Todo lo que necesitas saber sobre el agua micelar

Algunos limpiadores eliminan eficazmente el maquillaje, pero son muy agresivos para la piel. Algunos son más suaves, pero dejan residuos y parches. Y luego está el santo grial: el agua micelar.

Pero ¿sabes exactamente lo que te estás poniendo en la cara? Hoy resolvemos todas tus dudas acerca de este producto icónico que usan millones de personas por todo el mundo.

1

El agua micelar fue creado en 1913 para limpiar e hidratar la piel, ya que el agua del grifo en ese entonces era naturalmente dura, en realidad demasiado dura para la piel, lo que daba lugar a cutis secos y opacos. Pero empecemos por lo básico.

¿Qué es el agua micelar?

Es un producto de limpieza para la piel a base de agua blanda y micelas. ¿Micelas? Sí, las micelas son moléculas que se agrupan de una forma determinada para atraer la suciedad y la grasa de la piel.

Cuando empapas una bola de algodón y lo pasas por la cara, las micelas recogen los restos de maquillaje, suciedad, aceite y otras impurezas de la piel, dejando la tez limpia y fresca con muy pocas pasadas.

El otro componente importante del limpiador es el agua blanda, que tiene bajas concentraciones de iones de magnesio y calcio. Este tipo es el más recomendable para la limpieza de la piel, porque no deja ningún tipo de residuo o acumulación.

Entonces, ¿es un limpiador? No exactamente, pues a diferencia de los limpiadores convencionales espumosos, el agua micelar no incluye ningún agente limpiador fuerte que deba aclararse para que no irrite, no reseca la piel dejándola tirante, ni altera su equilibrio natural.

Aunque se anuncia principalmente como desmaquillante, la mayoría de los dermatólogos están de acuerdo en que se puede utilizar como un único producto para una piel sana.

Elimina el maquillaje ligero, limpia, tonifica y proporciona hidratación de una sola vez.

¿Cuál es la mejor? Te lo contamos en este artículo comparativo.

¿Por qué es tan popular?

En sus orígenes, el producto desarrollado por Bioderma fue muy popular entre las mujeres francesas que comenzaron a usarlo en el siglo XX, antes de que el agua del grifo estuviese fácilmente accesible.

En la actualidad es elogiado por ser un producto multiusos que limpia y elimina el maquillaje sin necesidad de aclarado.

Las fórmulas micelares son muy suaves y delicadas con la piel, por lo que no es necesario eliminarlas mediante el aclarado, permitiendo que los ingredientes hidratantes se queden y sean absorbidos por la piel.

A los maquilladores les encanta porque es rápido, eficaz y muy fácil de transportar. A muchos usuarios les gusta porque limpia en profundidad con una consistencia ligera como el agua.

Y resulta ideal para llevarlo de viaje, pues puedes usarlo para lavarte la cara incluso si no tienes agua cerca.

¿Para que tipo de pieles está recomendado?

Es perfecto para todo tipo de pieles, incluso para las más sensibles, debido a la suavidad con la que trata la tez. De hecho, se ha demostrado que las micelas surfactantes son menos agresivas con los lípidos naturales de la piel y esenciales para una piel sana.

Dejará las pieles secas hidratadas, sin despojarlas de sus aceites naturales; mientras que equilibra el aceite en las pieles grasas y mixtas.

Es buena para pieles normales, pero por lo general no es el mejor limpiador para pieles propensas al acné, donde puede ser necesario evitar los aceites y usar limpiadores faciales más fuertes.

En estos casos, se puede utilizar como un desmaquillante ligero o como una limpieza refrescante al mediodía, pero si necesitas una limpieza más profunda, sigue con el limpiador tradicional.

¿En qué se diferencia del desmaquillante?

Si recuerdas, los desmaquillantes antes eran mucho más grasientos, y dejaban una fina capa de grasa en la piel. Pero el agua micelar cambio el juego.

Este producto es lo suficientemente suave como para utilizarlo para desmaquillar los ojos, pero aún así, puede que le cueste eliminar por completo el maquillaje impermeable, o la base de alta cobertura, con un alto contenido de silicona.

No elimina el maquillaje pesado, pero es ideal para quitar el maquillaje básico, limpiar y refrescar la cara sin resecar, picar o dejar residuos.

Por eso, si quieres eliminar por completo el maquillaje de tu rostro, utiliza agua micelar para aflojar lo más grueso, y termina con un limpiador que te guste.

¿Se puede utilizar agua micelar como limpiador facial?

Sí, se puede utilizar en lugar de limpiadores tradicionales, pues elimina con facilidad y destreza la suciedad e impurezas de la piel.

Dependiendo de la persona y de si usa maquillaje o no, algunas personas pueden salirse con la suya utilizando sólo agua micelar; sin embargo, para otras no es suficiente.

Pero lo puedes utilizar como primer paso en una limpieza exhaustiva, antes del limpiador para eliminar la mayor parte del maquillaje y la suciedad.

No limpiar el maquillaje de forma efectiva puede provocar brotes, así que tenlo en cuenta antes de cambiar a un régimen de limpieza con solo agua micelar.

¿Y como tónico?

También. Los tónicos tienen la función de reequilibrar los niveles de pH de la piel, limpiar los restos de suciedad y la grasa residual, y tensar la apariencia de los poros.

Así que en realidad, tiene beneficios sobre el tónico, porque no contiene alcohol que pueda picar o secar la piel.

Cómo utilizar el agua micelar

Se aplica mejor sobre una bola o disco de algodón. Las micelas se adhieren al algodón y eliminan la suciedad y el maquillaje de la cara a medida que se desliza a través de la tez.

Ya que la fórmula es suave e hidratante, no hay necesidad de aclarar el producto una vez que hayas terminado de limpiar, porque la suciedad se habrá quedado en el algodón.

Consejo: En lugar de depender de toallitas limpiadoras que pueden contener químicos irritantes, lleva una botella y algunos discos de algodón en tu bolsa de gimnasia y úsalo antes y después del entrenamiento para limpiar los poros y mantener la piel hidratada.

Te recomendamos que, si estás buscando un agua micelar, eches un vistazo a esta revisión con nuestro producto de confianza.