Cómo limpiar la lavadora por dentro

La lavadora hace el trabajo sucio por nosotros. Introduces la ropa sucia dentro, y sale limpia y fresca, libre de manchas, barro o restos de comida. ¡Es fantástico!

Pero a veces se nos olvida que toda esa suciedad se va depositando dentro del tambor, y con el tiempo, empiezas a notar que la ropa no sale tan limpia y tan fresca como solía salir al principio.

Aunque no sea el más glamuroso de los trabajos, limpiar el interior de la lavadora regularmente la mantendrá en óptimas condiciones, para que pueda seguir funcionando correctamente y dure mucho tiempo.

¿Por qué debemos limpiar la lavadora?

Si la idea de limpiar la lavadora te suena extraño, te voy a dar varias razones por las que deberías hacerlo.

Dejar el interior limpio

Algunas lavadoras tienen la tendencia de oler mal debido a su diseño. Ciertos componentes tienen agua, lo que los convierte en un caldo de cultivo para el moho y bacterias, causando olores desagradables.

Estos malos olores pueden afectar a la ropa limpia, y que ésta huela mal aunque acabe de salir de la lavadora.

El agua también puede afectar negativamente a la lavadora. La acumulación de la cal en ciertos componentes y cañerías, puede hacer que el agua fluya en menor cantidad, y puede repercutir en el proceso de aclarado, por eso es importante limpiar la cal de las tuberías regularmente.

Los restos de detergente y suavizante también pueden atorar los componentes o las tuberías.

La humedad en el ambiente impide que la lavadora se seque completamente entre cargas, provocando olores rancios y la proliferación de moho.

Hay que dedicar tiempo a mantener en forma los electrodomésticos

Si tienes alguno de estos problemas, o simplemente hace mucho que no limpias la lavadora, es hora de que le dediques un poco de tiempo a este electrodoméstico tan importante, para que pueda seguir trabajando eficientemente y tu ropa salga perfecta.

Te voy a dar varios consejos y trucos para que puedas limpiar el interior de tu lavadora, y que quede como nueva.

Cómo limpiar una lavadora por dentro

Lo primero que hay que hacer antes de empezar, es leer las instrucciones de la lavadora, en las que se especificarán detalladamente cómo limpiar la máquina sin dañarla.

Dependiendo de la marca y el modelo se podrá utilizar unos productos u otros. Algunos fabricantes desaconsejan el uso de productos descalcificantes, o ciertos productos químicos, y utilizarlos puede anular su garantía.

Por suerte, se puede limpiar perfectamente utilizando únicamente productos naturales. Las siguientes instrucciones te permitirán matar el moho, las bacterias y mantener los olores desagradables a raya, usando exclusivamente ingredientes naturales. Seguro para todos los componentes de la lavadora.

Solo necesitarás dos ingredientes comunes en la limpieza natural, y que seguro tienes en casa: vinagre blanco y bicarbonato de sodio.

El vinagre es un gran desinfectante, pudiendo eliminar el moho y las bacterias sin problemas, además, su acidez ayudará a disolver la cal del tambor y las tuberías.

Con un poco de esfuerzo, nuestra lavadora quedará como nueva

El bicarbonato de sodio limpia los restos de detergente o jabón y desodoriza, eliminando los malos olores.

Este método es respetuoso con el medio ambiente, no utiliza químicos o lejías, cuesta muy poco dinero, y si eres metódico, realmente no te llevará mucho tiempo.

Para ello necesitarás:

Y se hace así:

Empezamos mezclando el bicarbonato y el agua en un recipiente pequeño. Esto va a ser el "detergente" para limpiar la lavadora, y lo vamos a añadir al cajetín en el compartimento destinado para el jabón.

Medimos el vinagre y lo vertemos dentro del tambor vacío. Seleccionamos el ciclo de lavado que tenga más temperatura, cerramos la puerta y lo ponemos en funcionamiento.

La mezcla de bicarbonato y vinagre produce una reacción que deshace los depósitos minerales, las esporas y el moho, mientras que limpia e higieniza la lavadora.

Esperamos a que termine y abrimos la puerta para que se seque el interior. El moho crece en lugares húmedos, así que siempre hay que dejar la puerta abierta para ayudar a que se seque. Sino, también podemos pasarle un trapo seco por el tambor.

Si queda algún mal olor o residuo, repetimos el proceso de nuevo.

También aprovechamos para limpiar las juntas de goma de la máquina con una esponja o un trapo húmedo. En los recovecos de estas juntas suele haber también suciedad.

Y ya que estamos, limpiamos también el cajetín del detergente. Lo ideal sería sacarlo por completo (si no sabes cómo hacerlo, seguramente que en las instrucciones lo pone) para sumergirlo en agua caliente y poder retirar todos los restos de jabón y suavizante con un cepillo pequeño.

Lo aclaramos bien y dejamos que seque antes de volver a ponerlo de nuevo. ¡Y ya estaría la lavadora limpia y lista para hacer una colada!

Desafortunadamente, si la suciedad estaba demasiado incrustada, no esperes que el problema se resuelva con una limpieza. Es posible que tengas que repetir el proceso hasta 6 veces antes de ver una mejoría, pero no desistas, al final se consigue.

Limpiar el interior con la vaporeta

Otra manera de hacerlo es con la vaporeta. Este aparato no es caro, hay vaporetas con buena relación calidad precio por unos 60€. Son muy útiles y limpian a fondo gracias a la alta temperatura del vapor. ¿Se te había ocurrido usarlas para limpiar el interior de tu lavadora?

Dejan el interior reluciente, y además de eliminar las manchas y suciedad también desinfectan. Esto es importante, la lavadora es un lugar humedo y cerrado, donde las bacterias campan a sus anchas entre lavado y lavado. Si ya tienes una vaporeta, esta es otra tarea de limpieza donde sacarle partido.

Mantenimiento de la lavadora

Una vez que tenemos limpia la lavadora, es una gozada volver a hacer coladas. La ropa sale más limpia que antes, y huele a fresco y al aroma del suavizante.

Pero no nos va a durar limpia para siempre. Hay que volver a repetir el proceso de limpieza de vez en cuando, sin esperar a que vuelvan a surgir olores desagradables.

Un mantenimiento regular es la mejor forma de mantener la lavadora sin suciedad durante más tiempo. Para ello, te recomiendo que sigas los siguientes consejos: