Cómo rizar el pelo con espuma

El pelo rizado es símbolo de belleza y sensualidad, pero ¿qué pasa si no lo tienes naturalmente? ¡Absolutamente nada! Utilizando espuma puedes conseguir esos rizos definidos y brillantes que tanto deseas y transformar tu melena añadiendo volumen.

Es tan sencillo como seguir estos pasos que te dejamos aquí abajo, ¡y sólo tardarás 15 minutos en conseguirlo!

Antes de empezar es importante recordar unos pequeños consejos para no dañar tu cabello intentando conseguir esas ondas de ensueño: trata de utilizar productos de calidad para proteger tu cabello y mantenerlo sano. Es recomendable no utilizar productos que contengan alcohol.

Cómo rizar el pelo con espuma

Hay que procurar utilizar productos que contengan ingredientes naturales (cuanto más mejor) para así evitar una melena seca o encrespada, entre otras cosas.

Primer paso: lava tu cabello

Es muy importante que apliquemos la espuma sobre un cabello limpio, para así prolongar su efecto y conseguir esos rizos de ensueño que tanto deseamos. Por lo tanto, lava tu pelo utilizando un champú para cabellos rizados, ya que así tu melena se preparará y comenzará a trabajar los rizos, lo cual facilitará el efecto de la espuma.

No es necesario utilizar acondicionador, pero si lo incluyes en tu rutina de belleza, procura que sea también un acondicionador para pelo rizado, esto dará vida a tu melena y hará que empiecen a formarse pequeñas ondulaciones, lo cual también facilitará a crear esos rizos confortables que buscamos.

Dí adiós al pelo encrespado

Un pelo rizado es muy atractivo

El encrespado es el peor amigo de un pelo rizado reluciente. Para evitarlo, es muy importante que seques tu cabello cuidadosamente con una toalla nada más salir de la ducha.

No lo sacudas bruscamente ya que esto sólo servirá para activar el frizz o encrespado. Recuerda que es necesario quitar completamente la humedad antes de proceder a crear los rizos. Una vez tu melena esté libre de la humedad es el momento de cepillarla. Peina tu cabello sin tirones bruscos, desenredándolo poco a poco y cuidadosamente.

El momento de la espuma

Ha llegado el momento clave para conseguir transformar un pelo aburrido en un pelo lleno de vitalidad y movimiento. Primero, pon un poco de espuma en las palmas de las dos manos.

La espuma es el aliado del cabello con rizos

Aplicar una pequeña cantidad del producto es suficiente para conseguir las ondas que deseamos. Después, extiende el producto por tu cabello.

Es fundamental que no apliques la espuma moldeadora en las raíces del pelo, ya que sólo conseguirás engrasar tu cabello y todos sabemos que un cabello graso no es equivalente a una melena despampanante. Por eso, aplica el producto sobre todo en las puntas de tu melena, y si quieres también en los medios, con eso bastará.

Si lo que deseas son unos rizos muy definidos, aprieta el cabello al aplicar el producto. De este modo, la espuma se fijará mejor en los mechones y hará que los rizos tengan más definición.

Utiliza un secador con difusor

Para darle el toque final a tu look de rizos perfectos, es de gran ayuda utilizar un secador con difusor para fijar los rizos y hacer que estos sean más duraderos.

Por supuesto, mucho mejor si tienes un rizador como el Karmin G3, pero no siempre es necesario. El secador con difusor nos puede servir.

Coge mechones de pelo y pon el difusor sobre ellos durante unos cinco segundos, ¡y ya estaría! Si quieres, puedes utilizar algún sérum o aceite para añadir brillo a tu melena y disminuir aún más el encrespado.

Recuerda también que es recomendable utilizar algún tipo de producto termoprotector antes de utilizar el difusor para que el calor del secador no dañe el cabello.

Si no tienes a mano espuma, hay otras maneras para rizar el pelo de forma natural. Es buena idea conocerlas por si las necesitas en un momento dado. Lo importante: estar guapa y sentirte bien contigo misma.