofrecen. Este headset para gamers cuenta con el uso de la tecnología más moderna para conseguir que los jugadores se sientan más dentro que nunca de sus partidas, hasta el punto de no solo escuchar, sino de notar en su piel el sonido.

Este es un punto que juega mucho a favor de este producto, aunque no hace más que sumar bondades a un conjunto muy destacable.

Es una pena que no tenga la opción de usar el Bluetooth tradicional para poder conectarse inalámbricamente con más dispositivos, como también que su alcance no sea tanto como el que se dice de él; pero todo lo demás cumple con nota. De hecho, es uno de los que más recomendamos de todos los que estamos presentando aquí.

Cowin SE7

Características:

Diseño

El diseño de los cascos Cowin SE7 es bastante sobrio a simple vista. No es un headset que utilice LED o combine colores para intentar ganar atención, ya que prefiere hacer su despliegue de bondades en materia de sonido y de comodidad.

En color negro al completo, lo primero que tenemos que destacar de él es que puede plegarse por completo para guardarse cuando no se utiliza. Su diadema y sus auriculares están pensados para plegarse hacia el interior y así ocupar menos espacio.

Se pueden ajustar al tamaño que se desee y sin miedo, ya que la diadema es metálica, aunque está cubierta por material plástico para evitar el contacto directo. Se echa en falta, eso sí, una espuma en la parte anterior de esta para ofrecer algo más de comodidad al colocarse sobre la cabeza, aunque no es algo que suponga un gran problema en su uso.

Por otro lado, el material de los auriculares es una espuma con una cubierta de piel sintética que, si bien ayuda bastante a conseguir un buen aislamiento del exterior, gracias también a la tecnología de cancelación activa de ruido del headset, también provoca que se acumule el calor más de la cuenta en las sesiones más largas de uso.

El auricular izquierdo tiene una botonera con controles para manipular el volumen, coger una llamada telefónica o cambiar de canción, aunque todo se hace a través de una combinación de botones que puede resultar algo confusa. En ese mismo auricular también se encuentran el puerto jack de 3,5 mm y el Micro-USB para la carga, además del botón de apagado y encendido.

Este headset cuenta también con un micrófono integrado, solo que este está introducido dentro del propio auricular y no es físicamente visible. Esto implica justo lo que estás pensando, que la calidad de grabación no es precisamente la mejor.

Pueden ser unos auriculares calurosos, pero su diseño es bien sencillo y, a pesar de todo, bastante cómodo.

Conectividad

El de la conectividad es un campo interesante en los Cowin SE7, puesto que son unos auriculares que cuentan con el despliegue básico de cualquiera inalámbrico.

Es decir, puedes recurrir a la conectividad vía Bluetooth para conseguir la sincronización con cualquier dispositivo BT sin problemas, lo que ofrece un buen rango de compatibilidad, pero también usar el jack de 3,5 mm o el micro-USB, aunque este último está más orientado a la carga de batería.

Lo más interesante de este headset es que incorpora la tecnología NFC y, a través de ella, puede sincronizarse con cualquier aparato que la utilice con tan solo establecer contacto. En lugar de tener que pulsar botones y tener que esperar a que los menús y el dispositivo haga su tarea, tan solo los unes durante un par de segundos y ya están sincronizados para que escuches música o recibas llamadas.

Eso le da un extra de facilidad que se aleja de lo habitual en el mundo de los headsets, aunque es algo solo válido con un rango reducido de dispositivos, cada vez son más los que integran el uso de esta tecnología y permiten su uso para la conexión.

En lo demás, encontramos algo de lo más normal para unos auriculares. El Cowin SE7 tiene todo lo habitual en este sector, dejando a un lado cualquier conexión wireless que no sea Bluetooth, en este caso 5.0, y ofreciendo opciones de conexión por cable para garantizar un buen rango de compatibilidades.

Por cierto, en modo inalámbrico, su batería puede llegar a las 30 horas de duración con tan solo 4 horas de carga. Muy buena cifra, que se suma a los 12 metros de alcance garantizados por el fabricante.

Calidad de sonido

La calidad del sonido de los Cowin SE7 tiene muy a favor la capacidad del headset para anular los ruidos externos, aunque carece de tecnologías que a día de hoy son muy solicitadas por los consumidores. Este headset, por ejemplo, no cuenta con un sistema de sonido envolvente como el Dolby 7.1 virtual, sino que se limita a ofrecer un sonido en estéreo normal y corriente.

En cuanto a su tratamiento del sonido, hay que decir que mantiene un perfil medio aceptable. Aunque tiene algunos problemas con el tratamiento de los bajos, sobre todo en canciones o escenas en los que estos se utilizan bastante. Hay cierto desequilibrio que hace que los graves estén potenciados por encima de lo normal y tapen otros sonidos medios o incluso agudos.

Pero hay dos puntos que juegan especialmente a su favor, y es que los auriculares Cowin SE7 utilizan una tecnología de cancelación de ruido activa (ANC) que, junto con las almohadillas, se encarga de cancelar prácticamente cualquier sonido exterior para evitar interferencias.

Nada entra ahí para tapar lo que estás escuchando, y eso es genial a la hora de jugar a cualquier videojuego en el que el sonido sea importante.

Aparte de eso, también incluyen la tecnología AptX HIFI, con la que tratan de dar una mayor profundidad, nitidez y potencia a la música y al sonido en general, consiguiendo una experiencia generalmente positiva, salvo por ese detalle antes mencionado del mal tratamiento de los graves.

El micrófono integrado ofrece una buena calidad para las llamadas de manos libres, aunque no es precisamente el mejor para usar en un chat de voz o para grabaciones. Cumple a secas, sin profundizar demasiado.

Valoración

Los cascos Cowin SE7 son una buena elección para alguien que busca un producto económico y con unas prestaciones medias. Se alejan mucho en calidades tanto de sonido como de acabados y conectividad con respecto a los productos de mayor calidad, pero en conjunto ofrecen algo bastante contundente por un precio muy asequible.

Necesitan un mejor equilibrio del espectro de sonido para evitar esos problemas que tienen con los graves, aunque no son algo demasiado acentuado, salvo para los que son más exigentes con lo que oyen. Su micrófono tampoco es el mejor que puedes encontrar, pero hay que tener en cuenta que está integrado y no es un componente visible siquiera.

Por lo demás, una genial conectividad y un buen uso de la tecnología NFC de cara al usuario de smartphones que lo quiera para realizar llamadas de manos libres. Es un producto altamente recomendable para quien no es demasiado exigente con la música y el sonido.

Razer Kraken 7.1 V2

Características:

Diseño

Los auriculares gaming Razer Kraken 7.1 V2 tienen un aspecto bastante sólido y profesional. Se encuentran disponibles en dos modelos, uno negro al completo y otro blanco con ciertos detalles en negro, y ambas opciones destilan una imagen de calidad, buenos acabados y, por supuesto, buena experiencia para los jugadores más exigentes con el sonido.

Su diadema de aluminio ajustable está completamente acolchada con un material especial que evita la sudoración y que además ofrece una gran comodidad al reposar sobre la cabeza.

En cuanto a los auriculares como tal, sus almohadillas son fáciles de poner y quitar, para cambiar en el caso de preferir otro material diferente al cuero sintético que cubre la goma espuma con la que vienen al comprar el producto.

No obstante, el par que incluye el modelo al comprarlo cuenta en su interior con un gel frío que evita el calor, lo que hace que resulte especialmente interesante para evitar sudoración.

La bauxita y el aluminio constituyen el esqueleto de estos cascos, aportándoles tanto ligereza como resistencia y durabilidad. Son un producto que está pensado para aguantar al pie del cañón durante unos buenos años sin renunciar ni a la comodidad ni a la calidad de sonido, y es algo que consiguen gracias a su genial diseño.

El toque más gaming lo da la iluminación LED que hay en las copas. El logo de Razer está retroiluminado, contando además con diferentes patrones de configuración al gusto del usuario. Se puede aplicar un ciclo cromático para que vaya repasando todos los colores posibles, dejar un modo estático con la luz permanente o simular un efecto de respiración bastante interesante.

En cuanto a botones, no hay nada que añadir, ya que este headset utiliza un cable de sonido digital a través del puerto USB, por lo que no necesita configuraciones de ningún tipo. Su micrófono, por otra parte, se encuentra en el auricular izquierdo, estando siempre extendido y sin posibilidad de recogerlo ni contraerlo, aunque se puede moldear al gusto.

Conectividad

En el caso de los auriculares Razer Kraken 7.1 V2, lo cierto es que hay muy poco que comentar en materia de conectividad, puesto que hablamos de un headset con cable, por lo que no hay que preocuparse por observar cuestiones de compatibilidad sobre asuntos como el Bluetooth o la conexión wireless de 2,5 o de 5 GHz.

No hay ningún problema en este sentido, puesto que no hay opción siquiera para ello.

Por supuesto, sí hay que hablar del cable USB de 2 metros con el que cuenta, ya que es el que permite a estos cascos conectarse tanto a PC como a Mac y a PlayStation 4.

Desafortunadamente, no es compatible ni con Xbox One ni con Nintendo Switch, y mucho menos con smartphones y tablets, puesto que lo ideal para estos casos sería recurrir a un cable jack de 3,5 mm que aquí no está presente.

Todo se limita a la conectividad USB, con lo bueno y lo malo de esta decisión. Es una lástima no poder utilizarlos de forma inalámbrica, como también lo es que no haya forma alguna de usar el jack tradicional para ofrecer una mayor compatibilidad con más dispositivos. No obstante, lo que ofrece aun así es bastante bueno.

Calidad de sonido

Cuando se recurre al cableado USB en exclusiva es porque, por lo general, se persigue conseguir una muy buena calidad de sonido, y eso es algo que no podemos negar en este caso. La nitidez y la potencia sonora de los Razer Kraken 7.1 V2 son una de sus mayores bazas, junto con el sistema Dolby Virtual 7.1.

Un total de 7 canales son los que manejan estos auriculares gracias a ese sistema surround con el que cuentan. Además, gracias a la aplicación de Razer Synapse, se puede configurar cada uno a medida para contar con el perfil que se considere más adecuado a la hora de jugar o escuchar música.

Cumple muy bien en este campo, ofreciendo una calidad sonora muy por encima de la competencia.

También tenemos que pararnos a hablar de su micrófono, puesto que consigue una calidad de grabación muy alta. ¿Cómo? A través de su tecnología activa de cancelación de ruido.

El micro se encarga de captar única y exclusivamente la voz del usuario, anulando cualquier interferencia exterior para evitar que haya mezclas o ruidos no deseados. Eso sí, esta opción solo está disponible al conectar el headset a un PC o un Mac, no es válido en PS4.

Valoración

Los Razer Kraken 7.1 V2 son considerados por muchos como unos de los mejores auriculares gaming del mercado dado que, aunque no son realmente contundentes en materia de conectividad, ofrecen un nivel de sonido realmente bueno para el precio que tienen.

Son bastante económicos, y ese precio por el que se adquieren garantiza disfrutar de un sistema Dolby 7.1 que te permite saber de dónde viene cada disparo o dónde suena cada enemigo en tus partidas, además de disfrutar de un sistema de grabación pulido para conseguir el mejor resultado.

Es una pena que no sean inalámbricos y que solo puedan usarse en ordenadores y/o PS4, porque estos cascos son más que recomendables.

Corsair HS50

Características:

Diseño

El diseño de los auriculares Corsair HS50 es sencillo, pero a la vez denota un estilo bastante bueno. Este headset se encuentra disponible en varios modelos de color: negro con detalles en azul, negro entero, negro y rojo, negro con detalles en verde y negro con detalles en blanco. Hay una buena variedad cromática disponible.

Su diadema metálica cuenta con una espuma viscoelástica que también está disponible en las almohadillas de los auriculares para garantizar una comodidad máxima incluso en las sesiones de música o juego más largas.

Todos los componentes de este headset están pensados para garantizar una gran durabilidad sin sacrificar comodidad. De hecho, toda su estructura interna es metálica para conseguir esa resistencia tan interesante para un producto de este tipo.

Su micrófono, que se ubica en el auricular izquierdo, se puede quitar y poner a gusto del consumidor, dado que se integra en un puerto jack de 3,5 mm disponible en esta parte del headset. Es una solución que hemos visto ya en otros auriculares, y que permite al usuario optar por una forma más sencilla y discreta en el caso de que uso los cascos en exterior.

La zona izquierda cuenta con un control de volumen ajustable y también un botón para silenciar o activar el micrófono rápidamente. Es una botonera sencilla y fácil de usar, como todo en este headset.

Conectividad

En materia de conectividad hay muy poco que explicar, dado que estos auriculares utilizan un cable jack de 3,5 mm única y exclusivamente. No hay puertos micro-USB para cargas, puesto que no cuentan con opción de uso sin cables, no hay Bluetooth, ni wireless ni entrada de fibra óptica para conseguir una mayor fidelidad sonora.

La parte positiva de esto es que, al recurrir a este tipo de cable analógico, se garantiza una compatibilidad con prácticamente cualquier dispositivo que tenga ese puerto, uno estandarizado en los últimos tiempos.

La negativa es que siempre se tiene que contar con la limitación del cableado, aunque eso también garantiza que no haya pérdidas de sonido por problemas de conexión inalámbrica ni nada por el estilo.

Calidad de sonido

Estos cascos se ciñen al sonido en estéreo, por lo que no se puede esperar de ellos un gran potencial. No son los mejores para escuchar música, puesto que son bastante planos a la hora de tratar agudos y graves, apenas dan profundidad a los oídos del usuario. Sí, en cambio, son buenos para jugar, puesto que, aunque no hay 7.1, sí que logran envolver bastante al jugador.

Sonido direccional y bastante nítido, así podemos resumir la calidad que ofrecen los Corsair HS50 en materia sonora. Su micrófono, además, es bastante bueno para el precio del conjunto. Es un buen producto de entrada, pero no uno aconsejable para los que sean más puristas.

Valoración

Tal y como acabamos el apartado anterior, vamos a comenzar este para hacer nuestra valoración del headset Corsair HS50. Es un buen producto para quienes van a hacer su primera compra de auriculares gaming, pero no es el mejor ni de lejos.

Una propuesta económica, que cumple realmente bien para el precio que cuesta, ajustándose de forma genial a la curva de calidad/precio. Se echa en falta que ofrezca alguna opción más de conectividad, o que tan siquiera consiga más profundidad sonora; pero tampoco se le puede pedir más.

Si quieres algo que no te cueste mucho y que ofrezca una calidad estándar de sonido, son la mejor opción por la que te puedes decidir.

Razer Hammerhead Pro V2

Características:

Diseño

Para terminar, vamos a centrarnos en una propuesta completamente diferente a todas las que hemos visto hasta ahora.

Los auriculares gaming Razer Hammerhead Pro V2 no son de diadema, son unos cascos In-Ear de tamaño muy reducido y fáciles tanto de colocar como de llevar. Aunque no lo parezca, esta propuesta gaming es mucho más buena de lo que aparenta a simple vista.

Su aspecto, eso sí, llama bastante la atención por su cable plano. En color verde LED, Razer ha escogido este cableado para garantizar una buena resistencia en desplazamientos, con el fin de evitar la rotura de las fibras interiores tan habitual en esta clase de productos.

Las pequeñas copas de estos cascos cuentan con el logo, en color verde, de Razer. Alrededor de este hay un anillo estriado que facilita el agarre a la hora de colocarlos o de quitarlos del oído. En cuanto a su acople en la oreja, estos auriculares incluyen un total de 4 acolchados con dimensiones distintas para encajar mejor o peor.

Una de las grandes bondades de su cableado es que su diseño plano está también pensado para evitar enredos. Esa molesta situación de sacar los auriculares del bolsillo y ver que están completamente enredados es algo que no se produce aquí debido a la decisión tomada por el equipo. Todo un acierto para los más impacientes.

Además de todo esto, los auriculares gamer Razer Hammerhead Pro V2 incluyen un micrófono casi imperceptible bajo el auricular derecho. A través de este, es posible hablar a través de cualquier chat de voz o incluso realizar llamadas telefónicas.

Por último, pero no menos importante, el cable incorpora un pequeño panel de botones para ajustar el volumen, coger o colgar llamadas; aunque esta opción solo está disponible en smartphones. En otros sistemas solo se puede usar para controlar el nivel de volumen.

Conectividad

La conectividad de los Hammerhead Pro V2 de Razer está tremendamente limitada, y es que estamos ante unos pequeños cascos que no ofrecen conexión inalámbrica de ninguna clase. No hay protocolo Bluetooth ni wireless aquí, por lo que tampoco podemos pensar en la posibilidad de usar tecnología NFC para sincronizar.

Lo que sí hay que resaltar es que Razer ha optado por una decisión tan simple como efectiva, el uso del jack de 3,5 mm. Es la única forma de conectar estos cascos, y eso permite que puedan usarse con casi cualquier dispositivo existente y que tenga entrada. Han preferido optar por la versatilidad en lugar de centrarse en la flexibilidad de los entornos inalámbricos.

De hecho, tampoco recurren al cableado USB, aunque es algo habitual en este tipo de auriculares. Solo puedes optar por el uso de los puertos analógicos, uno que, por cierto, puede conseguir una salida de sonido realmente buena, que es lo que importa cuando se busca un auricular de calidad.

Calidad de sonido

Lo hemos adelantado antes, pero tenemos que explicarlo con calma. Estos cascos para gamers consiguen una calidad de sonido bastante notable para el tipo de producto ante el que estamos. Tienen un perfil sonoro que funciona a la perfección a la hora de hablar por voz, a la hora de escuchar música e incluso a la hora de disfrutar de videojuegos. En todos esos campos, su despliegue es perfecto.

Sí hay algo importante que señalar, y es que potencian bastante los bajos en todo momento. No es un problema para quien disfrute con el potenciamiento de esta parte del espectro de sonido, pero sí que puede suponerlo para quienes prefieran algo más variado al escuchar música.

Su funcionamiento en juegos, por otra parte, es realmente destacable. Aquí no hay Dolby 7.1 ni nada por el estilo, todo se limita al estéreo, pero el manejo sonoro de los Hammerhead Pro V2 es tan bueno que consiguen una inmersión elevadísima a la hora de jugar. ¿Su única pega? Que no logran aislar bien del sonido exterior a pesar de introducirse en el oído.

Es algo que se debe también a que no cuentan con tecnología para ello, pero tampoco es un gran problema si se ajusta el volumen adecuadamente. Insistimos en que hay que hacer esto último porque, de lo contrario, sí que vas a tener problemas para distinguir el sonido que se reproduce con respecto del que hay en el exterior.

De su micrófono no podemos añadir mucho, porque lo cierto es que no es demasiado bueno. Sirve para llamadas telefónicas, pero a la hora de hablar por Discord o Skype, es mejor recurrir a otras opciones que sí ofrecen algo mucho mejor.

Valoración

Ahora que lo sabemos todo sobre él, es el momento de hacer nuestra valoración de los auriculares Razer Hammerhead Pro V2. Para empezar, tan solo tenemos que decir que son completamente distintos a todos los que se han visto aquí anteriormente, puesto que son in-ear en lugar de los típicos de diadema.

¿Supone esto un problema de cara al gaming? Lo cierto es que no tiene por qué serlo, aunque en este caso no son la mejor opción que hay, puesto que su perfil de sonido es bueno, pero no logran aislar tanto como deberían.

Es cierto que sí consiguen una calidad más que remarcable tanto en música como en videojuegos, incluso que sus niveles de bajos son bastante llamativos, pero esto último también genera cierto desequilibrio que puede no ser del agrado de todos.

Por el precio que tienen, sí que son algo que hay que recomendar completamente. Estos auriculares son muy buenos para jugar porque ofrecen nitidez y potencia, y todo a través de un diseño totalmente ligero y cómodo.

No dan problemas de calor ni molestias sobre la cabeza y, además, están diseñados para evitar enredos en sus cables. Son una muy buena propuesta económica, si no eres exigente.

Y ahora que ya has decidido que auriculares gaming comprar, echa un vistazo a la selección de volantes para PS4 que te hemos preparado.