BenQ TH530

BenQ sigue poniéndoselo difícil a sus rivales con productos con buenas características, a un precio agresivo. Si estás buscando un proyector de entretenimiento para casa compacto y asequible, el BenQ TH530 es justo lo que necesitas.

Que su precio no te confunda, es capaz de reproducir imágenes lo suficientemente brillantes para verse con un poco de luz ambiental, pero lo suficientemente rico en contraste para utilizarlo en una habitación oscura.

Es el compañero perfecto para reproductores Blu-ray y videoconsolas, y se puede transportar fácilmente ya que pesa poco menos de 2 kg.

Diseño

A primera vista, el BenQ TH530 es un proyector con un aspecto endeble. Es sorprendentemente pequeño con unas medidas de 28,3 x 9,5 x 22,2 cm, y todo el cuerpo está recubierto de plástico, con varios puntos de ventilación a los lados para dejar salir el ruido del ventilador y la luz difusa.

Un precio muy agresivo para un muy buen proyector.

John Archer, ExpertReviews

Está claro que la estética no es su fuerte, pero por lo menos tiene un discreto acabado blanco brillante, con bordes delicadamente curvados que le dan, al menos, un aspecto casero.

El mando a distancia del TH530 no es uno de los mejores que ha fabricado BenQ. Es pequeño, tiene bastantes botones pequeños y mal indicados, y no tiene retroiluminación.

Esto significa que lo vas a utilizar poco, suponiendo que puedas encontrarlo, teniendo en cuenta el tipo de salas con poca visibilidad en las que se utilizan la mayoría de los proyectores.

Características del proyector BenQ TH530

El sistema DLP de un solo chip del TH530 ofrece algunas características interesantes para un proyector de este precio. Disfruta de un conteo de píxeles Full HD de 1.920 x 1.080.

También asegura un brillo máximo de 3.200 lúmenes ANSI y una relación de contraste de 10.000: 1, una combinación prometedora que ayuda a disipar las sospechas de que el TH530 es solo un proyector de presentaciones, disfrazado como un dispositivo para ver películas y juegos.

Las conexiones son variadas. Se echa en falta otra entrada HDMI, ya que sólo cuenta con una. Tiene un altavoz integrado, pero dado que tiene una potencia nominal de solo 2W, es estrictamente para audio ocasional durante una presentación.

Hay opciones de S-Video y video compuesto, pero estas conexiones de baja calidad se ignoran siempre que sea posible. También hay una ranura mini USB para actualizaciones de software, una ranura RS232, así como dos puertos D-Sub.

El TH530 ofrece una selección inusualmente variada de modos de lámpara. En particular, es digno de mención su configuración SmartEco, que optimiza ingeniosamente el contraste, y reduce el consumo de energía de la lámpara hasta en un 70%.

También hay un modo LampSave que ajusta dinámicamente la salida de luz en función del contenido, y amplía la vida útil de la lámpara a 10.000 horas.

Finalmente, el proyector TH530 es compatible con 3D, aunque no incluye unas gafas para probar esta característica.

Configuración

Como era de esperar en un proyector tan económico, el TH530 no cuenta con demasiadas ayudas para la configuración física.

No tiene una palanca manual de cambio de lente. Alrededor de la rueda de enfoque tiene solo una palanca de zoom que maneja un miserable 1.1: 1.

Se puede crear fácilmente una imagen de 2,4 metros a 3 metros de distancia, pero para mayor claridad, opta por ponerlo a una distancia de 2,5 metros, para lograr 2 metros de imagen.
No presenta ningún problema ubicarlo en cualquier sala, por muy abarrotada que esté.

Dos recomendaciones, utiliza el modo de lámpara SmartEco, ya que ofrece el mejor contraste; y configura BrilliantColour para aumentar el detalle de las sombras, y luego ajusta la temperatura del color a Warm (caliente).

Rendimiento

Los productos económicos son una caja de sorpresas, nunca sabes lo que te va a tocar. Por suerte, el TH530 tiene un rendimiento bastante bueno. Primero veamos sus cosas buenas, y luego las no tan buenas.

Es particularmente buena su combinación de brillo y contraste. No es inusual encontrar un proyector de bajo coste que ofrezca una imagen brillante, pero por lo general, este brillo va acompañado de un gris que es una distracción sobre escenas oscuras. En cambio, las áreas brillantes de la imagen en el TH530 van acompañadas de una oscuridad increíble.

Lo más sorprendente, es que las áreas oscuras tienen montones de detalles de sombras. Esto aporta una sensación de profundidad en las escenas oscuras, brindándote una experiencia de visualización inusualmente uniforme.

Es perfecto en escenas de alto contraste, siendo capaz de captar todos los detalles y colores en esas áreas ultrabrillantes.

El TH530 también sobresale cuando se trata de nitidez y detalle. Es aquí cuando se nota su resolución nativa de 1080p, ofreciendo niveles de textura y claridad que rivalizan con los ofrecidos por proyectores de gama alta. Aún mejor, ofrece esta nitidez uniformemente en toda la pantalla.

Puede manejar el movimiento sorprendentemente bien, sin ningún tipo de vibración (más allá de lo que cabría esperar).

Es lo suficientemente brillante como para poder verse bien con un poco de luz ambiental en la habitación, siempre que se utilice la lámpara en su configuración High. Aunque tiene la flexibilidad de ajustarse para ofrecer una imagen más centrada en el contraste, perfecto para poder ver películas en salas oscuras.

Lo no tan bueno del BenQ TH530 es su evidente efecto arcoíris sobre los objetos brillantes que aparecen contra fondos oscuros. Las franjas fugaces de rojo, verde y azul son lo suficientemente obvias como para que casi todo el mundo las note de vez en cuando. Sin duda, un factor decisivo si eres una de esas personas que es especialmente susceptible a ver el arcoíris.

El TH530 es algo más ruidoso que la mayoría de los proyectores de entretenimiento casero. Emite un zumbido agudo en el modo Eco de la lámpara, que presumiblemente es causado por la rueda DLP; mientras que los ventiladores de refrigeración suenan estrepitosamente en el modo High.

Es un proyector que se puede utilizar también para videojuegos, y aunque su retraso medio es de 30ms, tiene variaciones que van entre 10ms y 51ms.

Finalmente, el sistema de sonido incorporado es muy débil, y difícilmente se puede escuchar nada.

Conclusión sobre el BenQ TH530

Pequeño, compacto y capaz de producir buenas imágenes con luz ambiente, este proyector DLP de un solo chip puede extraer imágenes nítidas y coloridas del contenido Full HD.

Mientras no seas especialmente propenso a ver el efecto arcoíris, el BenQ TH530 es una opción para reproducir en pantalla grande cualquier entretenimiento, de forma sorprendentemente efectiva.

Pros

Contras