Roomba 605

La suciedad y el polvo se generan todo el tiempo, pero mantenerlos bajo control es mucho más fácil con el Roomba 605 de iRobot, un modelo básico, pero que cumple su cometido.

Con este robot, la limpieza de los suelos se reduce a pulsar un botón, para que puedas dedicarle el tiempo del aspirado a lo que tú más quieras. Una herramienta de limpieza perfecta para los principiantes que todavía no conocen las bondades de la aspiración robótica.

Diseño

Lo primero en que te fijas cuando sacas el robot Roomba fuera de la caja, es su aspecto. Siguiendo la línea de otros modelos Roomba, vemos que el robot aspirador es completamente redondo, complementado por líneas más limpias que dejan caer los ángulos rectos que habían perfilado los parachoques y el depósito de suciedad.

En su lugar, cada unión es curva y cada detalle o botón se acentúa con suaves bordes circulares o semicirculares. Combinado con un acabado más colorido, el efecto general es ligeramente caricaturesco, pero también es más moderno, y esperamos que iRobot continúe con este enfoque de diseño con otras líneas a medida que sean reemplazadas con el tiempo.

El diseño es pequeño y elegante, como iRobot nos tiene acostumbrados, con un perfil bajo de 9,2 cm diseñado para caber debajo de los muebles bajos, como las camas o las mesas de café.

El panel de control se sitúa en el centro, y engloba el botón de inicio (CLEAN), el botón SPOT y el DOCK. Pulsando el botón CLEAN el robot empezará a limpiar automáticamente con la limpieza estándar, la que más utilizaremos.

El botón SPOT es para limpiezas concentradas, cuando hay algún derrame accidental en una zona localizada. El robot limpiará con un movimiento circular un área determinada, para terminar prontamente.

Y el botón DOCK es para que el Roomba pare la limpieza y vuelva a la base de carga cuando queramos.

Características del Roomba 605

Sin embargo, lo más interesante del Roomba 605 de iRobot, es toda la tecnología que incluye este modelo básico.

El núcleo de la lista de características es su sistema de navegación iAdapt, un sistema patentado de software y sensores de iRobot que realiza una limpieza exhaustiva haciendo múltiples pases por cada zona.

Otra adición inteligente son sus sensores integrados. El Roomba 605 puede orientarse por toda la planta sin problemas de choques contra objetos o caídas.

Con cada movimiento hace un mapeo del suelo, detectando desniveles o falta de suelo, por lo que estamos seguros de que no se caerá por las escaleras. También tiene sensores en el frente que detectan los obstáculos, para evitar tirar un objeto o chocar contra las patas de la silla.

El mismo sistema de limpieza patentado de tres etapas que se encuentra en los demás modelos de Roomba, también está a bordo del 605, facilitando la limpieza de alfombras, azulejos, tarima y suelos duros.

  1. Su cepillo lateral giratorio asegura la limpieza de esquinas y bordes.
  2. Los dos cepillos principales permiten la limpieza multisuperficie. Uno de ellos es de cerdas, y el otro de goma, para levantar la suciedad incrustada de las alfombras.
  3. Y una potente succión recoge toda la suciedad, los pelos, el polvo más diminuto, y otros residuos del hogar.

Otras funciones básicas heredadas de modelos anteriores, incluyen la vuelta y acoplamiento automático en la base de carga cuando el robot ha finalizado la limpieza, o cuando la batería está baja.

Hoy analizamos el Roomba 605

La autonomía es el handicap de muchas aspiradoras robóticas, y la Roomba 605 ofrece hasta 60 minutos de limpieza, adecuado para plantas de hasta 60 m2.

Sin embargo, entre sus características, vemos algunas carencias importantes. Una de ellas es la falta de programación (disponible sólo en el buque insignia de la serie 600, el Roomba 650), lo que significa que tendrás que iniciar la limpieza manualmente cada vez.

Tampoco incluye el modo de limpieza "Dirt Detect" que utiliza un sensor acústico para localizar automáticamente las áreas más sucias y pasar más tiempo limpiándolas.

Ni el sistema de limpieza Aerovac, una tecnología inteligente que incluyen otros modelos Roomba, que acoplada a un nuevo cepillo (diseñado para minimizar la cantidad de pelo atrapado en las cerdas) optimiza el flujo de aire para que el depósito se llene más uniformemente, dejando que se vacíe menos.

Accesorios incluidos

Al igual que el modelo, los accesorios son básicos. Además de la imprescindible base de carga para poder recargarse, también cuenta con un juego de cepillos multifunción (un cepillo de cerdas y otro de goma); un cepillo lateral giratorio, y el manual de instrucciones.

Si quieres una pared virtual (delimitadores que evitan que el Roomba cruce una línea invisible) tendrás que comprarla por separado.

Rendimiento del Roomba 605

Entonces, ¿cómo funcionan todas estas características en conjunto? La respuesta es bastante buena, aunque hay limitaciones. Lo que está claro, es que el Roomba 605 constituye una mejora significativa con respecto a la serie anterior (la 500, serie a la que sustituye).

El mapeo inicial de una habitación puede ser lento y un poco desordenado, pero el robot aprende rápidamente y está ansioso por pasar por cada rincón y esquina que pueda encontrar, antes de hacer pases largos y barridos en amplias áreas abiertas del suelo.

La vida útil de la batería es lo que se promete, 60 minutos de limpieza (minuto arriba, minuto abajo), con una carga completa.

Además de la navegación y la residencia, el rendimiento de limpieza también ha mejorado. Aunque su fuerte son los suelos duros (madera, tarima, baldosa, etc.) el Roomba 605 también hace un trabajo fino eliminado la suciedad de las alfombras y moquetas.

Hace un trabajo fino recogiendo tanto las partículas de suciedad del tamaño de una palomita de maíz, como la pelusa o el polvo fino, que queda atrapado en su filtro impidiendo que vuelva a salir a la superficie.

Lo bueno, es que este enfoque de limpieza tiende a ser más impetuoso, con tenacidad para introducirse en áreas de difícil acceso; el inconveniente es que cambian ligeramente el entorno, sobre todo si se esconden detrás de puertas abiertas, empujándolas y encerrándose en las habitaciones.

Esto requiere que despejemos y habilitemos la estancia antes de comenzar una limpieza, para que ésta sea lo más eficiente posible.

Otras cosas a tener en cuenta son la falta de la función de programación, por lo que no podrás programarlo para que limpie cuando estés fuera de casa (lo que significa que también tienes que aguantar el ruido o encenderlo antes de salir).

Aunque si esto te preocupa, hay que tener en cuenta que muchos otros modelos con la función programación, tienen problemas para llegar a su base de carga, y no vale de nada programarlos, si se van a quedar sin batería si no estamos cerca.

También se echa en falta la ausencia de un indicador de depósito lleno, y el hecho de que hay que comprar accesorios adicionales en muy poco tiempo.

Conclusión

En el mundo de los robots aspiradores el término 'asequible' es relativo. Los modelos de gama superior pueden alcanzar precios muy altos, y aún así no pueden reemplazar completamente a una aspiradora convencional.

Por supuesto, las significativas mejoras de funcionamiento y vida útil de la batería significan que pueden ser accesorios magníficos, programados para hacer una limpieza regular, relegando a la aspiradora a un uso esporádico, pero siguen siendo artículos de lujo, con un precio de lujo.

iRobot, sin embargo, ha ideado varias series que satisfacen las necesidades de cada usuario. El Roomba 605 es el modelo básico de esta gama, pero tiene un buen rendimiento y autonomía.

Al final, puede hacer lo que todos los demás robots de gama alta hacen, limpiar la suciedad de los suelos.

Sin embargo, aunque sobresale en su trabajo, la falta de algunas características, como la programación, la pared virtual, y otros modos de limpieza, pueden hacer que su utilización sea algo frustrante; sobre todo si no es tu primera experiencia con un robot aspirador.

Pros

Contras