Cómo limpiar una cocina a fondo

La cocina es el corazón y el centro de la casa, ¡pero se ensucia tan rápidamente! Limpiar es una de las desventajas de cocinar en casa, porque si la descuidas, puede descontrolarse rápidamente. A pesar de que es sólo una habitación, requiere cuidados y atención extra.

Para mi, muchas veces la parte más difícil de limpiar la cocina, es saber por donde comenzar. La segunda parte más difícil es saber cuándo he terminado. Porque afrontémoslo, ¿alguna vez se termina la limpieza de la casa?

Por eso, quiero compartir con vosotros una guía paso a paso para limpiar la cocina a fondo que he desarrollado a lo largo de los años con la ayuda de libros, revistas, artículos online, incluso programas de televisión. Aunque no la sigáis exactamente, tendréis un marco para empezar.

Sugerencias para limpiar la cocina

Espero que os sirva para comenzar, y lo más importante, a saber dónde terminar.

¿Cómo limpiar una cocina a fondo?

  1. Despeja la encimera. Guarda todos los artículos que son de la cocina, pero que no están en su lugar. Luego junta todos los artículos que no pertenecen a la cocina, y ponlos en una cesta para guardarlos más tarde.
  2. Empieza por el fregadero. Pon todos los platos sucios apilados en el fregadero dentro del lavavajillas. Llena el fregadero con agua caliente y jabón y pon en remojo las cosas que necesiten remojo, como la plataforma giratoria del microondas, el escurridor de platos o las ollas y recipientes grandes.
  3. Sigue por la encimera. Utiliza un limpiador multiusos o especial para encimeras y rocía las encimeras sin miedo. Deja que actúe durante unos minutos mientras sigues con otra cosa. Si no quieres utilizar productos químicos, una vaporeta de mano puede hacer perfectamente el trabajo utilizando simplemente agua, de hecho, yo uso la karcher sc 1 para limpiar casi todas las zonas de mi cocina.
  4. Vacía el frigorífico. Bueno, no completamente. Tira todo lo que esté caducado y pon los recipientes de comida sucia en el fregadero lleno de agua jabonosa. Trabajando de arriba hacia abajo, limpia los estantes con un trapo rociado con limpiador multiusos. También puedes meter los estantes en el lavavajillas para que se desinfecten bien.
  5. Limpia también lo que no se ve. Utiliza un plumero de mango largo para acceder a la parte superior de los armarios, la nevera, y las lámparas. Puedes tirar la suciedad al suelo, porque hay que barrerlo más adelante. Cuando vuelvas a donde comenzaste, podrás seguir adelante.
  6. Limpia los armarios superiores y el microondas. Coloca una esponja húmeda en el microondas y caliéntalo durante 2 minutos. Mientras el microondas hace su trabajo, sumerge un trapo en el agua tibia con jabón y limpia las puertas y tiradores de los armarios superiores y cualquier otra cosa que haya en las paredes de la cocina. La esponja del microondas debe estar lo suficientemente fría como para poder utilizarla, utilízala para limpiar el interior y el exterior del microondas.
  7. Limpia la encimera y la vitrocerámica. Ahora que el limpiador ha tenido la oportunidad de actuar, limpia las superficies horizontales. Una vez más, deja que el polvo, las migas, etc. caigan al suelo porque lo limpiarás más tarde. Agrega un poco de bicarbonato de sodio para eliminar las manchas más difíciles. Para encimeras de granito utiliza un limpiador para granito, y lo mismo para las superficies de acero inoxidable. Si hay comida pegada en la vitrocerámica, utiliza una raqueta para despegarla.
  8. Limpia los electrodomésticos. Utiliza otro trapo mojado en el agua tibia jabonosa para limpiar el frente del frigorífico, lavavajillas, horno, extractor, caldera, o lavadora. No descuides las asas y los bordes exteriores. Saca las bandejas del horno y límpialas con un limpiador para horno. Limpia también los filtros del extractor (yo los meto en el lavavajillas). Para limpiar el lavavajillas y la lavadora, puedes poner un programa vacío a máxima temperatura con bicarbonato y vinagre.
  9. Limpia los armarios y cajones inferiores. Una vez más, un trapo mojado en agua tibia y jabonosa hará el trabajo. Que no se te olvide limpiar el accesorio que divide los cubiertos.
  10. Fregadero limpio. Lava a mano los accesorios que hay en el fregadero, o introdúcelos en el lavavajillas. Vacía el fregadero y acláralo con agua caliente. Utiliza bicarbonato de sodio y vinagre (o zumo de limón) para desatascar la boca del fregadero y aprovecha para limpiar la base y las paredes. Vuelve a aclararlo con agua caliente. Limpia el grifo con un paño de microfibra hasta que brille.
  11. Vacía el cubo de la basura. Limpia rápidamente el interior del cubo con un trapo húmedo antes de volver a colocar la bolsa nueva.
  12. Limpia la ventana. Los cristales y los zócalos. Si tienes cortinas, échalas a lavar también. Lo mismo si tienes alfombras.
  13. Barre y friega el suelo. Lo último es el suelo. Barre bien todo el suelo, sacando el zócalo y los electrodomésticos si es necesario. Comienza en la esquina más alejada de la puerta de la cocina. Luego utiliza una fregona con agua limpia para fregar el suelo. Si el agua se ensucia enseguida, deséchalo por el inodoro y pon agua nueva.

Ahora es el momento de felicitarte por un trabajo bien hecho.

Consejos adicionales

Haz de la limpieza de la cocina un asunto de familia. Divide las tareas entre los miembros de tu familia y tardarás mucho menos de lo que crees.

Después de la comida, enjuaga o limpia los platos y el menaje para que los alimentos no se queden secos y sean más difíciles de eliminar.

Puedes hacer todos estos pasos en un solo día, o repartirlos den varios días. Puedes limpiar a fondo la cocina de arriba abajo (¡y mantenerla limpia!) en sólo 20 minutos al día, haciendo un poco cada día.

Ponte un horario semanal y una alarma para que no se te pase la hora de la limpieza. Y así, en muy poco tiempo podrás limpiar la cocina a fondo.