Bose SoundLink Revolve y Revolve Plus

Bose es la marca líder de altavoces Bluetooth portátiles, con modelos de éxito como el SoundLink Mini y el Mini II. Pero como el mercado evoluciona constantemente, ahora se demanda un sonido de 360 grados.

Está claro que Bose no quiere quedarse atrás, y ha querido entrar en el audio omnidireccional por la puerta grande, con no uno, sino dos nuevos altavoces portátiles: SoundLink Revolve y SoundLink Revolve +.

Ambos comparten casi las mismas características, con sutiles diferencias que explicaremos más adelante.
Lo que está claro, es que los SoundLink Revolve cumplen todos los requisitos para destacarse del resto de competidores.

Diseño de Bose SoundLink Revolve

Bose ha hecho un trabajo excelente en lo que estética se refiere. Una estructura de aluminio perforada envuelve perfectamente el altavoz, estrechándose en la parte superior. Y hay dos acabados: Plateado y negro.

El SoundLink Revolve es un altavoz sorprendentemente pequeño (8,2 x 8,2 x 15,2 cm) adaptándose a la perfección a casi cualquier espacio en casa. Se nota que su diseño es para ser portátil, pues es lo suficientemente compacto como para llevarlo en una mochila o bolso.

Su peso de 662 gramos se siente más sustancial que, por ejemplo, el Google Home, que tiene un tamaño similar, pero a la vez es lo suficientemente ligero para sostenerlo con la palma de una mano.

Toda su estructura es de aluminio resistente, salvo la parte superior e inferior, que está revestida de goma y donde se sitúan los controles: botones moldeados para encender/apagar, Bluetooth, subir y bajar el volumen, la entrada auxiliar y un control multifunción.

Este último botón se puede usar para reproducir/pausar, o mantener presionado para conectarse con Siri o con el Asistente de Google, incluso si tu teléfono está en otra habitación.

Hemos notado que la parte superior de goma del Revolve puede ponerse un poco sucia, sobre todo el acabado plateado, más que la versión en negro. Y aunque está diseñado para soportar golpes y caídas, nuestro modelo ya tiene algunos rayones en el acabado.

Pero esta goma ayuda en la resistencia al agua. Su clasificación IPX4 significa que está protegido contra las salpicaduras accidentales de agua, pero no es para sumergirlo en la piscina o bañera. Tampoco está diseñado para soportar el polvo, las caídas o las temperaturas extremas, como algunos de sus rivales.

Dentro de la carcasa de aluminio, hay un controlador de rango completo y un deflector acústico omnidireccional, que tiene como objetivo difundir el sonido de manera uniforme en todas las direcciones.

También tiene dos radiadores pasivos en el interior, responsables de reforzar las frecuencias más bajas. Están colocados uno frente al otro para cancelar cualquier vibración.

Bose Revolve: sus características

En la parte posterior (si la hay en un altavoz de 360 ​​grados), hay una entrada auxiliar de 3,5 mm y un puerto micro USB para cargarlo, aunque tienes la opción de comprar una base de carga adicional.

La vida útil de la batería es aproximadamente 12 horas con una carga completa de 2 horas. Y puedes saber cuál es la carga restante de la batería al presionar el botón de encendido.

El Revolve es un altavoz Bluetooth sencillo, con un emparejamiento rápido, conectándose automáticamente a tu smartphone la próxima vez que lo enciendas. Y gracias a su entrada de 3.5mm, puedes conectarlo a otros dispositivos que no tengan Bluetooth.

El SoundLink Revolve incluye las indicaciones por voz habituales de Bose, que informan cuándo está emparejado, o cuándo no puede encontrar un dispositivo para vincular, algo que es bastante útil. Sin embargo, puedes silenciarlo si no quieres oírlo.

El Revolve tiene memoria para vincularse con ocho dispositivos sin tener que pasar una y otra vez por el proceso de sincronización Bluetooth. Esto se realiza presionando brevemente el botón Bluetooth.

Vale la pena descargar la aplicación gratuita Bose Connect (para Android e iOS) para buscar actualizaciones, así como también verificar el nivel de batería del altavoz, y habilitar el Modo fiesta, que te permite conectar dos altavoces Revolve para configurarlos en un modo de fiesta multisala, todos reproduciendo la misma música.

Como con los modelos anteriores de SoundLink, Bose no ha incluido el soporte aptX para la transmisión Bluetooth sin pérdida. Sin embargo, con altavoces tan pequeños, de todos modos, no escucharás la diferencia.

Calidad de sonido

Para un altavoz tan pequeño, el Bose Revolve ofrece un sonido sorprendentemente grande y audaz. No tiene problemas para llenar una sala de tamaño mediano, incluso a dos tercios de su volumen máximo.

Hace su trabajo clave (difundir el sonido de manera uniforme) a la perfección. Incluso si te mueves alrededor del altavoz, hay poca variación en el sonido. La música sigue siendo sólida y detallada, independientemente de nuestra posición. Esa solidez es lo que hace que Revolve sea tan bueno.

Tiene un buen lanzamiento de agudos y rango medio superior. El rango medio no es tan estrecho como el sonido del Bose SoundLink Mini II, por lo que la voz en particular suena más natural y menos encajonada.

Las líneas de bajo son profundas y con cuerpo, y el ritmo es contundente y apasionante. Los pequeños altavoces Bluetooth tienen una tendencia a exagerar las frecuencias más bajas en un intento por impresionar, pero el Revolve logra un equilibrio agradable.

Y ese sonido de 360 grados realmente es impresionante. No muestra ningún punto muerto visible mientras caminas por la habitación. Hay una calidez en el sonido que hace que sea agradable de escuchar.

Ofrece muchos detalles: los rasgueos de guitarra suenan delicados y precisos, mientras que las voces son suaves y melódicas.

Sin embargo, no es perfecto. Su sonido podría se más claro, y que los bordes de las notas fueran más definidos.

Al aumentar el volumen, el altavoz SoundLink Revolve mantiene la compostura en volúmenes que otros altavoces de su tamaño ni siquiera pueden alcanzar. Sin embargo, suena un poco desigual y distorsionado cuando llega a su límite.

Diferencias entre el Bose SoundLink Revolve y Bose SoundLink Revolve+

Ambos comparten un conjunto casi idéntico de características, pero el Revolve + es más grande, más pesado, y tiene una mayor duración de la batería.

La primera diferencia visible está en su tamaño. El Revolve+ es unos centímetros más grande (10,5 x 10,5 x 18,4 frente a los 8,2 x 8,2 x 15,2 del Revolve), y por lo tanto, algo más pesado ( 898 gramos).

Además de un tamaño más grande, la única diferencia de diseño entre el Revolve y el Revolve +, es un asa de tejido flexible que facilita su transporte.

Y la tercera diferencia es su autonomía. Mientras que el Revolve ofrecía hasta 12 horas, el Plus llega hasta las 16 horas.

En cuanto al sonido, el SoundLink Revolve + definitivamente tiene un sonido más grande y más alto que el pequeño Revolve, como era de esperar, pero las firmas sonoras son muy similares.

Conclusión

Sin duda, estamos ante dos de los mejores altavoces Bluetooth más atractivos del mercado, además de ser los mejores para su tamaño, y el sonido de 360 grados funciona muy bien.

Si a esto le añadimos su resistencia al agua, una autonomía bastante decente, y unos materiales premium, para que es una gran opción, aunque tengas que pagar un precio elevado por ellos.

Un gran rendimiento en un tamaño compacto, vale la pena tenerlo en casa.

Pros

Contras