Opinión de los auriculares KZ ZS10

Te gusta disfrutar de la buena música y notar que todo suena como debería sonar, pero la idea de gastarte una buena suma de dinero en un headset con micrófono no te agrada.

Quieres algo ligero, fácil de llevar y que sea discreto, buscas unos auriculares intra-oído, esos que todos hemos llevado alguna vez.

1

Knowledge Zenith lleva años especializándose en esa materia, y uno de sus últimos productos, los auriculares KZ ZS10 están dando bastante que hablar entre entusiastas y consumidores medios tanto por sus acabados como por sus características.

¿Quieres saber más sobre estos pequeños pero matones amigos del sonido? Si es así, te invitamos a seguir leyendo, porque vamos a darte nuestra más sincera opinión sobre los auriculares KZ ZS10, a la vez que desgranamos todas sus características y especificaciones y lanzamos una valoración final para sopesar sus pros y sus contras.

No te dejes engañar por su tamaño, porque pueden ofrecer algo impensable para otros mucho más grandes y caros.

Echa un vistazo a nuestro artículo con los mejores auriculares deportivos.

Características de los auriculares KZ ZS10

Lo que Knowledge Zenith ofrece con este producto es algo que habla por sí solo. Viendo las características de los auriculares intra-oído KZ ZS10, vemos que este producto está pensado para los más exigentes y para aquellos que prefieren optar por la comodidad y ligereza de los cascos más pequeños, en lugar de optar por los típicos modelos de diadema.

Son bastante pequeños, pensados para ofrecer una buena calidad de sonido y conseguir que este penetre por completo gracias a su estructura IEM (In-Ear Monitor).

Lo primero que tenemos que destacar de este producto en particular es que se trata de un híbrido que cuenta con hasta 5 drivers (las piezas que generan el sonido), de los cuales 1 es dinámico y los restantes son Balanced Armature.

Esta combinación consigue una muy buena calidad sonora con cualquier tipo de sonido o melodía que se reproduzca. Cumple muy bien en los bajos y en los puntos medios, aunque en los agudos acaba provocando un efecto metálico que hace que la canción o lo que se escuche pierda naturalidad.

Es el único punto en contra que hemos encontrado en sus características sonoras.

¿Y el diseño? Unos auriculares como los KZ ZS10, por su forma, tienen que estar pensados para ofrecer comodidad y no molestar en el interior del oído, y es algo a lo que apuntan.

Los auriculares quedan ligeramente suspendidos al colocarse en las orejas, dado que su construcción está pensada para que sea así. Están hechos en plástico duro, algo que les augura una muy buena durabilidad.

Se trata también de unos auriculares con cable, por lo que este debe ser de la mayor calidad posible. En ese sentido, este modelo ha dejado atrás las costumbres de todos los anteriores, optando por un cable trenzado con un acabado que simula el cobre y que garantiza una mayor durabilidad y la inexistencia del temido efecto memoria.

Cabe destacar que hay una versión que cuenta con un panel de control externo, que permite ajustar volumen y poco más. Se encuentra disponible en tiendas, aunque evidentemente su precio es más elevado que el de estos auriculares en solitario.

Como has podido ver, todas estas características son algo que se mueve en la media normal de unos auriculares de esta clase. Aunque de esto mejor te vamos a hablar en el siguiente apartado.

Especificaciones

Opinión final de KZ ZS10

Nuestra opinión final de los auriculares KZ ZS10 es algo mixta. Por una parte, estamos ante un producto que mejora sustancialmente con respecto a todos los anteriores de su familia, y que implanta ciertas soluciones que eran realmente necesarias; pero, por otra, vuelve a caer en los mismo errores que los anteriores.

Para empezar, tenemos que volver a su diseño. Las gomas de las puntas que se introducen en los oídos no tienen una buena sujeción, ya que el soporte no cuenta con ningún saliente que se encargue de frenar su desplazamiento. Debido a esto, es muy fácil que se salgan y que se puedan acabar perdiendo (de hecho, cada caja incluye más de un recambio).

Por supuesto, carecen de opciones como el uso de micrófono integrado o incluso una conexión inalámbrica, lo que puede sorprender a muchos al ver que tienen un precio de unos 40 euros en cualquier tienda a la que se acceda. El mayor justificante de esa cifra es la calidad sonora y sus reducidas dimensiones.

Pero volvemos a tener que mirar al lado negativo, puesto que, aunque son unos auriculares que suenan francamente bien, vuelven a equivocarse a la hora de tratar los sonidos más agudos.

El espectro está bastante bien cubierto generalmente, pero al acercarse a la zona más alta, comienza a aparecer un efecto metálico bastante molesto. Son varios modelos con este problema, y Knowledge Zenith sigue fallando.

El usuario medio que sea bastante exigente va a encontrar aquí algo que cumple bien, pero que no se acerca a lo que ofrecen los productos de mayor calidad, y más caros. Lo cierto es que, pare el precio que tienen, los auriculares KZ ZS10 son bastante buenos y resuelven bastante bien.

Cubren un buen rango de frecuencias, tienen una buena fidelidad, son extremadamente ligeros y cuentan con un cable que, esta vez sí, asegura que no haya problemas por dobleces ni deformaciones.

Nos quedamos sobre todo con esto último, con su ligereza y por cómo cumple bien con la calidad del sonido en general, porque esas son las principales razones que hacen que destaquen.

¿Buscas una alternativa? Quizás estos Sony te gusten más.

Pros:

Contras: