Conga WinRobot Excellence 970: lo probamos

Si la limpieza de los cristales te supone un tremendo esfuerzo, y darías lo que fuera por no hacerlo nunca más, estás de suerte. Los robots limpiacristales ya son una realidad, y gracias a su innovadora tecnología, pueden ahorrarte el realizar esta tediosa tarea.

Quiero comprarlo en la web oficial

Uno de los más novedosos es el Conga WinRobot Excellence 970, de la conocida marca española Cecotec, que ya tiene 3 robots limpiacristales en su catálogo. A destacar que su robot aspirador Conga Excellence es de los más vendidos en España. Algo tienen que estar haciendo bien.

A diferencia de otros robots limpiacristales, el WinRobot Excellence 970 tiene un diseño cuadrado de 27 x 25 x 9 cm, que le permite llegar a los bordes y esquinas de las ventanas.

Conga WinRobot Excellence 970

Pero no solo puede limpiar ventanas, es útil eliminando la suciedad de cualquier superficie acristalada con un grosor mayor a 5mm, con o sin marco, y de un tamaño no inferior a 50 x 70 cm.

Lo hemos utilizado en las ventanas, la mampara de la ducha, y los azulejos de la cocina y el baño, aunque también se puede usar en las mesas de cristal y los espejos.

El cable de corriente incluido tiene una longitud de 4 metros, así que limita la limpieza a cristales de menor tamaño, aunque en caso de que sea más grande, siempre se puede utilizar un alargador.

Por seguridad tiene que estar conectado a la corriente todo el tiempo. La razón es que requiere de bastante energía para poder alimentar al motor que realiza la succión para mantenerse adherido al cristal, y desplazarse durante la limpieza. Así nos aseguramos de que se mantiene pegado al cristal.

Así que no es como los robots aspiradores que salen y limpian sin nuestra intervención. Este robot si requiere que estemos presentes, por lo menos, para encenderlo y colocarlo en el cristal.

La parte posterior

Y entonces ¿qué pasaría si se va la luz o por error se desenchufa el aparato? Está todo pensado. El Conga WinRobot Excellence 970 tiene un sistema de seguridad compuesto por una batería de emergencia que mantiene en funcionamiento al aparato durante 15 minutos. Además, si detecta que no le llega corriente desde el enchufe nos avisará mediante un pitido regular para que lo quitamos del cristal antes de que pasen esos 15 minutos de margen.

Y por supuesto, incluye una ventosa que se adhiere al cristal contiguo para que, en caso de que se despegue del cristal, quede suspendido en el aire y no caiga al suelo.

Resumiendo, que incluso en el peor de los casos no caerá al suelo.

Accesorios incluidos en la caja

Esto es todo lo que incluye el Conga WinRobot Excellence 970

Fácil funcionamiento

No tiene ninguna dificultad. Hay que colocar las mopas en su sitio mediante los velcros, rociarlas con el limpiador para humedecerlas, y enchufar el robot.

Al darle la vuelta, verás un interruptor de color gris que hay que poner en la posición "-". En ese momento, la luz de atrás se pondrá de color azul y la succión se activará.

Ya se puede colocar el robot sobre el cristal, pues se quedará pegado; y simplemente hay que esperar a que la luz del botón CLEAN (el único que hay) deje de parpadear y quede fija para pulsarlo, y que empiece a limpiar.

Si vamos a limpiar una ventana exterior, hay que fijar la ventosa de seguridad a un cristal anexo para evitar que se caiga si hay cualquier problema.

Navegación inteligente

Gracias a su tecnología de inteligencia artificial iTech Win 3.0 el robot limpia la superficie rápidamente, pues puede calcular la ruta óptima para limpiar, así como detectar los marcos, obstáculos y límites de la ventana.

En las pruebas el WinRobot Excellence 970 limpió un cristal de 53 x 89 cm en 8 minutos (4 minutos por cada lado), mucho menos de lo que tardan otros robots. ¡Es igual de rápido que un humano!

Y sus sensores de posición, bordes y distancia hacen posible que el aparato pueda desplazarse eficientemente por toda la superficie, sin caerse y sin llevarse nada por delante.

Y una vez que termina de limpiar, vuelve automáticamente a su punto de inicio.

Limpieza en 5 etapas

Las mopas, junto con la solución de limpieza y la goma, humedecen, frotan, deslizan y eliminan la suciedad, y secan el cristal en una sola pasada.

Así no queda suciedad, ni restos de líquido, ni marcas en el cristal.

Algo destacable, es que el cabezal superior (donde se encuentra la mopa delantera) realiza un movimiento de vaivén lateral mientras se desplaza, como si frotara la superficie de un lado a otro, por lo que elimina más suciedad y llega donde otros no pueden llegar.

La limpieza se puede iniciar pulsando el botón CLEAN en el mango del robot, o mediante los botones del mando a distancia.

Modos de limpieza

El robot de limpiacristales de Conga tiene varios modos de limpieza para poder adaptarse a todas las circunstancias y limpiar de la mejor forma posible.

Independientemente del modo seleccionado, el Conga WinRobot Excellence 970 va a hacer 2 pasadas por el recorrido para dejar un acabado óptimo, terminando finalmente en el punto de inicio, donde lo habías posado.

Durante la limpieza, en cualquier momento podemos pausar el robot pulsando el botón de Start/Pause del mando a distancia, así como dirigirlo a una ubicación concreta o pararlo con sus botones correspondientes.

Una vez que el dispositivo termina la limpieza, nos avisa con un pitido bien audible. Para poder despegarlo del cristal, simplemente hay que presionar el botón CLEAN durante 5 segundos, y se apagará el motor que crea la succión.

Por último, hay que deslizar el interruptor gris posterior hacia la posición "0" y desenchufar el cable. No es necesario mantenerlo cargando ni nada. ¡Así de fácil!

Rendimiento

Lo más importante en cualquier robot, es que realice bien su trabajo. ¿Cómo trabaja el Conga WinRobot Excellence 970? ¿Limpia bien los cristales?

Llevamos varias semanas utilizándolo, y no podemos estar más contentos con el resultado. El robot limpia los cristales muy bien, y elimina la mayor parte de la suciedad.

Y digo la mayor parte porque en las ventanas con marco no apura bastante y deja un pequeño borde y justo la esquina sin limpiar. Es el handicap que tienen todos los robots en general.

En los cristales sin marco ajusta más, y el resultado es mejor. Aún así, no deja ningún rastro de líquido, ni marcas, ni un halo blanquecino tras la limpieza, como si vemos que dejan otros robots limpiacristales.

La clave para que quede bien limpio es utilizar las mopas limpias, se nota un montón cuando están un poco manchadas; y darle dos pasadas si el cristal está muy sucio.

Es el aparato perfecto si tenéis muchas ventanas en casa, o éstas son muy grandes, pues os ahorrará mucho tiempo y esfuerzo.

En cuanto al ruido, la verdad es que es bastante ruidoso, debido principalmente a la succión tan potente que tiene para mantenerse pegado al cristal. Aunque nos ha parecido que hace algo menos de ruido que sus competidores.

Si estáis dudando entre el modelo anterior, el Conga WinRobot Excellence y este, os diremos que la mayor diferencia entre los dos es su tecnología de inteligencia artificial. En el modelo anterior es la iTech Win 2.0, y en este es la iTech Win 3.0, una navegación algo más eficiente y avanzada.

Limpieza y Mantenimiento

Como cualquier robot, el limpiacristales de Conga necesita una limpieza regular para que se mantenga en óptimas condiciones.

Lo primero que va a necesitar una limpieza son las mopas, que habrá que lavar a mano con un jabón suave. Es importante que las mopas sequen bien antes de ponerlas en el robot, ya que si están húmedas pueden despegarse del cristal.

Con el tiempo también hay que limpiar el ventilador, las ruedas, los sensores y las gomas limpiacristales con un trapo, para que puedan seguir realizando su trabajo con efectividad.

La limpieza de las ruedas se realiza fácilmente con ayuda del botón que tiene las 3 gotas en el mando a distancia.

Mi opinión del Conga WinRobot Excellence 970

Una vez que pruebas este robot limpiacristales, ya no sabes cómo habías podido vivir sin el. Limpia bastante bien los cristales, los azulejos y los espejos, y nos ahorra un montón de tiempo para dedicarnos a otras cosas.

Es una buena inversión, sobre todo, si tienes muchas ventanas, muy grandes, o situadas en una zona a la que no puedes acceder bien.

Está claro que a medio-largo plazo, estos robots serán un aliado imprescindible en todas las casas, como lo son los robots aspiradores ahora.

Por eso te recomiendo que empieces desde ya mismo a delegar la limpieza de los cristales en el robot Conga WinRobot Excellence 970.

Comprar ahora por 215 €