Hobot 288

Como sabéis, nos encanta analizar y probar nuevos gadgets, en especial aquellos que nos facilitan las tareas diarias. Hoy hablamos del Smartbot Hobot 288, un robot limpiacristales con muchas posibilidades.

La robótica todavía está en sus inicios en el ámbito de uso doméstico. Salvo los robots aspiradores (que llevan décadas entre nosotros), no ha habido un auge en la automatización de otras tareas de limpieza.

Una compañía que busca cambiar eso es HOBOT Technology, mediante una serie de robots limpiacristales, muy similares a sus homólogos del suelo.

PRECIO ESPECIAL POR BLACK FRIDAY:

Durante el día de hoy AHORRA al comprarlo a un precio especial de 292€ (ahorras más de 166€).
Aprovechate de esta oferta antes de que termine.

Una de sus novedades es el Smartbot Hobot-268, el limpiador más rápido, silencioso e inteligente de la compañía hasta la fecha.

Tiene un diseño cuadrado, en lugar de dos cabezales redondos, y está específicamente diseñado para limpiar todo tipo de superficies de cristal, incluyendo ventanas, azulejos y espejos grandes o sin marcos.

Pero este modelo destaca sobre todo por su Inteligencia Artificial y su control mediante SmartPhone desde la App.

Vamos a analizar y probar el Smartbot, algo que te dará una idea aproximada de todo lo que conseguirás con él.

¿Qué ofrece el robot limpiacristales Smartbot Hobot 288?

Dentro de la caja encontramos casi todos los elementos necesarios para el funcionamiento del robot: dos tipos diferentes de paños microfibras, un mando a distancia, un cargador, una cuerda de seguridad, y un sistema de alimentación ininterrumpida, además del propio robot.

Por supuesto, el robot en sí no necesita ningún montaje, ya viene listo para funcionar. De hecho, el único montaje que se requiere es poner las pilas al mando a distancia.

Desafortunadamente, no hay líquido de limpieza incluido, por lo tanto, puedes utilizar el líquido que prefieras, o simplemente con agua tibia.

Diseño y materiales

El robot tiene una estética bastante minimalista. La carcasa es principalmente de plástico, por lo que no pesa demasiado. Esto hace que sea muy fácil de coger por su mango bien diseñado.

También se siente muy resistente y no debería requerir mucho mantenimiento. En la parte superior se encuentra un enchufe, y un interruptor de encendido y apagado. En el otro lado, hay un pequeño altavoz que avisa a los usuarios de los problemas y de los trabajos de limpieza.

Esto va acompañado de indicadores LED para la batería, las alertas y la alimentación, así como de un receptor remoto. En el centro, a ambos lados del mango, esta la salida de vacío.

Por último, a lo largo de la parte inferior hay un agujero para enganchar la cuerda de anclaje, para poder soportar el peso de una caída accidental, con el fin de mantener a todos a salvo. La cuerda tiene una hebilla para obtener una mayor protección, y una resistencia a la tracción de alrededor de 150 kilos.

Al darle la vuelta se puede ver cómo funciona el robot. En cada esquina hay sensores para detectar bordes, marcos de ventanas y otros objetos que puedan estar en el camino.

El paño llega a cada borde de la ventana o del cristal gracias a su forma cuadrada, incluso a las esquinas. Hay dos orugas de goma que mueven el robot lentamente, mientras que la boca de succión del centro ayuda a mantener el robot fijo, y evitar así que se caiga.

Navegación y limpieza

Hay tres paños lavables de cada tipo (3 paños de microfibra para limpieza en mojado y 3 para limpieza en seco), lo que permite limpiar una gran superficie, aunque todo dependerá de cuán sucias estén las ventanas o los cristales.

Los paños azules más gruesos están diseñados para utilizarlos en seco. Los amarillos son para pulir y para usar con productos de limpieza.

Para empezar a limpiar, tendrás que colocar al robot limpiacristales primero sobre la superficie que quieres limpiar, y asegurarte de que el dispositivo esté anclado (lo que se recomienda para ventanas o superficies más altas sin balcón).

A continuación, todo lo que se necesita es pulsar el interruptor. Esto enciende el robot, y hay que mantenerlo en su lugar hasta que se quede adherido a la superficie.

A partir de ahí, hay dos maneras de limpiar, ya sea manual o automáticamente. Cuando está en modo horizontal o vertical, al presionar el botón de limpieza automática se le indicará al Hobot-268 que encuentre su posición y luego limpie toda la superficie en zigzag.

El botón izquierdo le dice que primero se mueva hacia la izquierda o hacia arriba, respectivamente, antes de limpiar el resto de la superficie en forma de zigzag. El botón derecho hace lo mismo, pero hacia la derecha y hacia abajo.

El robot se detendrá automáticamente una vez que haya limpiado toda la superficie, y emitirá un pitido para avisar de que está listo para ser apagado y desmontado.

Si necesitas parar la limpieza, pulsa el botón STOP en el mando, y si quieres que de dos pasadas, pulsa el botón 2X.

También puedes moverlo manualmente con las flechas hacia el lugar que quieras.

Hemos probado el Smartbot Hobot-288 principalmente en ventanas verticales y puertas de vidrio con marcos. Nuestras ventanas/puertas de vidrio tienen diferentes tamaños, pero gracias a la Inteligencia Artificial, el robot puede reconocer automáticamente toda la superficie y utilizar la mejor forma de limpieza.

Después de la primera limpieza, las ventanas ya están limpias y sin rayas. Para el exterior, una sola pasada no es suficiente (aún se podían ver algunas manchas bastante borrosas), por lo tanto, volvemos a colocar el robot en la misma ventana y después de la segunda pasada, las ventanas también quedan limpias por fuera.

Controlar el Hobot 288 con una app

El robot limpiacristales puede controlarse mediante el mando a distancia, o con la aplicación para smartphone (para iOS y Android). Ambas versiones funcionan perfectamente y el robot reacciona a los comandos de forma fiable y rápida.

La aplicación funciona con Bluetooth y, por lo tanto, sólo puede utilizarse cerca del robot.

Mantenimiento

Es un robot que no necesita mucho mantenimiento. Simplemente retirar los paños sucios para lavarlos en la lavadora. Las orugas se pueden limpiar con un paño seco. ¡Y eso es todo!

Conclusión

En general, el Smartbot Hobot-288 simplifica enormemente la limpieza de cristales. Después de una limpieza obtienes lo que buscas, ventanas limpias y sin rayas, sin ningún esfuerzo.

Pros

Contras

PRECIO ESPECIAL POR BLACK FRIDAY:

Durante el día de hoy AHORRA al comprarlo a un precio especial de 292€ (ahorras más de 166€).
Aprovéchate de esta oferta antes de que termine.