Todo sobre la doble limpieza coreana

Lo más memorable que nos ha traído las tendencias de belleza coreana han sido las rutinas de cuidado de la piel con múltiples pasos. Y el mejor de ellos es la doble limpieza.

Limpiar dos veces en lugar de una le da a la piel una limpieza completa, sin comprometer su función de barrera. Es de alguna manera más suave, pero más efectivo que limpiar una vez, especialmente para aquellas personas que utilizan maquillaje o mucho protector solar.

1

Lo mejor de todo es que no tienes que tener una rutina de cuidado de la piel de varios pasos para beneficiarte de añadir el método de doble limpieza a tu vida. Si estás intrigada por la idea, he preparado una guía completa para que empieces desde cero.

En este post te explico en detalle lo que es la doble limpieza y todos sus beneficios, además de cómo y cuándo se debe hacer, o con qué productos. ¡Empezamos!

¿Qué es el método de doble limpieza coreano?

Si en una rutina normal te lavas la cara una vez con un limpiador o agua micelar (como la de Nezeni Cosmetics), generalmente terminas con una capa de residuos de maquillaje en tu piel, y a veces te vas a dormir y ni lo notas.

La doble limpieza elimina de la ecuación cualquier residuo, pues se trata de realizar dos limpiezas:

Aunque puede parecer una nueva tendencia de belleza, el método de doble limpieza no es muy diferente de la práctica de desmaquillar la piel antes de limpiarla con un limpiador facial.

La doble limpieza es ideal para todo tipo de piel, y es imprescindible si usas maquillaje a diario, o si tus hábitos de protección solar son puntuales.

¿Cuáles son los beneficios que obtendrás con la doble limpieza?

Conseguir una limpieza a fondo

Al limpiar el cutis dos veces, acabas con una tez realmente limpia, fresca y sana. Cada limpiador está formulado de forma diferente, de modo que las impurezas se tratan de forma diferente, por lo que el método de doble limpieza termina limpiando la piel mucho más a fondo de lo que lo puede hacer un solo limpiador.

Limpiar suavemente

Este método doble puede ser mucho más suave para la dermis que una limpieza simple, siempre y cuando elijas limpiadores suaves para los pasos uno y dos.

Cuando usamos un solo limpiador, a menudo terminamos restregando la piel con demasiada dureza y durante demasiado tiempo, y los ingredientes necesarios para descomponerlo todo a fondo y de una sola vez, pueden ser a menudo secantes e irritantes.

Al dividir la limpieza en dos pasos, cada limpiador puede ser suave y el efecto general sobre la piel puede ser calmante.

Totalmente personalizable

No importa el tipo de piel que tengas, puedes adaptar los tipos de limpiadores que utilizas en la rutina de limpieza para que tu piel obtenga los máximos beneficios.

Esta rutina puede ser más o menos hidratante, calmante, iluminadora, y más, todo dependiendo de tus necesidades y deseos.

No limpia excesivamente

Te sorprenderás al saber que en vez de arriesgarte a una limpieza excesiva, ¡la doble limpieza hace exactamente lo contrario!

Al confiar en un limpiador a base de aceite para descomponer los aceites, y un limpiador a base de agua para descomponer las impurezas solubles en agua, el método de doble limpieza convierte tu rutina de limpieza en una mucho más suave.

Cuándo se debe hacer

No todo el mundo tiene que hacer una limpieza doble cada noche, y definitivamente no dos veces al día. Debe reservarse para las noches y cuando se necesite una limpieza a fondo, es decir, cuando te hayas puesto protector solar y maquillaje.

Doble limpieza basada en el tipo y los problemas de piel

Dependiendo de tu tipo de piel y de las preocupaciones específicas que tengas, probablemente querrás usar un primer y segundo limpiador diferente.

Para la piel seca

La piel seca no produce muchos aceites naturales (por ejemplo, sebo) y generalmente está acompañada de poros pequeños, especialmente en la juventud.

Las personas con tez seca deben utilizar productos que infundan hidratación y emoliencia, y que no despojen al cutis de sus aceites naturales.

Para la piel grasa

La tez grasa produce mucho sebo a lo largo del día, por lo que pueden salir brillos fácilmente. Las personas con piel grasa a menudo tienen poros más grandes y son más propensas al acné.

Para las pieles mixtas y normales

Las mixtas experimentan cierta producción de grasa, normalmente alrededor de la zona T, aunque a veces también puede estar seca en la zona de las mejillas.

Para las pieles acnéicas

La doble limpieza es excepcional para desincrustar los poros obstruidos sin agravar los brotes activos. Esto se debe a que es lo suficientemente suave como para no empeorar la inflamación de los brotes, pero limpia a fondo y hace un gran trabajo disolviendo cualquier impureza que obstruya los poros.

Para las pieles sensibles

Se enrojece e irrita muy fácilmente. Es más una preocupación que un tipo de piel, ya que las personas con piel sensible también pueden ser grasas, secas, normales o combinadas cuando se trata de los niveles de producción de sebo.

La doble limpieza se basa en el uso de dos tipos de limpiadores muy suaves, en lugar de uno solo fuerte, lo que lo hace ideal para aquellas personas con piel sensible.

Esto se debe a que minimiza la cantidad de tirones y roces que pueden exacerbar la sensibilidad y causar irritación. También evita los surfactantes muy fuertes que podrían no funcionar tan bien para quitar el maquillaje o el protector solar por sí solos.

Más consejos para realizar correctamente una doble limpieza

Antes de terminar, aquí hay algunos consejos extra para que lo hagas como un profesional.

Y hasta todos los secretos de la doble limpieza, un método más que efectivo para conseguir una piel más sana y bonita.