Análisis Razer Thresher Ultimate

Si vas a adentrarte en el mundo de los auriculares gaming, puedes hacerlo a través de una inversión bastante barata, con un producto asequible, o directamente puedes ir por la puerta grande y comprar algo de calidad. En el caso de que seas alguien exigente con el sonido, estamos seguros de que vas a optar por esto último.

1

En ese caso, Razer es una marca que tiene mucho que ofrecerte. Esta firma lleva ya un tiempo lanzando productos orientados a los gamers, y el Razer Thresher Ultimate es uno que busca una comunión perfecta entre los jugadores más exigentes y los entusiastas del sonido.

Unos auriculares inalámbricos que permiten una conexión mediante fibra óptica para sacar el máximo partido de cada pista y cada sonido que tengas que escuchar.

Vamos a hablarte de esto y de todo lo que hace especial a este headset, puesto que te traemos un análisis del Razer Thresher Ultimate de lo más completo. Repasamos cada pequeño detalle para que puedas tomar la mejor decisión.

Características del Razer Thresher Ultimate

Razer es una marca que, como ya hemos mencionado, siempre ha sabido posicionarse en lo más alto dentro del sector gaming.

Es algo que cualquiera con un poco de conocimiento puede saber, como también comprobar, y es también algo que queda meridianamente claro cuando repasamos las características del Razer Thresher Ultimate. Es un headset premium, caro; pero con unas prestaciones al alcance de muy pocos.

En primer lugar, hay que dejar claro que estos auriculares no están pensados para utilizarse en un gran abanico de plataformas. Quienes se hagan con ellos es porque quieren usarlos para jugar en PlayStation 4, en Xbox One o para conectarlos a su PC, no hay más.

Son inalámbricos y cuentan con varios conectores diferentes, pero es imposible utilizarlos con smartphones, tablets o incluso otras videoconsolas.

La principal razón para ello es porque este headset sin cable no viene solo. Cuando se abre la caja, se puede ver que viene acompañado de una base de conexión inalámbrica que se encarga de gestionarlo todo.

Esta es la que permite que se recurra a una conexión vía Wi-Fi de 2,4 GHz para garantizar una mayor limpieza de sonido y anular las interferencias, pero es también la que obliga a escoger conexión con PC o con PS4 o Xbox One.

Esta base es la que se utiliza para cargar el headset a través del puerto USB, con un tiempo de carga que puede prolongarse hasta unas 4 horas para llegar al 100%. Además de eso, también permite una conexión de fibra óptica para conseguir la mayor fidelidad sonora gracias al uso del cable Tesa que incluye la caja.

Esto último es un detalle bastante interesante, porque es la única forma de conseguir la mayor calidad posible de sonido. Está muy poco presente en los headsets gaming que se mueven en torno a este precio, y es algo que hace especialmente atractivo al Thresher Ultimate de Razer.

El alcance de la conexión inalámbrica de estos auriculares gaming es de unos 12 metros aproximadamente, y la autonomía que proporciona su batería alcanza las 16 horas, pudiendo superarla en ocasiones.

Es un buen conjunto para un producto inalámbrico, aunque hemos visto otros que logran una mayor duración y que exigen un precio menor.

Ahora, centrándonos en los auriculares en sí, cabe destacar su clara orientación a la plataforma de Sony, con el logo de PlayStation impreso en sus laterales.

Sus colores predominantes son el negro y unos pequeños detalles en azul para el logotipo de Razer y para unas bandas ubicadas en las almohadillas de cada auricular. Aunque también hay otra versión de Xbox One sin dicho logo y con el verde y negro como combinación de colores.

Con una diadema que recuerda a los cascos más profesionales, la almohadilla superior consigue reforzar la sujeción a la vez que proporciona comodidad.

Es totalmente ajustable, dado que es telescópica, garantizando así que se pueda amoldar a las medidas de prácticamente cualquier persona.

Pesa poco más de 400 gramos y sus dimensiones no son demasiado prominentes. En general, es un headset ligero y bien equilibrado tanto por tamaño como por peso.

Llama mucho la atención porque, a pesar de ser para gamers, se aleja de los acabados exagerados y apuesta por algo más sencillo e incluso retro en cuanto a sus formas y materiales.

Uno de sus aspectos más destacables, con diferencia, son sus almohadillas. Están hechas con espuma viscoelástica, recubierta por piel sintética, y tienen efecto memoria, por lo que adoptan la forma de los oídos para conseguir una posición casi perfecta y, además, anular el ruido del exterior para que no haya interferencias con el sonido que se reproduce.

No son unos cascos gaming que se puedan plegar para recogerse mejor cuando no se utilizan, pero sus copas sí que pueden girarse hasta 90 grados para conseguir que el conjunto quede plenamente horizontal.

Son buenas en general, aunque los materiales empleados no facilitan demasiado la transpiración y acaban provocando sudoración.

Sin software compañero para ajustar perfiles de sonido, como sí se puede encontrar en otros Razer, el sonido 7.1 consigue una buena inmersión y una calidad indiscutible.

No podemos pasar por alto tampoco su micrófono, presente en la parte izquierda. Retráctil y digital, consigue una calidad estándar, aunque resta algo de nitidez al sonido. Anula el ruido exterior al ser unidireccional.

Lo último que nos queda por señalar de este conjunto son sus botones. El auricular derecho tiene un control de volumen en forma de rueda que, al presionarse, puede silenciar los auriculares; en el derecho se encuentra la misma rueda, pensada para ajustar el volumen de micrófono y poder también silenciarlo.

Junto a eso, hay un botón de encendido y apagado, un puerto Micro-USB y nada más, dado que no hay puerto de entrada jack de 3,5 mm.

Especificaciones

Valoración de Razer Thresher Ultimate

Dadas las prestaciones ante las que nos encontramos, es fácil predecir que nuestra valoración del Razer Thresher Ultimate va a ser positiva.

En efecto es así, este headset recopila lo mejor posible en todas sus partes y funciones, aunque también tiene ciertas carencias que resultan especialmente dolorosas para un producto de esta clase.

El principal inconveniente que tiene es lo limitado de las plataformas con las que es compatible. Solo puede utilizarse de forma inalámbrica con PlayStation 4, Xbox One y PC, en función del modelo escogido, lo que impide sacarle un mayor partido a los usuarios de smartphones.

No vas a poder utilizarlo para responder a llamadas de teléfono sin usar cables.

Por otra parte, hay que destacar su total énfasis en conseguir la mayor calidad de sonido posible. Incluir un cable de fibra óptica permite que se consiga una nitidez imposible de cualquier otro modo, y al mezclar esto con el uso de la tecnología de 2,4 GHz para disfrutar de todo esto sin cableados, hace que el conjunto sea tremendamente satisfactorio.

Ayuda también el uso del Dolby 7.1 para potenciarlo todo, y es precisamente lo que hace que nos guste tanto su propuesta.

De hecho, hasta su acabado resulta interesante, ya que se diferencia muchísimo de lo habitual en los auriculares gamers para centrarse en algo que parece más propio de un profesional del sonido.

Es una lástima que las almohadillas para los oídos sean de un material que concentra tanto calor, porque escuchar música durante largas sesiones o incluso disfrutar del sonido envolvente de los videojuegos es mucho más satisfactorio con el Thresher Ultimate de Razer. Arreglar este aspecto haría que fuera prácticamente perfecto.

Su base de conexión carece de modo de carga inalámbrico, como sí podemos encontrar en otros productos de la misma categoría.

Aunque también hay que pensar que, a pesar de estar diseñado pensando en los más exigentes, su precio ronda los 220 euros aproximadamente, y los modelos más avanzados pueden superarlo por 100 euros o incluso más.

Bien construido y equipado, de su micrófono sorprende la capacidad para aislar frente al ruido del exterior, aunque se echa en falta que ofrezca una mayor calidad a la hora de capturar el sonido.

Puestos a pedir, mejorar este aspecto sería también interesante, aunque es algo en lo que falla la inmensa mayoría de auriculares del mercado.

Por todo esto, solo podemos decirte que el Razer Thresher Ultimate es uno de los mejores headsets para gamers que vas a encontrar en el mercado. A pesar del precio que tiene, supera a muchos de la competencia que son hasta más caros, así que si buscas algo avanzado sin gastar más de la cuenta, esta es una propuesta bastante equilibrada.

Y si tu presupuesto no te lo permite, siempre puedes recurrir a otras opciones más económicas, como la opción de Astro Gaming, el Logitech G933, o estos cascos de Kingston.

Pros:

Contras: