Cómo rizar el pelo de forma natural

A todas nos gusta lucir un cabello sano y brillante, de esos que cuando pega el viento se alzan majestuosamente y acaparan todas las miradas.

Sin embargo, para conseguir ese efecto es necesario no maltratar nuestro pelo. El cabello de algunas personas es extremadamente delicado. Deben cuidarlo mucho, y para ello evitar el calor de las planchas, los rizadores o cualquier otro tipo de métodos que requieren el calor de algún aparato para conseguir el efecto deseado.

Tanto para ese tipo de cabellos, como para quien no tiene a mano un rizador de pelo y quiere lucir unos fantásticos rizos, ¡hay esperanza!

Deberíamos optar por un modo natural de conseguir el peinado que queremos lucir, para eso, aquí tienes unos fantásticos métodos de cómo rizar el pelo de forma natural, ¡sigue leyendo!

Vamos a ver cómo rizar nuestro pelo de una forma natural

Las trenzas son tus aliadas

Una manera de conseguir ese efecto de ondulación en nuestro cabello es simplemente trenzando el pelo mientras está aún húmedo.

Primero lava tu melena, ya que los rizos tendrán más forma y lucirán más brillantes en un cabello limpio. Después sécalo con una toalla para suprimir el exceso de agua, ya que el pelo debe estar húmedo, no mojado.

Además, para evitar que los nudos estropeen la belleza de nuestros rizos, no se nos puede olvidar peinar el cabello de antemano. Seguidamente, divide tu cabello en diferentes secciones y trenza cada sección. Recuerda que cuanto más cantidad de pelo contenga la sección y más ancha sea la trenza, el resultado final será menos ondulado, y al revés.

Si lo que buscas es un cabello muy rizado las secciones deberán contener menos pelo, y en consecuencia tendrás que hacer más secciones. Es hora de secarte el pelo.

Asegúrate de que las trenzas están completamente secas. Duerme con las trenzas y deshaz los mechones cuidadosamente la mañana siguiente. Si quieres puedes aplicar un poco de laca sobre tu cabello para que así las ondas sean más duraderas y ¡ya estás lista!

Crea rizos con monos

Otra forma de conseguir rizos naturalmente es usando recogidos fáciles de hacer para crear ondas. Hacer moños pequeños es una sencilla manera de conseguir unos rizos perfectos. En esta técnica también necesitamos que nuestro cabello esté húmedo.

Después divide el cabello en secciones y recuerda, cuantas más secciones, los rizos serán más formados y el resultado final será una melena muy rizada.

En cambio, si prefieres que tu cabello esté rizado pero que los rizos no tengan mucha forma, es mejor que dividas tu cabello en menos secciones y que así cada sección contenga más pelo.

Una vez divididas las secciones, escoge un mechón y empieza a enrollarlo de abajo para arriba, girando el mechón en una dirección. Después enrosca la sección sobre sí misma, creando así un pequeño moño pegado a tu cuero cabelludo. Comienza con las secciones de la capa de arriba de tu melena, así cada moño tendrá su lugar y será más fácil hacer los moños que si empiezas con unasección de la capa de abajo.

Después, sujeta el moño con horquillas para que no se desprenda.

Vuelve a repetir este proceso con cada sección y lo más importante, ¡no sueltes los moños hasta que estén completamente secos!

Dormir con los moños es la manera más eficaz de lograr el efecto de ondulado que deseamos, pero también puedes utilizar un secador de pelo durante unos pocos minutos para quitar la humedad del cabello.

Una vez el cabello esté seco y hayamos tenido los moños durante treinta minutos (cuanto más tiempo los mantengamos, más duraderos serán nuestros rizos), es hora de soltarlos. No cepilles el cabello, esto solo empeorará la apariencia de nuestras ondas, ¡y es justo lo que no queremos!

Aplica un poco de laca y ¡voilá!