Oral-B Pro 750

Para conseguir unos buenos resultados, no es necesario comprar siempre el producto más caro. Y el cepillo eléctrico Oral-B Pro 750 CrossAction es una prueba de ello. Que no te engañe su precio, este cepillo tiene todo lo que necesitas para realizar una correcta rutina de cuidado bucal.

En esencia, es una edición especial mejorada del Pro 700 con con un estuche de viaje incluido. Su mejor baza es su inmejorable relación calidad-precio. Simple, pero eficaz, vamos a analizarlo en profundidad.

Diseño

El Oral-B Pro 650 tiene uno de los mangos mejor diseñados del mercado, que comparte con varios modelos de la serie Pro.

El recubrimiento de goma que tiene en la parte delantera, proporciona un agarre perfecto, a la vez que se siente cómodo en el manejo. Además, esta goma se puede encontrar en color negro o rosa, para todos los gustos.

Alrededor del mango, están distribuidos estratégicamente unos resaltes para ayudar a su agarre. Encima y debajo del botón de encendido/apagado hay varios resaltes para colocar el pulgar y que no se resbale, aunque el cepillo esté mojado.

En la parte inferior se encuentra el icono del nivel de la batería, y justo debajo el indicador de carga. Cuando la batería está baja, el icono se ilumina en rojo para que lo pongas a cargar. Cuando el cepillo esté cargándose, el icono de carga parpadeará en verde.

A diferencia de otros modelos Oral-B superiores, el Pro 750 no tiene un sensor de presión incorporado. Este sensor se ilumina cuando se aplica demasiada fuerza durante el cepillado, y aunque resulta muy útil para quién tiene este problema, no es imprescindible para la realización de la limpieza.

En la base del mango hay un hueco para introducir el soporte de carga. Mientras se carga, el cepillo se mantiene estable en el soporte.

Midiendo sólo 2,5 cm de ancho y 3 cm de grosor, y pesando no más de 127 gramos, el Pro 750 resulta un cepillo muy cómodo de sostener y manejar.

El hecho de usar el cepillo dentro de la boca y en el baño, significa que irremediablemente va a estar en contacto con agua y se va a mojar. Por eso todos los Oral-B están diseñados para resistir la humedad, la saliva y la pasta de dientes.
La batería está en un compartimento estanco, y por eso se puede utilizar en la ducha, lavarlo y mojarlo sin problemas.

Limpieza

Ningún cepillo está completo sin un cabezal de limpieza, y por eso el Oral-B Pro 750 incluye el cabezal CrossAction, diseñado con una serie de cerdas dispuestas en diferentes ángulos para eliminar con eficacia la placa, a la vez que limpia profundamente entre los dientes y es suave con las encías.

Una de las ventajas de los cepillos eléctricos Oral-B, es que puedes utilizarlos con cualquiera de sus diferentes cabezales para adaptarse a tus necesidades: TriZione, Precision Clean, CrossAction, 3D White, FlossAction o Sensitive.

Cada cabezal tiene un diseño distinto, dirigido a alcanzar diferentes resultados para adaptarse a todas las personas.

Oral-B asegura que el Pro 750 CrossAction elimina hasta un 100% más placa que un cepillo manual. ¿Cómo lo hace?

El pequeño cabezal está diseñado para conseguir una limpieza mejorada. Al ser más pequeño, puede alcanzar fácilmente más áreas de la boca.

Y con la incorporación de la tecnología 3D que gira, oscila y pulsa, el cabezal del cepillo alcanza un patrón de movimiento y limpieza que es imposible conseguir con un cepillo manual. El Pro 750 oscila 8.800 veces y pulsa 40.000 veces por minuto, algo que está muy por encima de los cepillos manuales.

Cuando se enciende el cepillo, empieza directamente su único modo de limpieza, el modo limpieza diaria. Este modo tiene una duración de dos minutos, con intervalos de 30 segundos para cambiar de cuadrante. Al final del ciclo de 2 minutos, el cabezal cambiará de oscilación para avisar de que el ciclo ha terminado.

Una vez que se ha completado el ciclo de dos minutos, el cepillo continuará funcionando, a menos que se vuelva a pulsar el botón de encendido/apagado.

Una buena rutina de higiene bucal incluye al menos 2 de estas limpiezas cada día.

El temporizador incorporado en este cepillo es, en mi opinión, una característica muy útil, pues generalmente no estamos todo el tiempo que deberíamos estar cepillándonos. El temporizador facilita la tarea, y ya no hay excusa para no estar los 2 minutos completos.

Después de haber utilizado el Pro 750 CrossAction durante varias semanas, puedo decir que la limpieza ofrecida es bastante buena, sin haber claras diferencias con respecto a la limpieza de otros cepillos de gama alta. Es simple, pero efectivo.

Batería

El cepillo Oral-B Pro 750 CrossAction tiene una autonomía de 28 minutos, por lo que dura hasta 7 días utilizándolo 2 veces al día. Hay que tener en cuenta que si se utiliza más veces al día, o si se comparte con otra persona, ese tiempo se reducirá todavía más.

Esta autonomía es la habitual en los cepillos de gama baja-media de Oral-B. Si para ti supone un problema, puedes dejar el cepillo constantemente cargando. Sin embargo, para prolongar la vida útil de la batería, es bueno que se descargue por completo de vez en cuando.

Accesorios incluidos

Además de con el cabezal de limpieza CrossAction, el Pro 750 viene con un estuche de viaje en el que caben el mango y dos cabezales. Este estuche es el mismo que el que se incluye con el Oral-B Pro 2500.

El estuche es de plástico duro, y protegerá al cepillo de golpes, y además tiene unos pequeños agujeros de ventilación que facilitará el secado de las cerdas.

También está incluido un soporte de carga con un cable de 60 cm y toda la documentación necesaria.

Mantenimiento y garantía

Todos los cepillos (ya sean baratos o caros) fallan en algún momento, es inevitable. La pregunta es, ¿cuánto tiempo va a durar? Oral-B ofrece hasta 3 años de garantía en sus productos, que es un plazo bastante bueno.

Si quieres ayudar a aumentar la vida útil de la batería, deja que se descargue completamente de vez en cuando, y mantén el cepillo limpio.

La suciedad más incrustada se acumula en la parte inferior del cabezal del cepillo, pero un buen enjabonado y enjuague lo eliminarán rápidamente.

La experiencia demuestra que este cepillo fácilmente puede durar 3 años, y probablemente mucho tiempo más. Los cabezales, en cambio, deben cambiarse cada 3 meses aproximadamente, para que estén en óptimas condiciones y puedan limpiar correctamente.

Se puede ver claramente que las cerdas necesitan cambiarse cuando el color azul claro empieza a decolorarse y a ponerse blanco.

Conclusión

El Pro 750 es un cepillo eléctrico simple, con un único modo de limpieza, 28 minutos de autonomía, tecnología de movimiento 3D e indicador de batería.

Utilizado como parte de una correcta rutina de higiene bucal, proporciona una buena limpieza, eliminando la placa y la suciedad interdental.

Y lo mejor de todo es su precio, por menos de 40€ podrás empezar a cuidar tus dientes de la manera más sencilla, y con un estuche de viaje incluido.

Quiero ver su precio en Amazon