Mejores ratones gaming

Si quieres aprovechar al máximo tu experiencia de juego, necesitas el equipo adecuado, y los periféricos son las herramientas más importantes en el equipo de los jugadores que se lo toman en serio. Todo gamer tiene un ratón, pero no todos los jugadores tienen el mejor ratón gaming para jugar a sus juegos favoritos en el PC.

Ratones para gaming

El mejor ratón no es sólo el que se ajusta cómodamente en la mano. Debe tener una latencia más baja que la de un ratón de oficina, viene con un software que mejora la configuración del ratón, admite ajustes de DPI y es extremadamente preciso.
La preferencia personal importa, pero no todos los ratones son iguales.

Y para que puedas seleccionar la mejor herramienta para jugar, te traemos los mejores ratones gaming para que puedas concentrarte en lo que más importa, ser el mejor jugador.

Independientemente del género del juego que juegues, de la forma en que sujetes el ratón o del sensor que prefieras, nuestra completa guía tiene lo que buscas.

El mejor: Razer DeathAdder Elite

El Razer DeathAdder Elite es la mejor opción que hemos encontrado, porque lo tiene todo: resulta cómodo para la mayoría de los tamaños de mano, tiene siete botones de fácil alcance, un sensor óptico preciso, y un diseño simple y eficaz.

El diseño del DeathAdder Elite es el mejor que hemos probado. La textura plástica mate del ratón es fantástica, aunque las manos suden durante el juego intenso, su material no hace que perdamos agarre.

Sus laterales recubiertos de goma hacen que el ratón sea fácil de agarrar, pero no parece que la goma se vaya a reblandecer o poner pegajosa con el uso, como ocurre en algunos modelos más baratos.

Sus siete botones son suficientes para la mayoría de los gamers, y están estratégicamente colocados para todos los estilos de agarre; en su manejo no tocas ninguno por accidente. Dos de ellos están en el lateral izquierdo, justo encima del apoyo para el pulgar, y otros dos botones están situados debajo del scroll para ajustar el DPI.

La colocación y el tacto de estos botones, junto con el recubrimiento de goma, juegan un papel importante en la elección del DeathAdder Elite como el mejor ratón gaming.

El clic es rápido y superficial con dos ranuras ligeramente cóncavas en los botones izquierdo/derecho en las que tus dedos pueden posarse.

La rueda de desplazamiento también se puede pulsar, y tiene una textura de goma dentada que facilita el desplazamiento, incluso en los momentos de estrés.

Cuenta con unas medidas algo más grandes que la mayoría de los ratones gaming: 12,7 x 7,1 x 4,3 cm, lo que hace que sea una gran elección para las manos grandes, aunque los tamaños mediano y pequeño no van a tener ningún problema en manejarlo con precisión y comodidad.

Con 105 gramos, el DeathAdder es más ligero que la mayoría de los ratones. Quizás sea demasiado liviano para cualquiera que prefiera un ratón con más peso, y en este caso no incluye ningún peso adicional.

Aún así, se desliza muy bien, y gracias al anillo que tiene alrededor del sensor, no se desgastará incluso después de meses o años de uso.

Tiene luces RGB tanto en la rueda de desplazamiento, como en el logotipo del reposamanos, que pueden encenderse con diferentes efectos. También puedes personalizar cada ubicación individualmente, o desactivar la iluminación por completo.

¿Y el rendimiento del sensor? Aquí es donde el DeathAdder Elite brilla. El sensor Pixart PMW3389 del DeathAdder es un sensor óptico simple y preciso que funciona tanto en almohadillas duras como de tela.

Alcanza los 16.000 DPI y puede bajar hasta los 100 DPI. Ambos extremos son inutilizables para la mayoría de los usuarios, pero tal vez alguien los aprecie. Lo bueno es el rango enorme en medio.

El software Synapse de Razer puede personalizar los comandos de los botones, ajustar la sensibilidad del ratón y el macro, así como personalizar los incrementos de ajuste del DPI. Incluso puede establecer sensibilidades separadas para movimientos horizontales y verticales, una configuración que el software de Logitech y SteelSeries no ofrecen.

El software es uno de los más intuitivos que hemos probado, y es muy fácil de usar tanto en Windows como en Mac. Pero un problema del software, es que requiere una conexión a Internet para crear una cuenta e iniciar sesión, lo que es una molestia para configurar un ratón nuevo. El beneficio es tener la configuración almacenada en la nube.

Pros

Contras

El más vendido: Logitech G502 Proteus Spectrum

El G502 Proteus Spectrum de Logitech es un monstruo de 125 gramos (sin contar los pesos adicionales), más alto y largo (13,2 x 7,4 x 4,0 cm) que el Razer DeathAdder Elite, y diseñado para parecerse vagamente a algún tipo de arma futurista.

En realidad, es similar en forma y ergonomía al Logitech G500 que reemplazó. Y está construido principalmente para un agarre con la palma de la mano, gracias a su gruesa ranura para el pulgar en el lado izquierdo; aunque también se puede utilizar perfectamente con otros tipos de agarre.

Los lados izquierdo y derecho tienen una superficie elástica para que los dedos se agarren, y la superficie del ratón usa un plástico mate de tacto placentero. El clic izquierdo tiene un diseño cóncavo, sutil pero agradable, que acuna tu dedo.

Y si te gustan los ratones con más peso, puedes hacerlo aún más pesado con sus 5 pesos extraíbles de 3.5 gramos cada uno, para poder variar el peso a nuestro gusto.

El G502 Proteus Spectrum tiene 11 botones, cuatro más que el DeathAdder. Los dos botones para cambiar el valor de DPI (G7 y G8) son de difícil acceso y uso, y el botón que está más abajo es difícil de alcanzar. A pesar de esto, ninguno de ellos estorba durante el manejo, y son fáciles de ignorar si no tienes un uso para ellos.

La rueda de desplazamiento, sin embargo, es de las mejores que hemos probado debido a su textura ranurada, su botón de clic sensible, y la capacidad para alternar entre el desplazamiento infinito y el de ranura por ranura, que es útil para cualquiera que use su mouse tanto para trabajar, como para jugar.

El scroll es de metal, que se siente un poco más resistente que la rueda de desplazamiento de goma del DeathAdder Elite.

Las opciones de iluminación del G502 no son tan emocionantes como las de DeathAdder Elite: solo el pequeño logotipo en el reposamanos y el panel de DPI en el lado izquierdo se iluminan. Sin embargo, puedes elegir entre diferentes patrones, y puedes configurar las luces para que se apaguen después de un período de inactividad.

Sin embargo, no hay forma de configurarlo para que permanezca en un solo color, lo cual es extraño.

Su sensor Pixart PMW3366 no tiene nada que envidiar al del DeathAdder Elite. Logitech sigue actualizando su equipo, y ha dotado al ratón de 12.000 DPI configurables a una distancia de despegue de aproximadamente 1 mm, lo que lo convierte en una gran elección para jugadores de alta o baja sensibilidad.

Probamos el sensor en varias superficies, y solo tuvo problemas en rastrear sobre una mesa de madera. Por suerte, se puede solucionar abriendo el software de Logitech, y usando la opción de ajuste de superficie. Una vez cambiado esto, el G502 rastreó la madera como una alfombrilla de ratón.

Y hablando del Logitech Gaming Software, hay que decir que es un poco peculiar comparado con Synapse. A diferencia de Synapse, el software de Logitech no tiene una opción de almacenamiento en la nube, por lo que no necesitas crear una cuenta o iniciar sesión.

Si deseas mantener tu configuración al utilizar el ratón en un nuevo ordenador, puedes guardarlo en el mouse. La memoria integrada del ratón puede almacenar solo tres perfiles, en comparación con el número infinito (aparentemente) en el ordenador, y no puede guardar macros, ni usar los perfiles sugeridos por la detección automática de juegos de Logitech.

Por lo demás, deja ajustar las funciones habituales: perfiles y botones, niveles de sensibilidad e iluminación. El software también tiene un ajuste de superficie para analizar la superficie sobre la que está situado, y adaptarse; que es cómo el G502 puede llegar a una distancia de despegue tan baja.

El software está disponible para Windows y Mac.

Pros

Contras

El mejor ratón inalámbrico: Logitech G703

Ninguna lista de mejores ratones gaming estaría completa sin el Logitech G703, el mejor ratón inalámbrico para jugar. ¿Por qué? Es tan preciso como un ratón con cable, es el más cómodo que hemos probado, sus 6 botones son suficientes para satisfacer las necesidades de la mayoría de los usuarios, y es más económico que otros modelos de la competencia.

Durante mucho tiempo, los ratones gaming inalámbricos han sido rechazados debido a su latencia e interferencias, pero Logitech G703 ha superado todas las pruebas de sensores, y no hemos experimentamos ningún problema con la conexión.

La duración de la batería llega a las afirmaciones de la marca de aproximadamente 25 horas de autonomía con la iluminación, y hasta 32 horas sin ella que, aunque no está mal,
sigue siendo mucho menos que los ratones inalámbricos normales, que a menudo duran meses, antes de necesitar una recarga.

Puedes prolongar la duración de la batería del G703 apagando la iluminación luces y bajando la tasa de sondeo cuando no estás jugando, pero aún así tendrás que cargarlo cada pocos días.

Es un ratón con una gran estética, líneas suavizadas y mucho menos agresivo que el G502. La rueda de desplazamiento y el logotipo se iluminan en diferentes colores. También es un poco más barato que otros ratones gaming inalámbricos, como el Logitech G900 y G903, así como el Razer Lancehead, que llega a los 130€.

El G703 mide 12,4 x 6,8 x 4,3 cm, pesa 107 gramos e incluye un peso opcional de 10 gramos. Esto es debido a que los jugadores de FPS prefieren los ratones más ligeros, porque son más fáciles de mover rápidamente, mientras que los ratones con más peso se sienten más duraderos. Si los comparamos con otros ratones inalámbricos, el G703 es más ligero.

Cuenta con seis botones, un número suficiente para la mayoría de las necesidades de juego. Todos los botones parecen sólidos y resistentes, aunque el botón de desplazamiento requiere un poco más de esfuerzo para activarse.

Los botones primarios del ratón son cómodos y de fácil acceso, y luego hay otro botón debajo del scroll y dos en el lateral izquierdo. Quizás algunos usuarios no puedan encontrar una posición cómoda para su dedo meñique, tal vez porque el lateral de goma del G703 no está texturizada como la de otros modelos.

El G703 utiliza la tecnología inalámbrica llamada Lightspeed, que según Logitech, busca canales inalámbricos que no están saturados, y utiliza el menos usado, para ofrecer una conexión inalámbrica más estable y sin de interferencias.

La tasa de sondeo del ratón se puede ajustar manualmente utilizando el software Logitech's Gaming Software, hasta 1.000 Hz (una vez cada 1 ms), que es la misma velocidad que la de los ratones gaming con cable.

Con el dongle inalámbrico a un metro de distancia, y con varios dispositivos Wi-Fi y Bluetooth entre medias, nunca experimentamos ningún retraso, latencia u otros problemas. Para curarse en salud, Logitech incluye un extensor para poder colocar el receptor inalámbrico más cerca del ratón, aunque esto elimina las ventajas de ser inalámbrico.

El Logitech G703 tiene el mismo sensor Pixart PMW3366 que el G502 y funciona igual de bien.

El software de juegos de Logitech es idéntico en todos sus ratones, por lo que funciona de la misma forma. También añade información sobre la vida útil de la batería, y facilita el apagado de la iluminación para ahorrar batería.

El G703 es compatible con la almohadilla de carga inalámbrica PowerPlay de Logitech. En vez de tener que enchufar el ratón, conectas la alfombrilla para que el ratón se recargue durante el juego o en reposo.

Pros

Contras

El mejor ratón ambidiestro: SteelSeries Sensei 310

La línea Sensei de SteelSeries ha hecho un regreso triunfal al mercado de los videojuegos, y el modelo 310 ofrece un rendimiento de gama alta y una sensación de comodidad a un precio muy ajustado.

El diseño elegante y sencillo del Sensei 310 es una gran alternativa para los jugadores que están buscando algo simple, sin la estridencia característica de la mayoría de los ratones gaming.

Está inteligentemente diseñado para que lo usen la mayoría de los jugadores. El nuevo Sensei 310 encaja en tu mano perfectamente, y cuenta con dos botones laterales en ambos lados, que hacen de este periférico una excelente elección si estás buscando el mejor ratón ambidiestro para jugar.

El tamaño y la forma de los botones del pulgar han sido ajustados, haciendo que sea fácil mover el pulgar hacia arriba para presionarlos, pero manteniéndolos fuera del camino para evitar un clic accidental.

Además, en los laterales izquierdo y derecho hay empuñaduras de goma, un material resistente al sudor, que ofrecen un espacio para descansar el pulgar y mantenerlo fijo exactamente donde debe de estar.

La disposición de los 8 botones es simple, 2 en cada lateral, izquierdo, derecho, la rueda de desplazamiento y uno en el centro que ajusta la sensibilidad (DPI). Todos son programables, aunque probablemente sólo usarás seis de ellos, ya que en la mayoría de los casos es mejor desactivar los botones laterales del lado no dominante.

La iluminación RGB de espectro completo de 16,8 millones de colores ilumina el logotipo de SteelSeries y la rueda central. La iluminación también es reactiva, y responde a una gran variedad de escenarios diferentes en el juego, como baja munición, salud, muerte, etc.

El material del Sensei 310 es de plástico mate bastante resistente y agradable, para evitar que el ratón se vuelva demasiado resbaladizo. El acabado del ratón ayuda a darle una sensación más sustancial en la mano.

Con 92 gramos y 12,5 x 7 x 3,9 cm, es extremadamente ligero, lo que facilita el movimiento del ratón a altas velocidades sin fatigar la muñeca. Para los jugadores que prefieren un ratón más pesado, el Sensei no incluye pesos adicionales, pero ofrece una buena sensación para la mayoría de los jugadores.

El rendimiento del ratón sin duda puede competir con otras opciones de alta gama, en parte, gracias al avanzado sensor TrueMove3 de PixArt. El sensor proporciona 12.000 DPI, y un seguimiento de "1 por 1" a 3.500 DPI, lo que se traduce en un gran nivel de precisión que apreciarán los jugadores de disparos en primera persona.

Y hablando de este género de juego, la función de reducción del jitter en este ratón, deleitará a cualquiera que tenga una mano poco firme detrás del ratón. La reducción de fluctuaciones suaviza los micro-movimientos que tu mano puede hacer sin querer, lo que resulta en una representación más real de dónde quieres que esté tu cursor.

La única queja real, es que SteelSeries ofrece sólo dos configuraciones de DPI para jugar, en lugar de hasta cinco. No hay muchas situaciones en las que necesites cinco configuraciones separadas de DPI dentro de un mismo juego, pero son bastante útiles si no tienes ganas de crear perfiles individuales para cada programa que utilices.

Aunque puede que no tenga el potencial de personalización de otros ratones, el Sensei 310 ofrece un rendimiento fantástico y un software fácil de usar y estable para personalizar botones y ajustes DPI.

El ratón de SteelSeries garantiza 50 millones de clics que aseguran su capacidad para manejar todo tipo de juego, y es excelente en todo tipo de juego que probamos.

Los ratones para zurdos son difíciles de encontrar, y el Sensei 310 es una gran opción para los jugadores zurdos, y gracias a algunos ajustes de diseño inteligente, es ideal para cualquiera que prefiera la forma de un ratón ambidiestro.

Pros

Contras

El mejor para juegos MMOG/MOBA: Razer Naga Hex V2

El Razer Naga Hex V2 es, tal vez, uno de los ratones más populares para los juegos de MMOG y MOBA debido a sus 12 botones y su completa personalización.

Es perfecto para los juegos en los que necesitas muchos atajos de teclado, ya que puedes asignarlos convenientemente en el ratón, y utilizarlos gracias a su asombrosa distribución en el lateral. Sin embargo, para el resto de juegos no es recomendable recargar el pulgar con tantos botones.

El modelo de Razer tiene un tamaño de 12,4 x 7,5 x 4,3 cm, y está fabricado en un material plástico liso que se siente bien en la mano, y un cuerpo sutilmente rediseñado para utilizar un agarre tanto con la palma completa, como con los dedos arqueados en forma de garra.

El nuevo Naga Hex proporciona un soporte más suave y unos botones más planos para soportar una gama más amplia de tipos de empuñadura y tamaños de mano. Es una gran mejora.

También lo es el conjunto de botones del pulgar, formando un círculo de siete botones accesibles, en lugar del antiguo conjunto de seis botones octogonales.

El Naga Hex V2 viene con toda las características que esperas de un ratón Razer: un excelente sensor óptico capaz de alcanzar una asombrosa sensibilidad de 16.000 DPI; la muy venerada iluminación Razer Chroma con 16,8 millones de colores personalizables, que puede ser controlada y ajustada a través del excelente software Razer Synapse 2.0.

Y hay más, incluso puedes ajustar todos los botones físicos presentes en el ratón, y personalizarlos de acuerdo a tus necesidades, teniendo en cuenta que todos los botones se pueden programar completamente. Sin duda es una gran ventaja para los usuarios que quieren asegurarse de sacar el máximo partido a este ratón.

Hemos jugado a una gran variedad de juegos con el Naga Hex V2, y no hemos tenido problemas con su capacidad de respuesta, y no hemos detectado problemas con el jitter o la aceleración del cursor.

Pros

Contras

El mejor para juegos FPS: Corsair M65 PRO RGB

El Corsair M65 Pro RGB es uno de los mejores ratones gaming disponibles en el mercado, para todos aquellos usuarios que quieren obtener las máximas prestaciones posibles por su dinero.

Tiene todas las características que lo hacen deseable para jugar a juego de disparos en primera persona, como un sensor óptico de 12.000 DPI, con una precisión pixel a pixel y un ajuste de DPI totalmente personalizado; así como un sistema de ajuste de peso muy práctico, que permite quitar algunos de los pesos y guardarlos para hacer el ratón más ligero.

En cuanto a su estética, su estructura de aluminio de 11,8 x 7,2 x 3,9 cm hace que sea liviano, pero sin dejar de ser resistente. Y como todo gamer sabe, un ratón más ligero significa que tendrá una mayor facilidad para deslizarse, algo que muchos jugadores de FPS están buscando.

El ratón, como su propio nombre indica, viene con la iluminación RGB en tres zonas, que se puede controlar cómodamente a través del software de personalización del Corsair. El software en sí mismo es fácil de usar, aunque puede requerir una curva de aprendizaje.

Cuenta con 8 botones totalmente personalizados a través de su software, con el que también se pueden programar macros.

El M65 Pro RGB es definitivamente un ratón diseñado para los jugadores de FPS, sin embargo, lo bueno es que su versatilidad lo hace también adecuado para todos los jugadores, independientemente del género que esten jugando. Así que, definitivamente es un punto positivo.

Pros

Contras

El más económico: Kingston HyperX Pulsefire

Tanto en apariencia como en funcionalidad el Kingston HyperX Pulsefire prefiere las cosas sencillas, pero no hay dudad de que es una gran opción por su precio.

Con un tamaño de 12,7 x 7,1 x 4,2 cm, el HyperX Pulsefire es un ratón ergonómico de gran tamaño diseñado para jugadores diestros. Funciona bien para tanto el agarre con toda la palma, como con los dedos arqueados en garra, aunque descubrimos que el periférico, debido a su altura, favorecía un poco el segundo agarre.

El lado izquierdo tiene una ranura para el pulgar, y ambos lados tienen un texturizado de goma para mantener la mano fija, sin moverse, muy similar al del Razer DeathAdder, el SteelSeries Sensei 310 y cualquier otro ratón versátil.

El HyperX Pulsefire tiene 6 botones: un botón izquierdo, un botón derecho, una rueda de desplazamiento, un botón de sensibilidad de puntos por pulgada (DPI) situado justo debajo de la rueda, y dos botones de pulgar en el lateral.

Estos últimos son un poco pequeños, pero todos son sensibles y muy bien situados. Debido a que sólo hay un botón para ajustar el DPI, solo se puede cambiar en una sola dirección, y sólo hay cuatro ajustes posibles: 200, 800, 1.600 y 3.200 DPI.

Como se puede ver, no se acerca a los 12.000 o más DPI que ofrecen los ratones de gama alta, pero los 3.200 DPI probablemente sean mas que suficientes.

El mayor inconveniente físico del Pulsefire, es que el ratón no tiene una apariencia muy distintiva.

A diferencia de sus competidores anteriores, el HyperX Pulsefire no utiliza ningún software de juegos. Simplemente hay que conectar el ratón a un puerto USB para que funcione.

Todavía tienes la opción de personalizar los botones, pero tendrás que hacerlo en los menús de juegos individuales. Este proceso puede ser engorroso, pero es una ventaja ya que evita el software que ralentizaría tu sistema.

Aunque no sería razonable esperar que un ratón económico sin software tenga las mismas opciones de iluminación que otros ratones más caros, no se puede negar que la retroiluminación de Pulsefire no es su fuerte.

El rojo es bastante agresivo, y el botón DPI se puede poner azul, blanco o amarillo.algo que no ayuda demasiado. Por lo menos, me sorprende que no haya una opción de apagar completamente la iluminación.

Como el Pulsefire es un ratón versátil, apto para todo tipo de juegos, lo hemos probado con varios juegos de diferentes géneros: FPS, MOBA, acción/juego de rol y RTS. El ratón no favoreció ninguna categoría, pero tampoco descubrí ningún punto débil.

Sólo hay dos puntos que recalcar, y se aplican a tipos de jugadores muy específicos. Debido a que no hay ninguna función de "francotirador", no puedes bajar el DPI sólo para apuntar. Además, con sólo dos botones de pulgar y sin esquemas de control alternativos, no puedes asignar todas y cada una de las habilidades de MMOG al periférico.

El HyperX Pulsefire no es el ratón gaming más resistente ni el más bonito que vas a encontrar, pero es casi incomparable por su precio, y no requiere apenas ajustes, puedes sumergirte inmediatamente en tus títulos favoritos.

Es tremendamente simple, y aunque su falta de personalización es a veces un inconveniente, esa simplicidad normalmente significa rapidez.

Pros

Contras

¿Es lo mismo un ratón gaming que un ratón normal?

Los ratones gaming no son sólo un truco de marketing. Se trata de dispositivos diferentes a los ratones estándar en muchos aspectos. Suelen tener menor latencia, con sensores más precisos, más botones que se pueden personalizar con software, vienen con un mejor software para personalizar los ajustes, un diseño especializado para jugar más cómodamente, y un tiempo de respuesta más rápido.

Y lo que es más importante, los mejores ratones gaming traducirán perfectamente los movimientos de tus manos en movimientos del cursor sin arruinar tu puntería con problemas como la aceleración, la predicción o el jitter.

Si eres de los que pasa horas y horas jugando a juegos de PC, debes considerar la compra de un ratón gaming. Estos periféricos son más precisos que otros ratones, ya que suelen tener unos sensores más precisos y tasas de sondeo más altas.

También puedes ajustar la sensibilidad de seguimiento para personalizar tu estilo de juego, y la mayoría de los ratones gaming te permiten cambiar fácilmente entre diferentes niveles de sensibilidad con sólo pulsar un botón. De esta manera, puedes aumentar la sensibilidad para jugar a juegos de FPS o de RTS, y luego desactivarlo para navegar por la web.

Si ya tienes un ratón que te funciona, no necesitas adquirir uno nuevo, a menos que ofrezca una función que realmente desees o necesites, como más botones, un diseño diferente, personalización del software o iluminación multicolor.

Un ratón para cada genero de juego

A la hora de elegir un ratón gaming, el tipo de juegos a los que vas a jugar, desempeñará un papel importante en la determinación de qué ratón es el mejor. Mientras que algunos ratones son muy adecuados para múltiples géneros, otros se han especializado en un género en concreto.

Básicamente, los juegos se clasifican en estos tres géneros:

Estrategia en Tiempo Real (RTS)

Para los juegos de estrategia en tiempo real, necesitarás un ratón que ofrezca un montón de botones personalizables. Características como el ppp o DPI (hablaremos de esto más abajo) y la precisión del sensor, son menos importantes, y hay una gran probabilidad de que cualquier ratón gaming satisfaga tus necesidades de precisión y velocidad para este tipo de juegos.

Multijugador masivo en línea (MMOG)/Multiplayer Online Battle Arena (MOBA)

Si estás buscando el mejor ratón para juegos MMOG o MOBA, la clave son los botones. Varios botones programables facilitarán el acceso a tu catálogo completo de ataques y hechizos en tiempo real.

Esto es particularmente importante en el caso de los MMO, especialmente los MMORPG. Si estos son tus juegos, necesitas un ratón con al menos 10 botones programables diferentes.

Por otro lado, si estás buscando el mejor ratón para juegos MOBA, 6-8 botones deberían ser suficientes.

Más allá de los botones programables, no hay mucho más que mirar. Casi todos los ratones para juegos del mercado ofrecen suficiente precisión de ppp (DPI) y sensores para los MMOG/MOBA.

Disparos en primera persona (FPS)

Si estás buscando el mejor ratón para juegos FPS, hay varios factores que tendrás que tener en cuenta. Con los juegos de disparos en primera persona, la velocidad y la precisión son de vital importancia. Y la velocidad y precisión en un ratón de juego, viene definida por la sensibilidad, la tasa de sondeo y el sensor (características explicadas más abajo). Estos valores te ayudarán a elegir el mejor ratón de juego para FPS.

Un sensor bueno y preciso es esencial para los movimientos rápidos durante el juego. La mayoría de los jugadores profesionales establecen su ratón con una sensibilidad entre 400-2000 DPI, y cualquier cifra por encima de esto, es excesivo. Por eso, querrás buscar un ratón que ofrezca opciones para ajustar la sensibilidad, y que pueda configurarse a un mínimo de 2.000 DPI.

La tasa de sondeo de un ratón también juega un papel crucial en la precisión en el juego. Un ratón con una alta tasa de sondeo, envía información al ordenador a un ritmo más rápido, lo que se traduce en movimientos más precisos, especialmente a una alta velocidad.

Finalmente, el tipo de sensor que tiene el ratón también es una consideración importante. La mayoría de los jugadores de FPS prefieren un ratón con un sensor óptico, ya que los sensores láser tienden a perder información durante los movimientos extremadamente rápidos, lo que puede tener un efecto negativo en su juego.

La mayoría de los jugadores juegan uno o dos de esos tres géneros. Si tú eres uno de ellos, debes centrarte en encontrar el ratón que ofrezca la mejor sensación y experiencia en el juego para ese género en particular. Pero, a muchos jugadores les gusta jugar a cualquier juego que caiga en sus manos.

El ratón ideal para jugar a un juego de disparos en primera persona, es muy diferente de un ratón para jugar a MMOG o MOBA. Pero, si te gusta jugar a todos los estilos de juego, puede ser difícil encontrar un ratón que te proporcione las herramientas que necesitas al alcance de la mano.

Si ese es el caso, tal vez debas buscar un ratón que ofrezca una mayor versatilidad. Muchos ratones te permiten añadir o quitar botones auxiliares, otros permiten agregar o quitar apoyos ergonómicos para los dedos, o incluso cambiar la forma completa del ratón.

Características a tener en cuenta a la hora de comprar un ratón gaming

A continuación, vamos a ver todos los factores que importan al valorar si un ratón gaming es bueno o no. De esta forma, puedes estar seguro de que encontrarás el ratón perfecto para ti, independientemente de si es una de las opciones que hemos descrito anteriormente.

Hay muchas características que valorar en un ratón para jugar, más allá del diseño o la estética. Hay varias consideraciones técnicas que necesitarás entender para elegir el mejor ratón gaming.

Comodidad

Después de todo, la característica más importante a tener en cuenta, es si el ratón se siente bien en la mano o no, o lo que es lo mismo, si resulta cómo al usarlo. Esto viene definido por la forma del ratón, y la forma que tenemos de agarrarlo.

La postura que tenemos al manejar un ratón va a depender de cómo nos sentimos de cómodos, y cada jugador tiene una preferida. Hay 3 tipos de posiciones de agarre que son las más comunes en los gamers:

¿Sabes cuál es tu postura? Bien, porque al elegir el ratón gaming, debes elegir un modelo que se ajuste a tu forma de agarrar favorita.

Botones

La mayoría de los usuarios prefieren no tener demasiados botones en su ratón gaming, 10 botones o menos es lo ideal. Además de los botones izquierdo y derecho, debería tener por lo menos dos botones adicionales cerca del pulgar, y quizás uno o dos en la parte superior (incluyendo la rueda de desplazamiento).

Programación de los botones

Que los botones se puedan programar, es una característica deseable para casi cualquier tipo de juego, sobre todo para los MMOG y MOBA, pues te van a permitir acceder a diferentes movimientos, ataques y hechizos durante el juego. También son útiles para juegos FPS, ya que se pueden programar como un arma de francotirador.

Algunos ratones incluso permiten guardar diferentes perfiles, por lo que es posible programar los botones para diferentes juegos o personajes, y cambiar entre sus perfiles, para no tener que reprogramar los botones para cada juego o personaje.

Sensibilidad

La sensibilidad del ratón se mide en DPI (puntos por pulgada o ppp) o CPI (caracteres por pulgada o cpp) y viene definida por el tipo de sensor. Cuanto más alto sea el DPI o CPI, más rápido podrá moverse el ratón en la pantalla, y viceversa. Generalmente, estos valores van desde unos pocos cientos, hasta más de diez mil.

Aunque esta cifra es más de lo que la mayoría de la gente necesita, indica que el ratón está usando la última tecnología, lo que debería hacerlo más preciso en cualquier resolución.

Casi todos los fabricantes permiten ajustar el DPI del ratón, lo que puede serte útil si juegas a diferentes tipos de juegos que requieren diferente sensibilidad.

La cantidad de DPI es una preocupación para la mayoría de los jugadores, especialmente para aquellos que juegan a juegos de disparos en primera persona (FPS). Pero muy pocos jugadores ponen su ratón a un DPI de más de 2.000.

Sensor

Tal vez la característica más disputada de los ratones gaming, es el tipo de sensor que utilizan para procesar sus movimientos. Los dos tipos de sensores que hay son:

Sensor óptico

Los sensores ópticos utilizan una luz LED para seguir el movimiento del ratón. Estos sensores funcionan mucho mejor en las alfombrillas de tela que sus equivalentes láser.

Anteriormente, los sensores ópticos eran mucho menos sensibles que los sensores láser, pero el desarrollo de la tecnología ha ayudado a cerrar la brecha. En la actualidad, muchos ratones ópticos son capaces de responder con la misma rapidez que las opciones láser.

Sensores láser

Durante mucho tiempo, los sensores láser eran lo estándar para un ratón gaming. A diferencia de los ópticos, este tipo de sensores utilizan un láser para rastrear los movimientos. Funcionan mejor en superficies duras, lo que provoca que tras un uso asiduo y regular, la base del ratón se desgaste y tenga que ser reemplazada.

Los ratones con sensores láser a menudo tienen una aceleración incorporada, lo que puede ser un factor decisivo para algunos jugadores. Los sensores láser también son propensos a la acumulación de polvo y deben limpiarse con regularidad para garantizar su rendimiento óptimo.

Por último, estos sensores tienden a ser menos precisos en la lectura de movimientos extremadamente rápidos que los sensores ópticos.

Software

La mayoría de los ratones gaming del mercado vienen con un programa de software integrado que permite optimizar muchos de los aspectos de rendimiento del ratón, guardar perfiles de juego y macros, y controlar el sistema de iluminación RGB (si es que tiene).

El software debe soportar múltiples perfiles para cambiar la sensibilidad del ratón y la configuración de los botones, para que coincidan con el juego que estás jugando.

Puedes guardar esos ajustes directamente en el ratón o en un servicio Cloud para que pueda usar esas configuraciones cuando se usa en diferentes ordenadores.

Algunas empresas que no se han actualizado, tienen softwares desfasados y carecen del diseño intuitivo, o de las características avanzadas necesarias para mejorar todos los aspectos de rendimiento de tu mouse.

Por el contrario, otras empresas se enorgullecen de su software, y los usuarios son recompensados con una interfaz fácil de usar que les permite controlar prácticamente todo lo que el ratón puede hacer.

Marcas como Logitech, Razer y SteelSeries son bien conocidas por crear un software increíble que aumenta el rendimiento y el disfrute que obtendrás de tu ordenador.

Aunque la compatibilidad del software con Windows es la más importante para los juegos, también es posible que necesites la compatibilidad con Mac, en caso de que juegues en uno.

Aceleración

La aceleración del ratón se define por la relación entre la velocidad del puntero del ratón, y la velocidad a la que la mano mueve el ratón. La aceleración se mide en G, y 1G se desplaza a 9,8 metros por segundo.

Para explicarlo más claramente, la aceleración del ratón intenta predecir dónde deseas que termine el cursor cuando realizas un movimiento rápido con el ratón. Como resultado, al mover rápidamente el ratón y luego detenerte, terminará superando a su objetivo.

Esta función se puede desactivar en casi todos los ratones ópticos, así como en algunos ratones láser. A muchos jugadores, especialmente a aquellos que juegan a juegos de tirador en primera persona, les desagrada esta característica. Por lo tanto, puedes optar por un ratón en el que se pueda activar o desactivar la aceleración.

Tasa de sondeo

La tasa de sondeo de un ratón se refiere a la rapidez con la que el ratón y el ordenador pueden comunicarse entre sí. La tasa de sondeo se mide en hertzios por segundo, y la mayoría se sitúa entre 250-1000Hz. Como regla general, cuanto mayor sea el índice de sondeo, mayor será la respuesta del ratón.

Distancia de despegue

No te preocupes, el ratón no va a salir volando. La distancia de despegue se refiere a cuán alto puedes mover el ratón fuera de la superficie antes de que el ratón deje de responder.

Esta es una característica importante si utilizas una superficie de ratón más pequeña, ya que puedes llegar al final de la superficie con frecuencia. Los ratones con sensores láser tienden a tener una mayor distancia de despegue que los ratones ópticos. Muchos ratones de gama alta incluso permiten ajustar la distancia de despegue en los ajustes del ratón.

Peso

Aunque parece un dato irrelevante, vale la pena tener en cuenta el peso de tu periférico. Aunque no hay un peso correcto o incorrecto para un ratón, puede afectar a la jugabilidad, movilidad y la sensación general del mouse.

Muchos ratones permiten ajustar el peso a tus preferencias personales, gracias a pesas adicionales que se pueden colocar o no, lo que puede ser muy útil.

Ajuste de ángulo o predicción

Ajuste de ángulo, también llamado predicción, toma los datos del sensor del ratón y modifica la salida con el objetivo de crear movimientos más suaves. Por ejemplo, si intentas dibujar una línea horizontal con el ratón, no será perfecta; harás algunas curvas sutiles en la línea, especialmente en las de mayor sensibilidad.

La predicción suaviza esas curvas y dibuja una línea recta en su lugar. Esto es generalmente malo porque significa que los movimientos del cursor no coinciden con los movimientos de la mano 1:1, y el ajuste de ángulo no va a ser útil en la mayoría de los juegos. Afortunadamente, casi todos los ratones de juegos tienen el ajuste de ángulo desactivado por defecto.

Precio

En cualquier compra, es inevitable hablar del precio. Y en el caso de los ratones gaming, el rango de precio no es muy amplio.

En el rango más bajo de la lista está el Kingston HyperX Pulsefire, que se puede encontrar por algo menos de 50€, y el modelo más caro que tenemos en la lista es el inalámbrico Logitech G703, por algo más de 100€. Todos los demás ratones gaming se mueven en torno a esas cifras.

¿Con cable o inalámbrico?

Desde la aparición de los dispositivos inalámbricos, se ha desatado un debate sobre si los periféricos con cable son superiores a los inalámbricos, o al revés. Y lo cierto es que hay argumentos que validan las dos posturas. Vamos a analizar los pros y contras de los dispositivos inalámbricos y con cable.

Aspecto y estética

Una de las principales ventajas de los ratones y otros periféricos inalámbricos, es que proporcionan un aspecto elegante y limpio para el espacio de trabajo o juego.

La mayoría de los jugadores se enorgullecen por el aspecto de su configuración, y es difícil oponerse a los accesorios inalámbricos cuando quieres tener una estética más limpia y elegante.

Con los ratones con cable, siempre tendrás un cable sobre el escritorio. Para algunos jugadores esto es un detalle mínimo, pero vale la pena señalar, que no tendrá una estética tan limpia y minimalista si estás buscando crear la configuración más estéticamente agradable posible.

Rango de movimiento

Con los ratones con cable solo podrás moverte hasta donde el cable te permite. En cambio, con un modelo inalámbrico podrás alejarte mucho más de tu ordenador, lo que es un beneficio a tener en cuenta si quieres poder jugar desde otro lugar de la habitación, además de tu escritorio. La mayoría de los dispositivos inalámbricos tienen un alcance de 9 metros o más, por lo que dejan mucha más libertad que sus contrapartes con cable.

Rendimiento

Los ratones inalámbricos deben enviar la información a un receptor antes de que la orden sea procesada por el ordenador, esta es la razón por la que estos dispositivos no ofrecen el mismo nivel de rendimiento que las opciones con cable.

Dependiendo del tipo de juego que te guste jugar, esto puede ser todo un inconveniente. Por ejemplo, si te gusta jugar a juegos FPS, es posible que quieras evitar un ratón o teclado inalámbrico. Aunque los ratones inalámbricos revisados en esta guía funcionan al mismo nivel que los ratones con cable.

Para los jugadores que prefieren otros tipos de juegos, el ligero descenso en el rendimiento del ratón inalámbrico, no es algo de lo que preocuparse.

Algunas compañías de ratones gaming están eliminando completamente la latencia de sus dispositivos inalámbricos. Por ejemplo, la serie G de Logitech ofrece un rendimiento inalámbrico tan impresionante, que es casi imposible detectar una diferencia en comparación con un periférico con cable.

Por supuesto, tendrás que gastar un dinero extra para uno de estos ratones, ya que son bastante caros. Pero, para los jugadores que se preocupan por la latencia, pero quieren usar la tecnología inalámbrica, puede valer la pena el costo.

Problemas de conectividad

Casi todos los ratones y teclados inalámbricos funcionan en un canal inalámbrico de 2.4Hz, que resulta ser una opción popular para otros dispositivos inalámbricos también. Estos otros dispositivos pueden causar interferencias, lo cual es algo de lo que preocuparse.

En algunos casos, el nivel de interferencia es tan importante que el ratón inalámbrico es prácticamente inútil. Por lo tanto, si tienes otros dispositivos inalámbricos cerca del escritorio, apágalos o ajusta el canal en el que operan. Si no puedes hacer ninguna de estas cosas, puede que lo mejor sea optar por un ratón con cable.

Duración de la batería

Una de las ventajas de los periféricos conectados por cable, es que nunca tendrás que preocuparte de que los dispositivos se queden sin batería, ya que están recibiendo alimentación constante de los puertos USB en los que están conectados.

Los ratones inalámbricos necesitan ser cargados de vez en cuando, y hay que estar pendiente de la batería, para que no se agote justo en el momento menos apropiado. Pocas cosas son más frustrantes que darse cuenta de que tu ratón está a punto de morir, o peor aún, ya está muerto, cuando estás en medio de una partida épica.

Debido a las altas tasas de sondeo y a los efectos de iluminación, los ratones gaming inalámbricos tienden a tener una autonomía pésima, sobre todo si la comparamos con los ratones inalámbricos normales, que a menudo alcanzan un máximo de entre 25 y 30 horas.

Garantía

Los ratones gaming son uno de los periféricos que sufren más uso y abuso, por lo que una garantía sólida es útil en muchos casos. Es preferible una garantía de dos años, pero no hay que descartar un buen ratón si solo ofrece una garantía de un año.