Peinados de novia con velo

¿Qué puede ser más importante para una futura novia que la elección de un vestido de novia? ¡La elección del peinado!
En el gran día en el que todas las novias quieren sentirse hermosa, únicas, con estilo, e impresionantes, el peinado es una parte clave para lograrlo.

Si no quieres elegir entre un bonito peinado o llevar velo el día más importante de tu vida, tenemos buenas noticias para ti: puedes tener las dos cosas.

Hay un montón de peinados que se pueden combinar perfectamente con un velo, y que además quedan también bien sin él cuando te lo quites para la comida y el baile.

Desde recogidos glamurosos, hasta melenas onduladas, pasando por semi-recogidos ideales. Para todas las larguras y texturas de cabello. Sólo tienes que elegir el que más te guste, de acuerdo con tu tipo de velo.

Pelo corto rizado con flor

Pelo corto rizado con flor

Un simple, pero sofisticado peinado para novias con cabellos cortos. Tanto si tu cabello es rizado o liso, podrás lograr este resultado fácilmente creando ondas y fijándolas. La raya va hacia un lado, recogiendo la parte más corta detrás de la oreja y la parte más larga cayendo suavemente hacia un lado.

Una flor natural en el pelo acentúa la belleza natural de tu piel y transforma cualquier peinado simple, en uno elegante y lujoso. Y además se puede combinar con un velo largo colocado en la parte de arriba, justo detrás de la flor para no taparla.

Moño alto ondulado

Novia con moño alto ondulado

Un moño es un peinado de novia atemporal. Aunque el moño bajo es un peinado más tradicional, si elevas el moño de la nuca hasta la corona, podrás utilizar un velo justo debajo. Este peinado queda mejor con un velo largo, y después lo puedes quitar fácilmente para quedarte sólo con el peinado. Te recomiendo que dejes unos mechones de pelo ondulados a los lados de la cara para equilibrar el tul.

Chignon con diadema y velo

Chignon con diadema y velo

Este look es la prueba de que puedes ponerte velo largo, diadema y pendientes largos, sin el riesgo de sobrecargar el look con accesorios.
Lo importante es que te asegures de que cada pieza sea minimalista, y que todas las piezas no compitan por destacar.

Para ello, el peinado ideal es un chignon o moño bajo, con la raya al medio y volumen en la parte superior. El velo se sitúa justo donde empieza el moño, y lo mejor es utilizar un velo largo con caída.

Rizos laterales con velo corto tipo jaula de pájaro

Peinado para velo con rizos laterales

Si creías que el velo corto es sólo para recogidos, estás muy equivocada. En este look se puede ver como se puede combinar un velo tipo jaula de pájaro con el pelo suelto largo, recogido ligeramente hacia el lado opuesto.

El pelo debe rizarse, para que el velo se pueda sujetar sin problemas. No es conveniente dejar mechones sueltos alrededor de la cara, ni es un look para novias con flequillo, ya que se quitaría protagonismo al velo.

Semi-recogido sencillo

Novia con semi-recogido sencillo

Si no quieres tener el pelo suelto, pero tampoco quieres un recogido formal, te recomiendo este semi-recogido sencillo, con raya lateral, con un pequeño cardado en la parte de arriba y uniendo los mechones en la parte de atrás, debajo del velo.

Lo bueno de este peinado, es que se puede hacer en cabellos largos, medios y cortos, y sirve para velos largos y cortos. Resulta bastante versátil, y el resultado es muy natural.

Recogido sofisticado

Recogido sofisticado

Un peinado clásico y sofisticado que nunca falla, es este recogido alto con los lados recogidos hacia atrás y la parte de arriba suavemente cardada. El recogido está a la altura perfecta para que el velo de tul se pueda sostener encima, y se puede hasta aguantar con un broche bonito para que se vea. Y cuando se quite, se verá más todavía el bonito recogido. El diseño del recogido puede ser el que quiera la novia.

Recogido a un lado con velo corto

Novia con recogido a un lado con velo corto

Me encanta cómo esta novia ha combinado un moño desenfadado con un velo corto tipo jaula de pájaro. Si te fijas bien, verás que recoge el pelo con una trenza fina hacia un lado, emulando una diadema.

Este peinado es perfecto para las novias con el pelo liso, ya que es necesario que no aporte demasiado volumen, ya que eso se lo dejamos al velo bombeado.

Clásico recogido para el pelo largo

Clásico recogido para el pelo largo

Femenino y muy sofisticado, este look tradicional envuelve el recogido alto y grande con un velo simple en cascada.
No apto para cabellos cortos. Sin duda la clave está en el volumen del recogido.

Si el moño queda muy fino o con poco grosor, el efecto no quedará igual, y el velo no lucirá tanto.
El velo perfecto sería uno de largura media, ni corto, ni muy largo.

Peinado vintage

Peinado vintage para novia

Prueba el peinado glamuroso de las divas de los años 50 con ondas sueltas y un flequillo ladeado que enmarque tu cara. Un velo corto es la adición perfecta al look, pero no encima de la cara, sino hacia un lado detrás de la oreja. Este peinado es muy versátil, ya que puede servir para cabellos cortos, medios y largos por igual.

Recogido trenzado con flores y velo escondido

Recogido trenzado con flores y velo escondido

Los recogidos trenzados son muy favorecedores, y prueba de ello es este peinado, en el que se combina un cardado en la parte superior, unos mechones que caen a los lados de la cara, y unas trenzas a los lados que recogen el pelo para formar un moño bajo, decorado con unas florecillas blancas.
Debajo del moño, casi escondido, despunta el velo de tul, ampliándose hacia los hombros.

Peinado suelto y ondulado con mantilla

Peinado suelto y ondulado con mantilla

Menos es más, y en este caso esta premisa se cumple. El peinado es lo más simple posible para dar todo el protagonismo al velo, una mantilla preciosa que cubre todo el cabello. Unas suaves ondas son las encargadas de dar movimiento y textura al peinado.

Velo integrado en el recogido

Velo integrado en el recogido

Otra opción muy popular es integrar el velo en el recogido, plegándolo para que se adapte a la forma de la cabeza, y que quede suelto alrededor del moño. El velo en este caso debe ser muy fino y ligero, para que no caiga por el peso.

El peinado para este look es muy sencillo, todo el pelo se peina hacia atrás y se recoge en un moño bajo, pero con volumen. El velo con pedrería o algún detalle es perfecto en este caso.