Oral B Pro 2500

La limpieza bucal es muy importante. ¿Es el cepillo Oral B 2500 una buena opción? Vamos a verlo.

El Oral-B Pro 2500 es una buena opción a tener en cuenta si estás pensando en comprar un cepillo de dientes eléctrico. Cuenta con dos de las características más importantes en un cepillo eléctrico: sensor de presión y temporizador de ciclo y de cuadrante (de 2 minutos y 30 de segundos).

Esto, junto con un precio bastante asequible, lo convierten en unos de los mejores cepillos de dientes eléctricos del mercado. Vamos a analizarlo minuciosamente para ver todo lo que tiene que ofrecer.

Diseño y batería

Muchos modelos de la serie Pro de Oral-B tienen el mismo mango, con ligeras alteraciones en el color y en los modos de limpieza. Esto es debido a que por su tamaño, forma y peso (130 gramos), resulta muy manejable tanto para los adultos, como para las personas mayores.

Una combinación entre funcionalidad y diseño en la que la goma recubre la parte delantera para que se mantenga por más tiempo como nuevo.

Con 3 centímetros de grosor, el mango encaja cómodamente en la palma de la mano, y tanto la goma como la parte acanalada hacen posible un agarre perfecto, incluso cuando el cepillo está mojado.

Dentro del mango se encuentra la batería recargable, y desde el mango también se indica el nivel al que se encuentra a través de un LED. Cuando se ilumine en color rojo, es que tiene la batería baja. Una vez que comienza a iluminarse, sólo quedan 2-3 limpiezas, o 4-6 minutos de tiempo de uso.

Al lado se encuentra el icono de estado de carga, que parpadea en verde cuando el cepillo está acoplado en el cargador.

Vida de la batería

Como he mencionado anteriormente, el mango de los cepillos Pro de Oral-B son idénticos (a excepción del Genius 8000 y Genius 9000). Esto significa que la vida de la batería es la misma.

Hasta 14 limpiezas o 28 minutos es la autonomía que ofrece el Pro 2500, que equivale a una semana de uso para una persona que lo utilice 2 veces al día.

Si te cepillas los dientes más de dos veces al día, el tiempo de funcionamiento se reducirá a unos pocos días. Lo mismo ocurre si compartes el mango con otra persona, el número de cargas requeridas será mayor.

Una pega es que el tipo de batería que utiliza Oral-B es de níquel metal hidruro (Ni-MH), que en comparación con las baterías de litio más nuevas, pueden sufrir lo que se conoce como un efecto memoria.

Esto significa que la vida útil de la batería se va reduciendo si no se espera a que se descargue completamente. Este proceso normalmente tarda varios meses antes de que pueda convertirse en un problema, y se puede resolver esperando a que se descargue completamente la batería.

La carga se realiza colocando el mango sobre la base de carga, y este proceso tarda unas 8-12 horas.

Utilización y limpieza del Oral B Pro 2500

Una vez que presiones el botón de encendido/apagado comenzará el modo de limpieza diaria. Una segunda pulsación iniciará el modo de cuidado de las encías (Gum Care) y una tercera pulsación apagará el cepillo.

En cualquier modo, una pulsación larga apagará el cepillo.

Con cada modo se activará el temporizador. Un ciclo de cepillado normal es de 2 minutos, que es la recomendación de tiempo de los profesionales dentales.

Durante el ciclo de limpieza de 2 minutos, el cepillo advierte con una breve pausa de que hay que cambiar de cuadrante, a intervalos de 30 segundos.
El cepillo va a continuar funcionando al final del ciclo hasta que lo apagues.

Cepillarse los dientes los 2 minutos completos es muy importante, pero igual de importante (si no más), es utilizar la técnica correcta. También hay que tener en cuenta que hay que cepillarse los dientes por lo menos dos veces al día.

Una de las mejores características del Oral B Pro 2500 es su indicador de presión, que te avisa si estás aplicando demasiada fuerza, para no estropear los dientes y encías.

Si aplicas demasiada presión durante el cepillado, la franja de plástico rojo en el cuello del mango del cepillo se iluminará en color rojo, hasta que la presión se reduzca lo suficiente para desactivar el sensor. Además de eso, escucharás un cambio en el sonido, ya que se reduce la velocidad para evitar hacer daño a los dientes.

Utilizado en un ambiente húmedo como es el baño (y por supuesto la boca), un cepillo de dientes eléctrico necesita resistir la humedad. El Pro 2500 lo hace, por supuesto, y se puede utilizar bajo el grifo, usarlo en la ducha y mojarlo sin miedo a que no funcione.

Accesorios incluidos

Acompañando al Pro 2500 está un cabezal Cross Action, que se incluye en la mayoría de los cepillos de dientes eléctricos de Oral-B.

Con cientos de cerdas colocadas en diferentes direcciones, este cabezal está diseñado para asegurar que todas las cerdas cruzan las diferentes partes de la superficie del diente de manera más eficaz que las cerdas rectas.

Esto no significa necesariamente que el cabezal Cross Action sea el mejor, pero funciona bastante bien en la limpieza diaria, ya que logra meterse en todos los huecos interdentales y en las encías, eliminando toda la placa.

Los cabezales son intercambiables, por lo que puedes utilizar el que mejor te convenga: Floss Action, 3D White, Precision Clean, Sensitive o TriZone.

También incluye un estuche de viaje, que aunque no es tan elegante como los que vienen con otros cepillos de gama alta, protege el mango y dos cabezales con seguridad, y tiene varios agujeros de ventilación para permitir que las cerdas de los cabezales se sequen. Su función la cumple de sobra, y resulta muy práctico cada vez que viajas.

Mantenimiento y garantía

Al igual que los cepillos manuales, los cabezales de los cepillos eléctricos necesitan reemplazarse. Recuerda cambiar el cabezal por lo menos una vez cada 3 meses.

Comprueba tu cabezal regularmente. Notarás que las cerdas de color azul claro empiezan a decolorarse por el uso. Es un aviso de que tenemos que reemplazarlo.
Los cabezales de repuesto cuestan alrededor de 3€, por lo que el precio de mantener el cepillo durante un año es de 12€.

Una garantía de 24 es lo que ofrece Oral-B, pero al registrar el cepillo online se puede obtener una garantía de 12 meses más sin coste adicional, por lo que serían 36 meses o 3 años en total.

Conclusión

Si estás buscando un cepillo de dientes eléctrico de calidad, simple y efectivo, a un precio asequible, entonces el Oral-B Pro 2500 es una buena opción.

Puede que la duración de la batería no sea su fuerte, pero mantendrá tus dientes sanos y limpios con un uso regular. Es simple y sin complicaciones, pero lo suficientemente potente como para igualar cualquier otro cepillo eléctrico del mercado.