Philips SpeedPro Max

Philips ha creado una excelente aspiradora-escoba con el modelo SpeedPro Max.
Descubre por qué nos gusta tanto.

¿Debería comprar el Philips SpeedPro Max?

Si estás buscando un aspirador sin cable de calidad y que resulte eficaz, lo has encontrado. No es un producto barato, pero a cambio nos ofrece muy buenos resultados.

Philips SpeedPro Max

El aspirador sin cables SpeedPro Max es un producto bien acabado que ofrece un diseño y una calidad de fabricación de gama alta. Hay muchas cosas que destacar, desde la pantalla digital, las tres velocidades, las luces LED y una autonomía de más de una hora.

Philips SpeedPro Max análisis a fondo:

Dyson ha dejado de fabricar aspiradores con cable y es el líder del mercado. ¿Quién puede ser un buen rival, con un precio más ajustado? Bueno, Philips se atreve con la SpeedPro Max, que es una buena alternativa. Vamos a ver porqué en nuestra reseña.

Aunque el Dyson V10 está disponible en cuatro versiones distintas, lo que hace algo más complicado elegir cuál comprar. Y ninguna es especialmente barata. La más económica tiene un precio de 529€. ¿Y cuánto vale el modelo de Philips?

El SpeedPro Max se vende en un único modelo (más fácil para elegir) y cuesta en torno a 399€ (ver la mejor oferta de hoy). Es un precio elevado, pero hablamos de un producto de gama alta con muy buenas prestaciones. Hay otra versión con un motor más potente, aunque está más enfocado al usuario profesional.

Diseño y materiales

Para poder ser competencia real de Dyson, las alternativas deben ofrecer un buen diseño y construcción. Y estamos impresionados con Philips. Han realizado un buen trabajo presentando un producto de calidad, se nota que estamos ante un aspirador de gama alta.

La SpeedPro Max se presenta en un elegante diseño con colores negro y plata que se adapta a la decoración del hogar más moderna. Nos gusta especialmente la parte trasera de la unidad principal, que se recuerda a la turbina de un avión.

Como la mayoría de las aspiradoras sin cable, hay un soporte de pared en la caja en el que podemos poner el cargador para la batería. El cargador es pequeño y redondo, y se encaja perfectamente gracias a los imanes.

La calidad de construcción es excelente y la SpeedPro Max está hecha de una combinación de plástico duro y aluminio. Todo es muy sólido y da la sensación de ser resistente y que va a durar mucho tiempo.

El peso es un factor importante cuando se trata de un aspirador sin cables, ya que a menudo se utiliza la aspiradora sin apoyarlo en el suelo y somos nosotros quien cargamos con él. El peso del producto (el aspirador con los accesorios principales) es de 2,73 kg. Es un peso razonable y en general nos ha parecido fácil de usar. Obviamente si la usamos durante mucho tiempo seguido (la batería nos dura una hora) empezaremos a notar el peso.

Philips SpeedPro Max: Características y rendimiento

La empresa afirma que su succión de aire es "incomparable" gracias a su tecnología PowerCyclone 8. Supuestamente mantiene la succión más fuerte y durante más tiempo que otros modelos. Según los detalles técnicos es capaz de aspirar 1.000 litros de aire por minuto.

No hemos tenido forma de comprobar si efectivamente se ajusta a esas cifras, claro. Y de todas maneras es un dato técnico que poco nos dice en realidad. Lo que sí podemos decir es que la SpeedPro Max es impresionantemente potente. El motor permite elegir entre tres velocidades o potencias diferentes, lo que es útil para diferentes situaciones. Por ejemplo, aspirar un sofá es mucho más fácil usando la potencia más baja para que la boquilla no se quede pegada a la tela debido a la succión y sea más sencillo ir moviéndolo por la superficie a limpiar.

Una práctica pantalla digital te permite saber a qué nivel de potencia está ajustado, así como el nivel de batería. También nos avisará cuándo nos toque limpiar el filtro.

Por supuesto, se puede utilizar la unidad principal sola, pero su diseño modular nos permite ir agregando las piezas que queramos para adaptar el aspirador al tipo de limpieza que vamos a hacer. Las secciones se encajan fácilmente, tienen un montaje sólido y los botones de desenganche rápido permiten quitar y añadir cada pieza sin ningún problema.

Para empezar, hay un tubo largo que se puede fijar para llegar a lugares difíciles. Tiene un cepillo incorporado que se puede girar.

Conectando el cabezal del cepillo principal al tubo ya tenemos la típica aspiradora que usamos todos en casa. Gracias a la combinación de articulaciones, la SpeedPro Max es realmente fácil de girar alrededor y debajo de muebles y objetos para alcanzar todos los rincones de la casa.

El cabezal tiene un juego de luces LED que iluminan justo la zona que estamos limpiando y te ayudan a ver lo que estás haciendo. Nos encanta este tipo de detalles. El cabezal aspira en 360 grados. Estamos acostumbrados a que sólo aspiren por delante, pero este lo hace a la vez por atrás y por los lados. Así no se escapa nada de suciedad.

Encontramos que el rendimiento es muy bueno sin necesidad de utilizar el nivel de potencia más alto.

El cabezal pequeño para el Philips SpeedPro Max

En la caja se incluye otro cabezal. El "Turbo Brush" es un cabezal más pequeña con cepillos giratorios diseñados para cosas como el pelo de mascotas. Su pequeño tamaño nos pareció muy útil por ejemplo para dar una pasada a las escaleras y los asientos del coche.

El SpeedPro Max tiene una batería de litio que dura hasta 65 minutos con una sola carga, unos minutos más que el V10 de Dyson.

Si se utiliza a plena potencia, la batería sólo nos durará unos 21 minutos, aunque como hemos mencionado lo normal será aspirar con un nivel de potencia más bajo.

El depósito de suciedad no usa bolsas, simplemente lo vaciamos en la basura y lo pasamos un poco por el grifo para eliminar cualquier resto.

En definitiva, un producto muy recomendable a un precio razonable.

Recomendaciones