Cómo evitar el envejecimiento prematuro de la piel

Con la edad, la piel sufre un desgaste natural. Pero gran parte de lo que consideramos envejecimiento natural, se debe en realidad a la exposición al sol y otros hábitos de vida poco saludables.

Eso significa que el envejecimiento prematuro se puede evitar, y nunca es demasiado tarde para comenzar a revertirlo.
No importa qué tipo de piel hayas heredado, puedes tomar medidas para mantenerla joven. Estas son algunas de ellas.

Consejos para evitar el envejecimiento de la piel

Evita exponer la piel al sol

Una buena parte de los cambios en la piel asociados con el envejecimiento son evitables. Y la mayoría de ellos son causados por el sol. Los rayos ultravioleta del sol penetran en nuestra piel, dañando las fibras elásticas que mantienen firme la piel, permitiendo que se desarrollen las arrugas.

El sol también es responsable de las manchas de la edad o manchas de hígado en las manos, la cara y otras áreas expuestas al sol.

La cantidad de arrugas que se desarrollan y cuán prominentes son, dependen en gran medida de la exposición al sol que hemos tenido durante toda nuestra vida.

Y aunque no podemos retroceder el tiempo y aplicar protector solar a nuestro yo del pasado, lo que si podemos hacer, es detener el daño que ocurre ahora:

Recuerda que el sol envejece

Deja de fumar para evitar el envejecimiento de la piel

Las arrugas aparecen antes y son más profundas en las personas que fuman, la llamada "cara del fumador". Las causas más probables son la disminución de la circulación de la sangre en la cara, y el daño de los químicos tóxicos del humo. Esta lenta circulación lleva a una reducción del crecimiento y la elasticidad del colágeno.

Además, los fumadores tienden a entrecerrar los ojos para que el humo no les entre en los ojos, lo que les causa arrugas de expresión.

Reduce el alcohol

Un exceso de alcohol (más de una bebida al día) es malo para la piel y la salud en general. Beber alcohol deshidrata la piel, y todos sabemos lo importante que es tener una piel hidratada para evitar la formación de líneas y arrugas. No es necesario eliminar el alcohol completamente, pero cuanto menos tomes, mejor.

Hidrata y exfolia tu piel

La importancia de hidratar la piel está clara, pero no todos aprecian lo importante que es la exfoliación para prevenir la sequedad de la piel.

Además de hidratar tu piel varias veces al día, debes exfoliarla al menos una vez cada dos o tres semanas. El exfoliante elimina la piel seca y muerta, destapa los poros y hace que tu piel sea más receptiva a los beneficios de los hidratantes.

Solo recuerda que si exfolias con demasiada frecuencia,(especialmente en climas secos) correrás el riesgo de secar tu piel aún más.

Utiliza cremas antiaging

Las cremas antiedad pueden ayudarte a revertir ciertos signos de envejecimiento, como manchas, líneas o arrugas finas. Pero ten en cuenta que no todas las cremas antiarrugas son eficaces, ya que cada piel es única.

¿Cuál elegir? Cuantos menos ingredientes tenga una crema, mejor, y si la mayoría de ellos son principios activos, perfecto.
Que sea cara no significa que sea efectiva, pero significa que el producto usa una tecnología más alta.
El mejor aval de una crema es el testimonio de los consumidores que la han probado.

Hemos preparado un extenso artículo con las mejores cremas antiarrugas del mercado. Ya te adelanto que la que más nos ha gusta es esta de Nezeni Cosmetics.

Cambia tu dieta

Nuestra piel está librando una batalla constante contra el sol, y constantemente tiene que regenerarse y repararse. Por eso necesita una nutrición adecuada, para mantenerse joven y saludable. Si comes mucha comida basura (o con poco contenido nutricional), alimentas de basura a tu piel también.

Los antioxidantes como la vitamina C y E, así como la vitamina A y B, son particularmente importantes para la salud de la piel. Puedes obtener todos estos nutrientes, y muchos más, al comer de cinco a siete raciones de frutas y verduras frescas todos los días. Los tomates, los cítricos, las verduras de hoja verde y las zanahorias son un buen comienzo.

Duerme más

Se llama sueño reparador por una razón, ya que cuando no dormimos las horas suficientes, nuestra piel puede enrojecerse, y se vuelve menos elástica, lo que resulta en una piel flácida y con arrugas. Y, por supuesto, aparecen las ojeras.

La privación del sueño es una de las principales causas del envejecimiento prematuro. Entonces ¿Cuánto tiempo hay que dormir? Se recomienda dormir 8 horas, pero esto no funciona para todas las personas. Lo mejor es dormir lo suficiente para que te despiertes descansado.

Bebe más agua

Muy poca gente bebe los 2 litros de agua al día recomendados. Esta deshidratación provoca problemas en la piel, se debilita la elasticidad, dando lugar a líneas finas, arrugas y flacidez.

Recuerda que puedes hidratarte tomando más que agua. Los zumos naturales, los caldos, las sopas y las infusiones, proporcionan un cierto grado de hidratación. Aún así, nada puede reemplazar un vaso de agua.