Karmin G3 Salon Pro

Todas queremos alisar o dar forma a nuestro pelo sin dañarlo, pero no todas las planchas de pelo lo consiguen.

El cabello dañado por tintes, el calor o las condiciones ambientales necesita un tratamiento especial, por eso la plancha de pelo Karmin G3 Salon Pro ha sido diseñada para causar el mínimo daño posible a tu pelo.

Para que no tengas que renunciar a un bonito peinado, sus placas de cerámica flotantes están revestidas con turmalina de alta calidad, un mineral conocido por su capacidad de dar forma al cabello a una temperatura más baja que la cerámica, reduciendo al mínimo el daño adicional.

Esta combinación de materiales, ofrece una superficie lisa para envolver con seguridad el pelo, eliminando los tirones y la rotura, a la vez que trabaja con la humedad necesaria para evitar que el cabello se queme.

Aunque la elección de la plancha de pelo debe basarse en sus características y tecnología, el diseño también es importante, y por suerte la Karmin G3 Salon Pro ofrece las dos cosas.

Me encanta el diseño de esta plancha. La carcasa metálica le da un aspecto profesional, pero al mismo tiempo no resulta nada pesada. Tiene una apariencia elegante y sofisticada, con un exterior aerodinámico que queda bien en cualquier tocador.
Y si no te gusta los colores convencionales, estás de suerte, porque puedes conseguir la Karmin en color blanco, azul, rosa, morado o negro.

Características de la Karmin G3 Salon Pro

Karmin G3 Salon Pro

Para alisar el cabello, es necesario retener la humedad en el pelo mientras se aplica el calor. Si se hace de otra manera, es cuando aparece el encrespamiento.

La tecnología de micro- poros de la Karmin G3, junto con el calor infrarrojo, se combinan para crear una herramienta perfecta, que retiene la humedad, y los aceites naturales del cabello, evitando el indeseado encrespamiento. Lo que resulta en un cabello suave y brillante.

A diferencia de otros modelos, la Karmin G3 Salon Pro tiene un regulador de temperatura de 120°C - 240°C, de modo que puedes elegir la temperatura más adecuada para tu tipo del pelo.

No todos los cabellos necesitan, ni soportan la temperatura más alta (240 °C), por no mencionar que es imposible encontrar un protector de calor para tan alta temperatura.

Yo recomendaría empezar con la temperatura mínima, e ir incrementándola gradualmente hasta que encuentres la perfecta para tu cabello.

Su versatilidad es su mejor baza, pues ya sea que quieras rizar, ondular o alisar tu cabello, la G3 Salon Pro es lo único que necesitas. El alisado es eficaz y muy rápido. Mi cabello es largo y grueso, y generalmente no me lleva más de 15 minutos tenerlo perfectamente liso. Con 2 pasadas es suficiente para conseguir un liso de peluquería.

Y también vale la pena destacar su rapidez. Sabemos que está lista para usar cuando el indicador rojo deja de parpadear, que suele ser aproximadamente 30 segundos (para la temperatura más alta), por lo que podrás trabajar con ella sin perder tiempo.

Este modelo tiene otra característica realmente útil: el apagado automático. Si eres un poco despistada u olvidadiza, y siempre te preguntas si has apagado tu plancha cuando estás fuera de casa, está función te será de mucha ayuda, pues se apaga automáticamente después de 1 hora de inactividad.

El cable es bastante largo y es giratorio, por lo que no acabarás enredada por muchas vueltas que des.

Una de las características que más me gustan de esta plancha, es que se puede utilizar en cualquier lugar del mundo. Tiene voltaje mundial, así que puedes llevártela cuando viajes, no importa donde sea, todo lo que necesitas es un adaptador.

También incluye un estuche para el calor con una manta térmica incorporada, para que puedas colocar la plancha encima sin dañar la superficie de debajo.

No se puede obviar que la Karmin G3 Salon Pro es una de las planchas de pelo más caras del mercado. ¿Vale la pena la inversión? Yo digo que sí, y no soy la única que piensa así si tenemos en cuenta las opiniones de los usuarios.

Estas son las 3 razones por las que recomiendo la Karmin G3 Salon Pro:

  1. Tiene placas de cerámica macizas (los modelos baratos sólo están recubiertos de cerámica), con una capa densa de turmalina de alta calidad. Además son flotantes, lo que quiere decir es que no dejan marcas en el pelo.
  2. Las placas trabajan en combinación con diferentes tecnologías para mantener la humedad, mientras se aplica calor. Así puede moldear el cabello sin freírlo ni maltratarlo. El daño es mínimo.
  3. Es un producto de calidad. Tanto que tiene una garantía de tres años. Además, tiene la ventaja de que su garantía se puede autentificar sin importar donde se ha adquirido (Amazon, Ebay, la tienda oficial, etc.)

Creo que la Karmin G3 Salon Pro es uno de los mejores productos para alisar el pelo. Tiene un diseño elegante, placas de turmalina de alta calidad y ofrece unos resultados duraderos. Yo la recomendaría a todo el mundo, incluso a las de pelo rizado, pero sobre todo a las personas con el cabello fino y/o frágil.