Hobot 188

Hoy analizamos el robot Hobot 188. Es un robot automático de limpieza que se encarga de mantener límpios los cristales de nuestra casa, comercio u oficina.

Si ya tienes un robot aspirador que limpie tus suelos, y un robot de cocina que cocina tus platos, solo te falta un robot limpiacristales que haga que te olvides de limpiar las ventanas en una buena temporada.

Con el auge de la robótica domestica han surgido una gran variedad de modelos limpiacristales, y uno de los más competentes es el Hobot 188.

Este es el robot limpiacristales Hobot 188

El Hobot 188 es un robot limpiacristales bastante básico, pero que cumple bien con su función de limpiar ventanas y otras superficies, como espejos, mamparas de ducha, paredes de baño, cocina, etc.

Lo especial del robot es que funciona tanto en vertical como en horizontal. El robot se adhiere a la ventana (o a cualquier otra cosa que esté limpiando) mediante una bomba de vacío, lo que significa que puede limpiar superficies por un solo lado.

Así es el robot limpiacristales Hobot 188:

Dos ingeniosas ruedas de limpieza sustituyen a un chasis inflexible (en los modelos cuadrado), y permiten que el robot de limpieza se mueva libremente sobre las superficies de cristal.

Dos paños de microfibra se adhieren a las ruedas, y son las encargados de la limpieza. Los paños se extraen fácilmente y se pueden lavar en la lavadora. Sólo tienes que añadir unas cuantas gotas de líquido limpiacristales antes de colocar el robot en la ventana.

Una bomba centrífuga muy fuerte genera una presión negativa que asegura un agarre firme en superficies verticales, al mismo tiempo que aspira el polvo.

Las ruedas se mueven y giran alrededor de la ventana, imitando el movimiento humano, limpiando todo el polvo y la suciedad.

Hobot está equipado con sensores para calcular el tamaño del área a limpiar, sin importar si es horizontal o vertical. Después calculará la mejor ruta a seguir para limpiarlo todo.

El mando desde el que controlar el Hobot 188

Cuenta con 3 modos de limpieza automática para limpiar la superficie sin dejar rayas, y un mando a distancia para el control manual.

Una vez que haya terminado de limpiar toda la superficie, se detendrá y pasará automáticamente al modo en espera. Y nos avisará de ello con un pitido.

Este tipo de robots siempre tienen que estar conectados a la corriente, ya que la succión que necesita es muy potente. Pero tranquilo, si se va la luz, dispone de una batería UPS (Sistema de Alimentación Ininterrumpida) integrada, que mantiene el robot pegado a la ventana durante 30 minutos.

Además, el dispositivo se puede conectar a una cuerda de seguridad, que soporta una fuerza de hasta 150 kg. Así si hay cualquier problema, todo lo demás falla, y el robot se cae, no dañará a nadie.

Incluye numerosos accesorios para su puesta en marcha inmediata, como 12 paños de microfibra, adaptador de corriente, extensor de corriente 4m., cuerda de seguridad y manual de usuario.

¿Qué vamos a poder limpiar con el Hobot 188? Pues cualquier superficie de cristal, como ventanas, puertas de cristal, espejos, mampara de ducha. Sin embargo, también se puede utilizar para limpiar paredes, azulejos, suelos o mesas.

Incluso diferentes superficies dentro de la misma área pueden limpiarse sin interrupción, ya que puede ajustar automáticamente su presión a la superficie que se está limpiando.

El área máxima de limpieza no debe ser mayor de 6 metros de alto y 5 metros de ancho.

Mi opinión tras probar el Hobot 188

Este modelo es el robot limpiacristales adecuado para ti si buscas un robot capaz de limpiar diferentes superficies (por ejemplo, ventanas, espejos, baldosas), que no superen los 30 m2, y que no deje rayas a su paso.

Así limpia los cristales

Un potente motor de vacío asegura que el Hobot 188 se mantenga firme en su sitio, incluso en superficies rugosas. Con dos ruedas de limpieza especialmente diseñadas, es capaz de cruzar superficies de vidrio libremente.

Gracias a la tecnología IA, detecta los marcos de las ventanas y calcula el patrón de limpieza más eficaz. Además, cuenta con varios sistemas de seguridad en caso de fallo eléctrico. Así que de ahora en adelante puedes dejarle la limpieza de ventanas a nuestro amigo robótico.

Pros

Contras