La mejor crema reductora

Te has puesto a dieta y has comenzado a hacer ejercicio, pero necesitas una ayuda extra para reducir algunos centímetros. ¿Has probado a aplicarte una buena crema reductora?

1

Por sí solas no son demasiado efectivas, pero combinadas con unos hábitos de vida saludables te ayudarán a quemar la grasa localizada de la que quieres deshacerte. Muchas, incluso, ayudan a eliminar la celulitis.

¿Cómo lo consiguen? Aportando un efecto calor que ensancha los vasos sanguíneos que atraviesan los músculos. Este efecto se llama vasodilatación y lo que provoca fundamentalmente es acercar los depósitos de grasa a la piel, haciéndolos más accesibles.

Al mismo tiempo, evitan que los lípidos se acumulen en los adipocitos (las células que forman el tejido graso).

Para que las cremas reductoras sean más efectivas, debes aplicarlas sobre la piel limpia y seca, con masajes circulares y ascendentes. De esta forma, moverás la grasa y será más fácil eliminarla.

Antes de continuar, quiero explicar que las cremas reductoras y las anticelulíticas no son el mismo producto. Es verdad que muchas adelgazantes ayudan también a eliminar la piel de naranja, pero su objetivo principal es quemar la grasa mediante una aplicación tópica. Se podría decir que son más potentes que las que son solamente anticelulíticas.

La mejor crema reductora: TOP 5

Elifexir Nocturslim

Este gel reductor se aplica por la noche y actúa mientras duermes. Su triple acción consigue reducir y combatir el exceso de grasa, drenar los líquidos retenidos y eliminar toxinas.

La fórmula del gel de los laboratorios Phergal incluye entre sus ingredientes:

Modo de empleo: aplicar por la noche en la zona a tratar y masajear hasta su total absorción.

Si lo usas todas las noches y sigues una dieta equilibrada, empezarás a notar los primeros efectos tras una semana de uso.

Thiomucase, Tónico corporal

Muy efectivo es también el tratamiento 4 en 1 de los laboratorios Almirall. El tónico Thiomucase reduce la acumulación de grasa al mismo tiempo que reafirma, hidrata y combate la celulitis.

Todo ello es gracias a su composición, que incluye:

Si sigues las recomendaciones de aplicación, podrás comenzar a notar una piel más lisa a las dos semanas. Solo tienes que aplicar la crema reductora después de la ducha, con la piel seca.

Para que penetre mejor, en la zona abdominal debes realizar un suave masaje circular insistiendo sobre las zonas a tratar. Para las piernas lo mejor es darlo en sentido ascendente.

Notarás un efecto calor bastante llevadero. Es importante para estimular la circulación y dilatar los vasos sanguíneos.

BODY10 Reducer

Nuestra siguiente elección por su excelente relación calidad-precio es este pack de Ardaraz que incluye tres productos: un exfoliante, un gel termoactivo quemagrasas y otro gel frío. La combinación de todos ellos garantiza un triple efecto: reducción de la grasa corporal, disminución de la celulitis y reafirmación de la piel.

El tratamiento debe aplicarse diariamente en todas las zonas que lo precisen. Puedes utilizar los productos de forma individualizada, pero el fabricante recomienda seguir este orden:

  1. Gel exfoliante: consigue eliminar las células muertas, oxigenar la epidermis y activa la circulación. Aplicar en la ducha, con la piel húmeda. Masajear y aclarar.
  2. Gel termoactivo: con la piel seca, aplicar y masajear suavemente. Su efecto calor ayuda a disolver las grasas acumuladas.
  3. Gel frío: el contraste del efecto calor lo aporta este gel efecto frío. Favorece la eliminación de las células grasas más débiles.

En 30 días deberías empezar a ver resultados notables. Y lo mejor es que está elaborada con ingredientes 100% libres de tóxicos.

Sodermol tratamiento reafirmante reductor

Adelgazante, reductora, anticelulítica y reafirmante. Hombres y mujeres tienen en esta crema efecto frío su mejor aliada para librarse del exceso de grasa acumulada en abdomen, piernas, brazos, cintura, muslos o glúteos.

Incorpora fosfatidilcolina, un potente agente que ayuda a reducir la grasa localizada, la celulitis y las estrías. Otros ingredientes activos incluidos en su composición son el guaraná, la cafeína, el ruscus y el limón.

Para una mayor eficacia debes aplicarla sobre la piel limpia por las mañanas y por las noches. Masaje suavemente mediante movimientos circulares, realizando unas suaves presiones, hasta su total absorción.

¿Vas a salir de viaje? Puedes llevarla sin problemas. El dosificador incluye un clip de quita y pon para que la crema no se salga cuando se transporta.

Somatoline Cosmetic Reductor Intensivo 7 Noches

La aplicas por la noche, te vas a la cama y ella se encarga de trabajar mientras duermes. Así de fácil te lo pone esta crema reductora de triple acción. En solo 7 noches notarás como la grasa localizada se va reduciendo. Además, favorece la eliminación de líquidos y previene la formación de más grasa.

La crema más vendida de la marca está especialmente indicada para todas aquellas mujeres que buscan un tratamiento de choque que ofrezca resultados rápidos para reducir la grasa localizada en muslos y caderas. Lo que no quita para que también pueda aplicarse en otras partes del cuerpo, como el abdomen o los glúteos.

Su formulación incluye una serie de ingredientes muy efectivos para perder algo de volumen:

Con una textura rica y untuosa que no solo reduce. También hidrata. El único cuidado que debes tener es esperar unos minutos antes de ponerte ropa para que no se pegue.

Aplicar la crema por las noches durante un mínimo de 7 días seguidos. Para un efecto más duradero, se recomienda seguir el tratamiento 4 semanas.

Consejos para elegir la mejor crema reductora

En el mercado se venden un montón de marcas de cremas adelgazantes con precios muy dispares. Sobra decir que muchas no sirven para nada. Por eso es importante que tengas en cuenta una serie de características antes de decidirte a comprar una crema reductora.

¿Por dónde puedes empezar a comparar? Lo lógico sería pensar que puedes guiarte por el precio, pero lo cierto es que hay cremas reductoras baratas que ofrecen mejores resultados que otras el doble o el triple de caras. Las de esta selección tienen una buena relación calidad-precio. Sin ser excesivamente caras, ofrecen resultados visibles.

Así que te recomiendo que leas detenidamente su formulación. Una buena crema reductora debe contener activos que penetren en la piel y remuevan la grasa. Las mejores llevan, entre otros:

Muchas de las cremas reductoras que se venden en el mercado son de efecto calor. Estas llevan ingredientes como la trementina. El contraste lo aportan las cremas reductoras de efecto frío. Llevan agua como base, pero se añaden ingredientes que aportan sensación de frío, como el mentol, el alcanfor o el eucalipto.

Ahora que ya sabes qué ingredientes debería llevar, debes tener en cuenta tu tipo de piel. Si la tienes muy sensible, puede que algún componente la irrite. ¿La tienes muy seca? Elige una crema que también lleve ingredientes hidratantes. ¿Sufres problemas circulatorios? Mejor no comprar cremas reductoras efecto calor.

Otro aspecto a tener en cuenta es la textura. Hoy en día, en el mercado se venden productos reductores en formatos muy variados, desde pomadas hasta tónicos, geles y sprays. Generalmente, las cremas van mejor para pieles secas porque hidratan la piel. ¿Quieres un producto que se absorba rápidamente? La mejor elección es el gel.

También es importante que escojas un producto especialmente indicado para la zona a tratar. Por ejemplo, si la grasa tiende a acumulársete en el abdomen, debes optar por una crema o gel que no solo reduzca el volumen, sino que también tenga un efecto reafirmante y remodele tu silueta.

Del mismo modo, las cremas adelgazantes no se aplican igual en todas las zonas.

Y si el producto incluye un masajeador, mucho mejor. Si no, en el mercado puedes encontrarlos manuales y eléctricos de todos los precios.