Mascarillas caseras para las arrugas

Una rutina regular de cuidado facial es indispensable para lograr una apariencia más fresca y juvenil. Además del limpiador, el serum, la hidratante y una crema comercial antiedad, es necesario incluir una mascarilla facial.

Las mascarillas faciales son lo suficientemente suaves como para nutrir la piel, pero lo suficientemente potentes como para eliminar todas las impurezas, igualar el tono de la piel y tratar una amplia variedad de problemas de la piel, incluyendo arrugas y líneas finas.

Mascarillas caseras para evitar las arrugas

Cada mujer necesita mimarse de vez en cuando, pero nuestro ajetreado estilo de vida hace que esto sea cada vez más difícil.
Si no tienes tiempo para acudir a un centro estético profesional, te propongo una solución, hacer tu propia mascarilla casera para las arrugas y así darle a tu piel el mimo y los cuidados que necesita.

¿Cómo hacer una de estas mascarillas? A continuación te vamos a dar algunas ideas:

Preparate para descubrir las mejores mascarillas para hacer en casa

Mascarilla de plátano

Los plátanos son una de las frutas más nutritivas que hay. Tienen propiedades antienvejecimiento que pueden mantener tu piel joven y hermosa de forma natural. Ricos en vitaminas A y E, los plátanos ayudan a combatir las líneas finas y las arrugas.

El puré de plátano mezclado con nata, harina de avena y miel forma una mascarilla rejuvenecedora que ayuda a promover una piel más suave y sin arrugas.

  1. Machaca un plátano maduro pequeño utilizando un tenedor, añade dos cucharadas de nata líquida para montar, una cucharada de miel orgánica y una cucharada de harina de avena; y remuévelo bien.
  2. Aplica la mascarilla en el rostro limpio, incluyendo el área alrededor de los ojos y el cuello, y deja que actúe treinta minutos.
  3. Acláralo con agua tibia y seca la piel con palmaditas.

Utiliza esta mascarilla hasta tres veces por semana para obtener los máximos beneficios antienvejecimiento.

Mascarilla de avena

Esta mascarilla anti-edad ayudará a reducir las arrugas y retensar la piel.

  1. Mezcla 125 ml de leche y 2 cucharadas de avena y caliéntala hasta que la avena esté tierna. Añade 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra y 1 cucharadita de aceite de almendras a esta mezcla, y resérvala de 5 a 10 minutos para que enfríe.
  2. Después de lavarte la cara con un limpiador suave, aplica la mascarilla suavemente en la cara y el cuello, evitando la zona de los ojos y los labios.
  3. Deja la mascarilla en la cara durante veinte o treinta minutos. Luego aclárala con agua fría y seca la cara a golpecitos.

Mascarilla de yogur

Esta mascarilla puede rellenar y tensar temporalmente la piel, reduciendo el aspecto de las arrugas y las líneas de expresión.

  1. Mezcla 2 cucharaditas de yogur, el jugo de 1 limón fresco, 1/2 cucharadita de miel y 2 cápsulas de vitamina E. Mezcla bien los ingredientes hasta que se convierta en una pasta suave.
  2. Aplica la mascarilla en la cara y el cuello. Deja que actúe de 20 a 25 minutos y aclárala con agua fría.

Mascarilla de huevo

La aplicación de esta mascarilla orgánica y natural hecha de claras de huevo puede ayudarte a estirar y tensar la piel temporalmente, reduciendo las arrugas finas.

La miel suaviza la piel y es una gran adición a la mascarilla, ayuda a eliminar y reducir el enrojecimiento, el acné, las imperfecciones, minimizar los poros y aclarar la piel del rostro.

  1. Mezcla una cucharada de miel y un huevo crudo, hasta obtener una sustancia suave y consistente.
  2. Extiéndelo sobre el rostro y el cuello durante quince minutos. Luego acláralo con agua tibia y sécate suavemente.

El uso de esta mascarilla anti-edad una o dos veces por semana te ayudará a reducir las arrugas y la flacidez de la piel de forma eficaz.

Mascarilla de miel

Esta receta es muy beneficiosa para que la piel madura luzca más joven y el uso regular de esta mezcla ayudará a reducir las líneas finas y la piel flácida. Este asombroso remedio casero también reduce el efecto bronceador, y le da a la piel un aspecto blanco brillante.

  1. Mezcla 1 cucharadita de miel y unas gotas de zumo de naranja. Aplícalo por todo el rostro y deja que actúe durante 20 minutos.
  2. Aclárate con agua tibia y sécate suavemente.

Mascarilla de pepino

El pepino es un poderoso antioxidante, y las mascarillas faciales de pepino son muy beneficiosas para el cuidado de la piel envejecida.

Además, el pepino también es una excelente fuente de sílice, que es un mineral que tiene la capacidad de sostener firmemente los tejidos conectivos de la piel.

Para hacer esta mascarilla facial rejuvenecedora:

  1. Mezcla 1/2 pepino pelado, una clara de huevo, 1/2 cucharadita de jugo de limón, 1/2 cucharadita de jugo de lima, una rebanada de manzana pelada y varias hojas de menta en un procesador de alimentos.
  2. Aplica esta mascarilla por todo el rostro y el cuello, y deja que actúe durante veinte minutos.
  3. Acláralo con agua tibia y un paño suave.

Las enzimas del pepino en esta mascarilla ayudan a acelerar el proceso de renovación celular de la piel. Este remedio natural antiedad ayuda a combatir las arrugas, la flacidez de la piel y a mantenerla suave y joven.

¿Cuándo aplicar la mascarilla facial para las arrugas?

La idea de la mascarilla casera para las arrugas parece simple y fácil, pero hay que saber cuándo aplicarla para obtener los mejores resultados. Aunque deben de ser una parte importante de tu rutina de cuidado de la piel, no es recomendable aplicarla todos los días.

Lo ideal es utilizarla de dos a tres veces por semana, y las pieles sensibles sólo una vez por semana. La frecuencia depende del tipo de mascarilla, de los ingredientes y de la propia piel.

Ahora que ya sabes con qué frecuencia aplicar la mascarilla, tienes que conocer cuándo es el mejor momento para aplicarla dentro del orden de tu rutina de cuidado de la piel. El mejor momento es aplicarla después de limpiar la piel, ya que el limpiador elimina algunas impurezas y mejora la absorción de los productos que vienen después.

Si no te aplicas la mascarilla después de limpiar la piel, no podrá absorber todos los ingredientes beneficiosos. También es práctico aplicar la mascarilla después de la ducha porque el agua tibia abre los poros, lo que facilita la absorción.

¿Puedes usar mascarillas si utilizas un cepillo facial?

Si utilizas un cepillo facial como el cepillo Clarisonic o el de Foreo para limpiarte la cara junto con el limpiador, puedes utilizar las mascarillas perfectamente. De hecho, la acción limpiadora del cepillo ayudará a que los principios activos de la mascarilla penetren mejor hagan más efecto.

Otras cosas a tener en cuenta al aplicar la mascarilla facial

Las líneas finas, las arrugas y la piel flácida pueden ser un signo antiestético de envejecimiento de la piel. Pero una mascarilla casera para las arrugas es una de las mejores maneras de deshacerse de esos signos de envejecimiento.