Mejor volante para PS4 y XBOX

No hay nada como un volante de carreras para lograr una experiencia realista al jugar en tu consola. Pero, ¿cuál es el mejor?

Un mando no es suficiente. No te aporta ese verdadero sentimiento de control que necesitas para vivirlo al máximo.

Si eres un apasionado de los juegos de carreras realistas como Gran Turismo, Project Cars o Forza Motorsport 7, es hora de echar el mando a un lado, e invertir en un conjunto de carreras. ¡Queremos un volante! ¡Y queremos el mejor!

Pero a la hora de comprar uno, ¿por dónde empezar? La buena noticia es que hay todo tipo de opciones para una amplia variedad de presupuestos y necesidades. Y todas mejorarán tus juegos de conducción favoritos, ¡por lo menos un 4000%!

Unete a nosotros en un viaje a través de los mejores volantes para PS4 y Xbox.

Este es uno de los mejores volantes para los jugadores que se toman en serio una carrera, aunque sea virtual.

El volante es sólido y resistente, llegando hasta los 1080 grados, está recubierto de goma que aguantará muchas carreras, e impedirá que se te escurra de las manos cuando estés sudando la gota gorda.

En el conjunto se incluyen 13 botones (incluyendo 2 en la base) y 1 D-pad, con los botones oficiales de PlayStation4 incluidos (PS, SHARE, OPTIONS).

Las levas metálicas de cambio de marchas están integradas detrás del volante, para que puedas cambiar con un solo dedo.

El juego de pedales consta de un acelerador y un freno; es sólido, resistente, con resistencia progresiva y totalmente ajustable en altura, espaciado con 6 posiciones posibles para cada pedal.

En la base incorpora un servomotor Force Feedback tan potente, que si golpeas el coche contra una pared en el ángulo incorrecto, podrías hacerte daño en los pulgares.

Toda esta resistencia motorizada tiene un inconveniente, el ruidoso ventilador que expulsa el aire caliente de la parte superior de la unidad, así que tras unos minutos jugando, empezarás a oír y sentir el aire caliente del ventilador, lo que resulta un poco desagradable.

En las carreras de pista como Assetto Corsa, F1 2016 o Projects Cars, podrás sentir toda la sensación de agarre a través de su magnífica retroalimentación de fuerza, y la excelente velocidad de respuesta a las entradas.

Es preciso, sólido y responde cuando el juego lo exige, haciendo que estés mucho más inmerso en los juegos de Rally, como el WRC 6.

Lo único que empaña esa sensación real, es que el freno de mano está relegado a un botón que accedes con el pulgar, relegando el tiro de freno de mano, a un simple gesto con un único dedo.

La buena noticia, es que puedes comprar adicionalmente una palanca de cambio, y utilizar esa palanca como el freno de mano con las levas para cambiar de marcha.

Sin embargo, aparte del freno de mano, el Thrustmaster T300 RS es indiscutiblemente el mejor volante para carreras. 100% recomendable.
Por desgracia, no es compatible con la Xbox.

Tienes mi análisis a fondo del Thrustmaster T300RS aquí.

En el mercado de la simulación de carreras, ninguna marca ha tenido tanto éxito, ni ha estado tanto tiempo como Logitech. Fue pionero en ofrecer opciones de alta calidad, que van desde el volante con retroalimentación MOMO Force, hasta el ampliamente admirado G27.

¿Su mejor apuesta? Los modelos Driving Force G29 y G920, compatibles con la PS4 el primero, y la Xbox el segundo, además de PC y Mac. Su diseño hace que la navegación entre las tres plataformas compatibles sea muy fácil e intuitiva.

Se ha puesto mucha atención a garantizar que la simulación de carreras no dependa completamente del lado digital de la experiencia; la construcción física de los dos volantes es igualmente notable. Como resultado, superan a la competencia en lo que respecta a la calidad de construcción.

Los radios de los volantes están fabricados en aluminio anodizado con cuero cosido a mano que envuelve el volante para brindar la experiencia más real que puedes conseguir con un volante de carreras hasta la fecha.

Tiene un tamaño de 27 cm y una rotación de 900 grados. Cuentan con más de 14 botones, todos los cuales se pueden presionar sin quitar las manos del volante, y levas de cambio están fabricadas en acero inoxidable.

Los dos modelos incluyen una base con 3 pedales (embrague, acelerador y freno) fabricado en acero laminado y acero inoxidable cepillado sobre manguitos de pistón de polioximetileno.

El acelerador y el embrague están configurados para tener una resistencia suave en el valor predeterminado, y tienen un gran alcance.

Por su parte, el freno tiene una fuerte resistencia. Durante las situaciones de frenado intenso, se percibe la experiencia de forzar un objeto pesado de altas velocidades, hasta menos de 15 km por hora.

Los volantes se pueden configurar para ofrecer una amplia gama de opciones, que van desde la sensibilidad en cada pedal, hasta la saturación del amortiguador.

La base utiliza el engranaje helicoidal de Logitech, que es similar a lo que encuentras en las transmisiones de los coches reales. Ha sido cuidadosamente diseñado con herrajes anti-retroceso, incluidos los rodamientos de bolas de acero en el eje de la rueda, así como un sensor de dirección de efecto Hall para seguir el movimiento de la rueda. El resultado es un movimiento suave al utilizar el volante.

Equipados con retroalimentación de doble motor, la sensación de la conducción es fantástica. Se pueden sentir las pequeñas inconsistencias en la textura de la carretera, además de otras sutilezas que incluyen altos picos de torsión cuando se produce un cambio descendente.

Una deficiencia inherente de los sistemas de engranajes helicoidales que no se ha resuelto esta generación, es el ruido dentado que hacen al girar. Por suerte, los engranajes helicoidales de Logitech no requieren sistemas de enfriamiento y duran muchos años sin reparación.

Resumiendo, los Logitech G29 y G920 son unos de los mejores volantes de carreras jamás fabricados.

El TS-XW Racer es una réplica a escala 1:1 del volante Sparco P310 Competition, compatible con la Xbox One y PC (Windows 10,8,7,Vista).

La estrella del conjunto es el volante modelo Sparco P310 Competition, con 31 cm de diámetro y un ángulo de giro que se puede ajustar desde 270° hasta 1080°. El volante es resistente, y el recubrimiento de espuma tiene la cantidad justa de amortiguación para que se sienta cómodo, pero teniendo todo el control.

El volante dispone de 9 botones y un d-pad, con pegatinas para poder renombrar los botones si deseas. El Stick d-pad está casi oculto gracias a su diseño, pero es fácil pulsarlo accidentalmente y empujarlo en la dirección incorrecta.

Los cambios están detrás del volante, y son dos levas de metal.

La base está fabricada en parte de metal, y en parte de plástico, lo que da una sensación de calidad con solo tocarla.
Tiene muchos detalles en rojo, y por supuesto, el botón de Xbox One en la parte delantera.

No ha cambiado el sistema de liberación Thrustmaster universal, que permite utilizar cualquier volante de la marca Thrustmaster con la base.

Los pedales del volante son metálicos, lo suficientemente grandes, resistentes y ajustables, con estructura interna 100% de metal.

La Force Feedback es detallada y lo suficientemente potente para traducir lo que ocurre en el coche a tus manos. Esto es gracias a su potente servomotor de 40 vatios, con un sistema dual de correa-polea, que suavizan el rendimiento y apenas se nota la sensación dentada.

Al final, la combinación Sparco y Thrustmaster no ha decepcionado. Se ve genial, se siente genial, y es uno de los mejores volantes con retroalimentación de fuerza que hay para la Xbox.

Hablando claro, este volante es una pasada. El problema es que su precio es alto y eso es un obstáculo para muchos. Eso sí, es una maravilla. Si te lo puedes permitir, ¡adelante!.

  • Compatible con Xbox One/PC

El Thrustmaster T150 es un gran volante para todos aquellos que quieren un poderoso Force Feedback, sin tener que pagar una fortuna por ello. Pocos modelos más pueden ofrecer una gran retroalimentación de fuerza por menos de 170€, y el T150 lo consigue.

Puedes elegir entre sus dos opciones, la normal, con el logotipo de la PlayStation, y la edición Ferrari, con detalles en color rojo y el logotipo de Ferrari.

Está claro que por su precio no vamos a encontrar todas las características y funciones de su hermano mayor, el T300, pero vamos a centrarnos en sus cosas buenas. Su volante está bastante logrado, se siente sólido y tiene un recubrimiento de goma que facilita el agarre incluso aunque te suden las manos.

Tiene una rotación de hasta 1080 grados que se puede ajustar a través del panel de control para reducirlos hasta 270 grados. Y el Force Feedback es bastante bueno, logrando una sensación dentada menor que la del Logitech G29.

Sin embargo, no se pueden obviar los aspectos menos cuidados del volante, que recuerdan porqué tiene el precio que tiene.

Lo primero son los pedales, no tan impresionantes como el volante en sí. Están fabricados en plástico, son de un tamaño pequeño (sobre todo si calzas un 46) y resbalan un poco en el suelo (a pesar de tener ventosas).

Sin embargo, pueden ser sustituidos por otro juego de pedales adicionales de mayor calidad.

En segundo lugar, el volante no es tan suave como el T300. Esto se debe a que utiliza un sistema de transmisión mixto de engranajes y correas, en lugar de utilizar únicamente correas.
Teniendo en cuenta su precio, estos sacrificios son nimiedades.

¿Quieres saber más? Aquí tienes mi análisis a fondo del Thrustmaster T150.

  • Compatible con: PC/PS3/PS4

Para que los presupuestos más ajustados puedan disfrutar de una experiencia real al conducir su coche, Subsonic ha creado el Drive Pro Sport, uno de los volantes más económicos disponibles.

El volante de Subsonic te permite simular la conducción de un coche en cualquier juego de carreras compatible con la PS3, PS4 y Xbox One, para ofrecerte una experiencia épica al conducir el coche de tus sueños en tus pistas de carreras favoritas.

Gracias a su soporte y a sus pedales, te proporciona la mejor configuración para poder sacar tu lado salvaje en una carretera virtual, en lugar de arriesgarte a destrozar tu coche en la vida real.

Aunque no tiene Force Feedback, hace un buen trabajo replicando la sensación de conducir un coche de verdad mediante la vibración, especialmente si estás familiarizado con la sensación de coger un volante de un coche deportivo (pequeño, ligero y con garra).

En términos de ergonomia, el volante da una sensación muy agradable. Tiene una rotación de 240°, y una cubierta con una superficie flexible que proporciona un excelente agarre para evitar que los dedos se deslicen en medio del juego. Además cuenta con 3 modos de conducción para adaptar la sensibilidad del volante al tipo de circuito.

Y no sólo el volante, los pedales también son muy receptivos y resistentes al desgaste. Cuenta con un sistema de reposapiés y almohadillas antideslizantes para una máxima estabilidad. El pedal de freno tiene una resistencia activa para que aumente el realismo. Además, el dispositivo de sujeción es estable en cualquier mesa o escritorio.

El volante Subsonic Drive Pro Sport sustituye completamente al mando, pues incluye el menú de navegación en la almohadilla, y los botones en el volante.

Sin embargo, si estás acostumbrado a los modelos con retroalimentación de fuerza, el Subsonic se te quedará pequeño.

  • Compatible con: PS4/PS3/Xbox One

¿Qué es un volante de carreras?

Por lo general, los volantes de carreras forman parte de un conjunto de volante + base + pedales, para poder simular la conducción de un coche de verdad.

En ocasiones incluye la caja de marchas y un embrague. Y todo el conjunto se puede integrar dentro de un Playseat, un asiento con una plataforma para colocar el volante y los pedales, creando un conjunto de conducción virtual hiperrealista.

¿Por qué comprar un volante para juegos de carreras?

Lo que diferencia un buen volante de carreras, de un mando normal, es la tecnología Force Feedback (retroalimentación de fuerza). Los potentes motores que hay dentro de las ruedas simulan lo que sentirías si estuvieses conduciendo un coche de verdad. Una inmersión completa.

Tendrás que lidiar con la dureza de la dirección, que pelear con las ruedas al tomar una curva, y sentirás en una fracción de segundo que tus neumáticos pierden adherencia a la carretera. Sentirás el temblor al coger un bache, al tocar a otro coche o al arrinconarte en una esquina, lo sentirás todo.

¿Qué buscar en un volante de carreras?

Compatibilidad

Lo primero que debes mirar es la compatibilidad. No todos los volantes funcionan en todas las plataformas, así que asegúrate de escoger el correcto para la tuya.

También debes tener en cuenta que tendrás que adquirir los demás accesorios (pedales, embrague, etc.) del mismo fabricante que el volante, para que no haya problemas de compatibilidad.

Lo mismo ocurre con los juegos, no todos los juegos de carreras están configurados para utilizarse con un volante. Incluso hay volantes que únicamente son para jugar a un videojuego. Mira esto muy bien a la hora de hacer tu elección.

Tamaño y giro

Estos volantes intentan replicar el diseño y la sensación de un volante real, algunos incluso se toman la libertad de replicar el diseño de un superdeportivo popular, como el del Ferrari 458 o el del Porsche 911. Sin embargo, la creación de una réplica a escala 1:1 de una columna de dirección es muy difícil y costoso.

Esto significa que, generalmente, hay un compromiso de fidelidad en lo referente al tamaño y al giro.

Los volantes baratos son más pequeños y tienen un rango de giro menor que muchos coches normales, mientras que los volantes de alta gama son más fieles a la realidad, ofreciendo una experiencia más realista, con una rotación de hasta 1080 grados.

Eso no quiere decir que siempre vayamos a utilizar todos los grados de giro, pero si proporciona más opciones.

Vibración y Force Feedback

La Force Feedback (retroalimentación de fuerza) lleva con nosotros muchos años y, por defecto, se espera que todos los volantes lo tengan.

Lamentablemente, los volantes de baja calidad utilizan una fuerza de vibración. Esto significa que el volante vibrará como cualquier gamepad moderno, pero sin tener un motor dentro que agregue resistencia al volante.

Y si vas a comprarte un volante para jugar, de verdad necesitas ese motor. Como la mayoría de la gente sabe por conducir un vehículo real, se pueden sentir golpes y sacudidas a través de la columna de dirección. Aunque la mayor parte del tiempo no somos conscientes de ello, las ruedas tienen retroalimentación, particularmente en un coche deportivo.

La retroalimentación de fuerza en los juegos de carreras hace un trabajo sorprendentemente bueno al replicar esa sensación, y no tenerla, es como jugar a un videojuego normal y corriente.

Los volantes más baratos, generalmente tienen un solo motor conectado; los más avanzados, sin embargo, tienen dos motores de retroalimentación de fuerza, lo que permite una reproducción más compleja de la sensación simulada. Y los volantes de alta gama utilizan motores industriales que pueden reproducir fuerzas extremadamente fuertes.

Pedales

Un volante es inútil sin pedales, por lo que la mayoría de modelos incorporan un conjunto combinado con dos o tres pedales (embrague, acelerador y freno). En el caso de los modelos más baratos, los pedales serán de plástico, sostenidos por un pequeño resorte, cinturón o banda elástica. Aunque en un primer momento funcionan, no es la opción más duradera.

Un conjunto de gama media será más solido y resistente, aunque el plástico será el material dominante. Estos modelos también suelen incluir la capacidad de ajustar los pedales para que se adapten a tus piernas.

Los pedales premium tienen una construcción más sólida, incluso de metal, y utilizan la tecnología llamada célula de carga, que en vez de medir la posición del pedal, mide la presión que se le aplica, creando un resultado diferente.

Embrague

Otra característica importante a considerar, es si adquirir una caja de cambios manual con un embrague. Este accesorio puede agregar mucho juego a la experiencia de simulación, pero también hace que conducir sea todo un desafío, y puede no ser apropiado para ciertos juegos.

¿Con que videojuegos funcionan?

Hay que tener en cuenta cuáles son los juegos más adecuados para utilizar estos volantes. Por cierto, si quieres comprar los títulos del momento al mejor precio no dejes de visitar nuestra sección con ofertas para play 4.

Los jugadores arcade puede que prefieran el gamepad con su manejo sencillo. Mientras que los juegos con una conducción más exigente que responden a movimientos mínimos, se beneficiarán más de los volantes.

Títulos como Project Cars, Dirt Rally y DriveClub (en PS4); o Forza Motorsport 6, Assetto Corsa y F1 2016 (Xbox One) son los juegos perfectos para la utilización del volante.
La lista de juegos compatibles es bastante extensa, lo normal es que los juegos de conducción funcionen bien con estos periféricos.
Puedes consultar los juegos compatibles con cada volante en el sitio web del desarrollador del juego, y también en la web del fabricante..