Rizador Karmin G3 Salon Pro

Si estás buscando una nueva herramienta para darle forma a tu cabello, que sea de calidad, y a un precio más que razonable, te recomiendo la marca Karmin.

Aunque es una empresa pequeña, y no muy conocida, Karmin tiene en el mercado muy buenos productos que nada tienen que envidiar a las marcas más conocidas.

Uno de estos productos es el rizador Karmin G3 Salon Pro, una herramienta para crear preciosos rizos en muy poco tiempo y de la manera más fácil.
He probado este rizador durante varias semanas, y se ha convertido en un imprescindible en mis herramientas para el cabello.

Comprarlo YA en Amazon, ver precio

¿Estás buscando un rizador? Pues sigue leyendo porque te interesa.

Diseño del Karmin G3

Como todos los productos Karmin, el rizador G3 Salon Pro viene dentro de una caja resistente y elegante, de esas que guardas porque te da pena tirarla.

Así es el rizador de Karmin

Una presentación que realmente destaca y marca la diferencia con respecto a otras empresas de la competencia. Nada más abrirlo tienes la sensación de que es un rizador que vale la pena utilizar.

Su diseño con un barril cónico fabricado en cerámica y turmalina, reparte el calor de forma homogénea por toda la superficie, a la vez que aporta brillo y suavidad.

La tecnología de cerámica y turmalina deja el cabello liso, brillante y lleno de vida, creando peinados rizados y ondulados que duran todo el día.

El barril cónico es más ancho en la base (2,5 cm) que en la punta (1,5 cm), para poder hacer rizos a tu gusto. Para unos rizos más pequeños y definidos, puedes utilizar la parte de la punta; y para unas ondas más sueltas, acércate a la base.

Esta característica hace que los rizos sean imperfectos, como si fuesen naturales.

La pantalla digital está integrada entre el barril y el mango, encima de los botones. Esta pantalla marca la temperatura, que va aumentando gradualmente hasta llegar a la temperatura que hemos seleccionado.

La temperatura se puede aumentar o disminuir con los botones + y -, incrementando los grados de 10 en 10, a partir de los 80 ºC hasta los 220 ºC.

La temperatura de 200 ºC es perfecta para todo tipo de cabello, pues no llega a quemarlo, pero está lo suficientemente caliente como para moldear el cabello más grueso.

Los botones de encendido/apagado, + y - son pequeños, pero accesibles, muy en la línea del resto del diseño.

El mango es ergonómico, manejable y resistente al calor, y cuenta con unas patas que ayudan a posarlo sin que el barril tenga ningún contacto con la superficie.

Su cable es giratorio y tiene 3 metros, ideal para que no se enrolle y lo suficientemente largo para utilizarlo cómodamente en cualquier habitación.

Características

El barril se calienta muy rápido, en apenas 30 segundos podrás utilizarlo para moldear tu pelo. Así se ahorra tiempo y energía.

Una de las principales diferencias entre otros rizadores y el Karmin G3 Salon Pro, es que no tiene clip para sujetar las puntas del mechón, ya que eso lo tenemos que hacer nosotras (con ayuda del guante).

Esto es una gran ventaja, pues así el mechón se puede enrollar más uniformemente, y se evitan las marcas tan feas que deja el clip. La ausencia del clip también elimina la tirantez del mechón una vez sujeto. Como eres tu la que lo sujetas, puedes dejarlo más prieto o más flojo.

Y algo que se agradece (por lo menos para las más despistadas), es su apagado automático tras una hora de inactividad. A mi por lo menos me ha pasado.

Otra cosa que me gusta de este rizador, es que tiene voltaje universal (100-240V), lo que significa que puedes utilizarlo en cualquier país. Si viajas mucho, es una característica que apreciarás mucho.

Y por supuesto, tienes 2 años de garantía.

Accesorios incluidos

Con los rizadores tienes más riesgo de sufrir una quemadura en las manos, pues el barril está mucho más expuesto que el de las planchas alisadoras; por eso Karmin ha incorporado un guante de protección contra el calor, para que no suframos ningún daño al utilizarlo.

Accesorios para el rizador Karmin

Otra gran idea es la incorporación de un estuche desmontable, que incluye una esterilla térmica para poder posar el rizador sin que toque lo de debajo. La esterilla es muy bonita, con diseño de filigranas en color plateado, y se enrolla en torno al estuche, manteniéndose fija mediante unos imanes.

Está muy bien pensado, porque el estuche tiene dentro una parte reforzada, para poder introducir el barril caliente, y que no se queme la tela. Resulta muy útil cuando tienes que guardar rápidamente el rizador.

El manual de instrucciones tiene el mismo diseño que la esterilla y la caja, es bastante bonito comparado con otros manuales que sueles encontrar por ahí, aunque he de decir que viene en inglés. Además de la información de uso, ofrece información y consejos para realizar diferentes tipos de rizos.

La tarjeta para registrar el rizador también tiene la misma estética, y proporciona un código para poder registrar el producto y poder verificar su autenticidad.

Mi experiencia con el rizador Karmin G3 Salon Pro

Aunque hay mucha gente que se arregla con la plancha para ondular o rizar su pelo, yo no se hacerlo, necesito un rizador, pero no cualquier rizador. Necesito una herramienta de calidad, que no haga daño a mi cabello fino. Cualquiera que tenga el pelo así, me entenderá.

El G3 Salon Pro me ha parecido un rizador rápido y fácil de utilizar, que respeta mi pelo. El diseño es impecable, los controles son fáciles de usar y se desplaza hasta el ajuste de temperatura justo.

Generalmente utilizo una temperatura baja, 180ºC aproximadamente, que es con la que más cómoda estoy. Esto ya es una preferencia personal.

Me ha sorprendido lo fácil que ha sido rizar todo mi cabello, que es de naturaleza lacio, sin pasarme una hora en el baño. He tardado en total 15-20 minutos. Así si puedo utilizarlo más a menudo.

¿Cómo lo hago? Separo mi pelo en mechones y los enrollo alrededor del barril durante 4-5 segundos, siempre con el guante puesto. Suelo utilizar el barril entero, pero puedes optar por utilizar solo la parte de arriba o la de abajo.

Es agradable no perder un mechón de pelos al quedarse atrapados en el clip, ya que el Karmin no tiene clip.

Después de acabar con el rizador, me inclino hacia abajo y me paso los dedos por los rizos para deshacerlos. Luego los fijo con laca. El resultado son unos rizos naturales y muy bonitos.

Los rizos me aguantan bien toda la noche, y eso que normalmente se me suelen bajar enseguida, incluso por la mañana todavía quedaba alguno.

Es asombroso la diferencia que puede haber entre un rizador de mala calidad y uno de buena. Definitivamente no son todos iguales, ¿verdad?

Consejos para utilizar tu rizador Karmin G3 Salon Pro

Conclusión

El rizador G3 Salon Pro de Karmin está diseñado para crear rizos definidos u ondas naturales sin esfuerzo y en pocos minutos.

Hace que lo difícil resulte fácil, y se puede utilizar en todo tipo de cabellos. Calidad, diseño y buen precio, para mi lo tiene todo.

Pros

Contras

Karmin tiene otro producto con el mismo nombre, la plancha de pelo Karmin G3 Salon Pro. Así que ya sabes, tanto si quieres rizar como alisar tu pelo, Karmin tiene una solución para ti.