Mejores gafas realidad virtual

Con precios más asequibles y cada vez más populares, estas gafas expanden tu universo.

La realidad virtual (VR) es una forma fascinante de viajar, usando nada más que el poder de la tecnología. Con unas gafas de VR puedes ver un espacio virtual como si realmente estuvieras allí.

Y aunque no es una novedad, es increíble lo lejos que ha llegado en tan poco tiempo. En tan sólo unos años, las gafas de inmersión han pasado de ser el sueño de la fiebre Kickstarter, a ser algunos de los dispositivos más innovadores y vanguardistas del momento.

Casi todas las grandes empresas ofrecen gafas de realidad virtual (excepto Apple). Y cada año, estos dispositivos son cada vez mejores. El mercado está lleno de nuevos dispositivos para móviles, incluidos los Samsung Gear VR y Google Daydream View, y este mismo año se ha lanzado la segunda generación de HTC Vive, las HTC Vive Pro.

Nuestras gafas de VR favoritas: guía de compra

El único problema con toda esta nueva tecnología, es que puede ser difícil elegir cuál es la mejor del mercado, una decisión que se vuelve aún más difícil cuando tienes un presupuesto ajustado.

La gúia definitiva de gafas VR

Para que elegir te resulte mucho más fácil, hemos analizado las mejores gafas de realidad virtual

Te contamos todas sus características para que solo tengas que escoger la que más te gusta.

Las mejores: HTC Vive

Las HTC Vive son lo mejor en gafas de realidad virtual. Se trata de un dispositivo completo que incluye unas gafas, dos controladores, y dos estaciones base para definir un área de RV a escala de habitación.

Es técnicamente impresionante, y puedes moverte por un espacio de 4,5 x 4,5 metros, añadiendo otra dimensión a la sensación de presencia que experimentas al usarlo; no sólo estás presionando un botón, sino que estás usando las piernas para caminar.

Cuenta con una pantalla OLED con una resolución de 2160 x 1200 que proporciona una imagen muy nítida, y una frecuencia de refresco de 90 Hz. Cuenta con un seguimiento de precisión gracias a sus 32 sensores, y un seguimiento de movimiento de 360 grados, por lo que cada movimiento que hagas se capta en el dispositivo.

Su impresionante visor ofrece un campo de visión de 110 grados, suficiente para cubrir incluso la visión periférica.

Una de las mejores características del HTC Vive son sus dos controladores incluidos. Cada uno de los cuales dispone de 24 sensores para lograr una gran precisión y un óptimo seguimiento del movimiento.

La interfaz de software incluida de Steam Store tiene más de 60 videojuegos VR, que funcionan perfectamente con los controladores incluidos.

La desventaja del Vive es su precio. A pesar de haber rebajado el dispositivo, sigue siendo caro. Además, los sistemas VR conectados a PC como el Vive necesitan mucha energía. HTC recomienda al menos una CPU Intel Core i5-4590 y una GPU GeForce GTX 970.

Otra gran opción: Oculus Rift

Las Oculus Rift fueron el primer modelo de gafas que salieron tras el resurgimiento de la RV, y después de varios años de desarrollo, y algunos competidores poniéndoselo difícil, las Oculus siguen siendo el modelo más importante de la RV.

Las gafas son cómodas y se pueden ajustar al tamaño de cualquier cabeza.

Desde un punto de vista técnico, las Oculus son casi idénticas a las Vive. Cuentan con una pantalla OLED con una resolución de 2160 x 1200 y una frecuencia de refresco de 90 Hz. La unidad proporciona un campo de visión de 110 grados, con un área de rastreo de 1,5 x 3,3 metros.

En el interior de las gafas está integrado un sistema de audio que ofrece a los usuarios la experiencia de un sonido inversivo que proporciona espacio y profundidad.

Las gafas también incluyen dos controladores Oculus Touch para poder interactuar con el mundo virtual. Aunque el dispositivo viene con su propio mando a distancia independiente para poder navegar por los menús y controlar el volumen también.

Sin embargo, si la comparamos con la tecnología a escala de habitación de las HTC Vive, las Oculus Rift no son tan buenas. La razón es que mientras que las Vive están diseñadas para que te puedas mover en cualquier dirección, las Rift te hacen colocar por defecto sus dos sensores en frente a ti. Esto significa que el seguimiento es unilateral, y si te das la vuelta, los sensores te pierden.

Esto se puede arreglar añadiendo un tercer sensor al sistema, pero requiere un desembolso adicional, por eso pensamos que el de las HTC Vive es mucho mejor.

Dicho esto, al ser más baratas que las Vive, las Oculus Rift son una opción muy buena si quieres disfrutar de tus juegos en realidad virtual.

Las mejores para PS4: Sony PlayStation VR

No se puede obviar el hecho de que para utilizar las HTC Vive o las Oculus Rift, se necesita un PC bastante potente, que es una gran inversión para la mayoría de la gente. Esto no ocurre con las PlayStation VR de Sony, que únicamente requieren poco más que una consola PS4 para funcionar.

Y considerando la gran diferencia de potencia entre la PS4 y el PC, las PlayStation VR son unas gafas de realidad virtual sorprendentemente capaces.

Al igual que las Rift, utilizan una pantalla OLED. La pantalla mide 5,7 pulgadas y ofrece una resolución de 1920 x RGB x 1080, con un rendimiento de hasta 120 fotogramas por segundo. Para una inmersión total, las gafas cuentan con tecnología de audio 3D, lo que le permite escuchar y localizar con precisión los sonidos de arriba, de abajo y de todo lo que te rodea.

La PlayStation VR ofrecen aproximadamente 100 grados de campo de visión. El dispositivo detecta tu movimiento con un acelerómetro, un giroscopio y el sistema de seguimiento de PlayStation Eye.

Gracias al apoyo de Sony, la selección de juegos de PlayStation VR es también impresionante. Había docenas disponibles en su lanzamiento, y muchos más han ido saliendo a lo largo de su primer año a la venta.

Además, Sony ha resuelto una de las quejas más recurrentes de los usuarios, que sus accesorios se venden por separado, lanzando varios paquetes con dispositivos como la PlayStation Camera incluida. Sin embargo, los controladores PlayStation Move, aunque están incluidos en algunos paquetes, no están en todos.

Aunque depende del paquete que elijas, la reciente reducción de precio ha proporcionado que las PlayStation VR sean la mejor opción para vivir la experiencia VR en la PS4.

Las mejores para smartphones: Samsung Gear VR

Si tienes un teléfono Samsung, las gafas Gear VR es uno de los mejores equipos de VR que puedes comprar. Para utilizar el último Gear VR, necesitas un smartphone Samsung Galaxy compatible (actualmente ocho dispositivos, desde el Galaxy S6 hasta el S8).

En comparación con otras gafas para smartphones, su diseño puede parecer grande, pero su tamaño también es una ventaja. En el interior, se puede ajustar su óptica con el dial montado en la parte superior, lo que le proporciona una imagen más cómoda y nítida.

Y es bastante transpirable considerando que está bien ajustado. La versión actualizada incluye con un controlador de movimiento, que es un pequeño mando a distancia que se acopla fácilmente al smartphone y añade nuevos niveles de interactividad.

Las gafas también tienen un puerto USB-C en la parte inferior para cargarlos. La interfaz se ha actualizado y está más pulida que nunca.

Aunque la necesidad de utiliza un smartphone Samsung para su funcionamiento reduce el número de usuarios potenciales, la buena noticia es que Samsung suele incluir el Gear VR con sus teléfonos insignia, así que si estás planeando comprar un Galaxy S8, este accesorio es imprescindible para disfrutar de la VR.

Tal vez lo más importante de cualquier sistema de VR es su biblioteca de contenidos, y Samsung Gear tiene una gran variedad de títulos, todavía en expansión.

Gracias a la asociación de Samsung con Oculus, hay más de 600 títulos en la tienda Gear VR, y cada mes llegan más, por lo que nunca te aburrirás de sumergirte en nuevas experiencias y juegos.

Las aplicaciones abarcan una gran variedad de géneros, incluyendo educación, juegos, entretenimiento y actividades sociales. La tienda ha añadido recientemente una sección para aplicaciones específicas de controladores.

El proyecto de Google: Daydream View

Fabricado en microfibra y disponible en varios colores, el Daydream View de Google no se parece a nada que hayamos visto antes. Es una de las gafas más cómodas disponibles, gracias a su tela suave y transpirable.

Sus correas se ajustan cómodamente y de forma segura sobre las gafas e incluso se puede retirar la correa superior para conseguir una configuración de ajuste más personalizada.

El controlador que lo acompaña incluso puede deslizarse con seguridad en la parte posterior de una de las correas, una solución sencilla y elegante para no perderlo constantemente entre los cojines del sofá.

Uno de los mayores cambios en la vista, es el campo de visión ampliado (de 90 a 100 grados), que aumenta el factor de inmersión y lo pone a la par con el del Gear VR.

Como ya he mencionado Daydream viene con un controlador 3DoF, y es compatible con la mayoría de los teléfonos inteligentes, pero la calidad de la RV variará en función del teléfono que estés usando.

En términos de funcionalidad, no decepciona. Sumerge al usuario en una experiencia optimizada a través del software de Google en los teléfonos Android, aunque la experiencia será mucho mejor si ya eres usuario de Pixel.

Para aumentar la base de usuarios del dispositivo, Google ha ampliado el catálogo de teléfonos compatibles. Por lo tanto, además del Pixel y Pixel XL, puedes utilizar Daydream View con el Samsung Galaxy S8, S8+, Note 8, Huawei Mate 9, ZTE Axon 7, LG V30, Motorola Moto Z, Z2, Asus ZenFone AR, y el Samsung Galaxy S9 y S9+.

Google también ha ampliado su biblioteca de contenidos, con un gran catálogo de más de 200 juegos y aplicaciones.
Mientras que la calidad de los juegos no puede competir con los grandes nombres, la plataforma Daydream se ha consolidado a lo largo del año pasado con una variedad decente.

Las gafas son compatibles con el conjunto completo de opciones preparadas para la RV en la tienda Play Store, y Google anuncia que esto desbloquea cientos de miles de vídeos inmersivos.

Buenas y baratas: Google Cardboard V2

Google quiere hacer que la realidad virtual sea accesible a todo el mundo, así que lanzó las Cardboard, un trozo de cartón (literalmente) que se transforma en unas gafas VR portátiles.

Ningún otro dispositivo de VR puede superar su precio, menos de 10€, y solo lleva un par de minutos configurarlo.

Se puede atar o sujetar a la cabeza, aunque lo que realmente importa es que proporciona una forma rápida, barata y fácil de sumergirte en las aguas de la RV.

Sorprendentemente, la experiencia en RV es bastante buena. También es compatible con la mayoría de los teléfonos inteligentes, Android e iOS, como Galaxy Note, Galaxy, iPhone, Nexus, Moto X, Moto G y HTC, lo que lo convierte en una buena opción para cualquiera que desee experimentar la RV sin gastar demasiado.

Un uso prolongado puede pasar factura, ya que la estructura de cartón no es la más cómoda del mundo. También hay un montón de modelos de cartón no oficiales, pero es mejor optar por los de Google.

Estas son las gafas perfectas si sólo quieres una muestra de lo que la realidad virtual tiene que ofrecer. Y no te olvides de echar un vistazo a las mejores aplicaciones y juegos de Google Cardboard VR.

Gafas VR para niños:

Las gafas Merge VR es la mejor opción para dispositivos móviles, ofreciendo todo lo que deseas de unas gafas para dispositivos móviles.

Aunque se recomienda su uso con los nuevos modelos de teléfonos inteligentes como el iPhone 6, Galaxy S5, HTC One M8 y LG G4, es compatible con la mayoría de los dispositivos iOS y Android desde al menos 2014.

Las Merge VR son cómodas, elegantes y ligeras, ya que están fabricadas en una espuma suave, ligera, flexible y duradera, perfecta para acomodarse a la cara de los niños a partir de 10 años.

Son lo suficientemente suaves como para resultar cómodas en la cara, pero también son resistentes para soportar caídas. Y su color morado las convierten en unas de las gafas VR más vistosas del mercado.

Mientras que algunos otros modelos VR ofrecen conectividad Bluetooth para un controlador, Merge ofrece a los usuarios la posibilidad de navegar y controlar las gafas directamente desde el propio dispositivo. En la parte superior se encuentran los botones izquierdo y derecho que permiten realizar múltiples acciones a la vez, como girar a la izquierda y a la derecha o correr y saltar.

Merge VR viene con Merge Start, un portal de aplicaciones que recopila todos los datos compatibles para el dispositivo. Las aplicaciones van desde juegos y vídeos de 360 grados, hasta software turístico y educativo.

Gafas de realidad virtual ¿inalámbricas o con cable?

Los modelos de gafas de realidad virtual que hay actualmente se clasifican en una de estas dos categorías: inalámbricas o con cable.

La mayoría de las gafas inalámbricas dependen de un smartphone. Las lentes separan la pantalla en dos imágenes para los ojos, convirtiendo al smartphone en un dispositivo de VR.

Las gafas inalámbricas más populares, como las Samsung Gear VR y las Google Daydream View son relativamente baratas, y debido a que todo el procesamiento lo hace el smartphone, no es necesario conectar ningún cable a las gafas.

Sin embargo, como los teléfonos no están diseñados específicamente para la VR, no pueden ofrecer la mejor imagen, ni siquiera con lentes especiales, y su potencia es notablemente insuficiente en comparación con la realidad virtual basada en PC o consola de videojuegos.

Qualcomm ha lanzado unas gafas con procesador Snapdragon 835 que permiten navegar por la realidad virtual sin necesidad de estar conectado a un PC, smartphone o instalar sensores en la habitación.

Las gafas con cable, como las Oculus Rift, HTC Vive y PlayStation VR están conectadas físicamente a un PC (o en el caso de PS VR, a la PlayStation 4). El cable los hace un poco difíciles de manejar y configurar, pero disponer de todo el procesamiento de vídeo real del ordenador, significa una experiencia de VR mucho más compleja.

El uso de una pantalla integrada en las gafas, en lugar de un smartphone, así como los sensores de movimiento incorporados, y un seguimiento de cámara externo, mejora drásticamente tanto la fidelidad de la imagen, como el seguimiento de la cabeza.

La desventaja, además de los cables, es el precio. Las opciones menos costosas rondan los 500€. Y hay que tener en cuenta que es necesario un equipo compatible, tanto las Rift como las Vive necesitan PCs bastante potentes para poder ejecutarse, mientras que las PS VR requieren una PlayStation 4.

Características a tener en cuenta a la hora de comprar unas gafas de realidad virtual

Hay una serie de factores que tener en cuenta a la hora de elegir unas gafas de realidad virtual, para poder elegir el mejor modelo adecuado a nuestras necesidades.

Configuración

El primer paso es la configuración. Para los dispositivos alimentados por PC y consola, hay que tener en cuenta cuánto espacio se necesita para utilizar las gafas, y cualquier accesorio incluido. Para los auriculares VR móviles, céntrate en el tiempo de instalación del software y en la seguridad con la que el teléfono encaja en la carcasa.

Necesidades

Al elegir unas gafas de realidad virtual, necesitas decidir si las quieres para jugar, o para disfrutar de experiencias de realidad virtual casuales.

Si lo que quieres es un dispositivo que pueda reproducir vídeos de 360 grados o simples aventuras interactivas, entonces las gafas Google Cardboard son la opción más barata.

Para juegos sencillos puedes recurrir a Daydream View de Google o Gear VR de Samsung. Como alternativa, para disfrutar de una experiencia de alto nivel, puedes disfrutar de unas Oculus Rift o unas HTC Vive, ambas con capacidad de juego a nivel de PC, y una amplia gama de juegos avanzados para disfrutar.

Diseño y confort

Un modelo puede tener un gran diseño, pero aún así resultar incómodo de usar. Y los diseños más cómodos, también deben de resultar bonitos y agradables a la vista. La clave es el equilibrio.

También hay que tener en cuenta el peso, pues hasta los aparatos más ligeros pueden resultar pesados después de largos períodos de uso.

Y es importante que tenga rejillas o agujeros de ventilación que eviten el sobre calentamiento de los smartphones. Además el material debe ser transpirable para absorber la humedad.

Finalmente, las correas deben de ajustarse correctamente a la cabeza, y sentirse seguras.

Interfaz

La página de inicio de la experiencia virtual debe ser intuitiva, al igual que los menús posteriores, las funciones especiales de prueba, los comandos de voz y el control por gestos.

Controladores

Ya sea un gamepad tradicional o algo más elaborado, como los Touch Controllers de las Rift, los controladores tienen que ser ergonómicos; después de todo, nadie quiere calambres en las manos después de un uso prolongado. También es importante su capacidad de seguimiento y de respuesta.

Contenido

El hardware sin un buen software es un pisapapeles caro. No solo hay que examinar el tamaño y contenido de la biblioteca del dispositivo, sino que también hay que saber si se va a seguir actualizando. Una buena biblioteca debería incluir una serie de juegos, aplicaciones, películas y otras experiencias.

Accesorios de RV

Es posible que necesites controladores adicionales para completar tu experiencia y jugar a algunos de los títulos más avanzados que están disponibles. El Samsung Gear VR y Google Daydream ahora vienen con pequeños controladores de apuntar y hacer clic para navegar a través de aplicaciones y jugar juegos.

Con la PSVR puedes jugar usando tu mando Dualshock PS4, o puedes coger el VR Aim Controller, que se puede usar con juegos como Farpoint, aunque no muchos más.

Para las Rift Oculus, puedes comprar los Oculus Touch Controllers. En lugar de usar un teléfono, estos funcionan de forma más similar a los movimientos de las manos reales, dando la sensación de que las manos virtuales son realmente las tuyas.