Roomba 960

El afán de iRobot de hacer productos mejores y más eficientes, le ha llevado a crear la serie 900, la última incorporación a la familia Roomba. Una gama de aspiradoras robóticas diseñadas para tentar a más hogares a que incorporen robots autónomos que realicen las tareas de limpieza.

En esta ocasión, vamos a analizar las características del modelo 960 que incluyen bastantes novedades con respecto a las series anteriores, para ayudarte a decidir si este robot es para ti.

Comprar en Amazon desde 704,90 €

Como podemos apreciar, el 960 tiene la misma forma que los Roombas anteriores, un diseño circular con 3 ruedas, dos extractores principales y un cepillo giratorio a un lado.
También incluye un depósito de suciedad extraíble y un botón central Clean que es difícil de no ver.

Dentro del paquete también hay una Home Base (base de carga), un cable para conectar la Home Base a la corriente, una Pared Virtual Dual, un filtro HEPA extra, un cepillo lateral extra y las instrucciones.

Sin embargo, a primera vista podemos ver que el diseño no exactamente igual que los Roombas anteriores, pues por una ventanilla se asoma una cámara.

Esta cámara forma parte de el nuevo sistema iAdapt 2.0 con localización visual, que ayuda al robot a saber exactamente en que zona está en la planta. A diferencia de los Roombas anteriores, el modelo 960 ya no limpia al azar.

Es más, el Roomba 960 puede limpiar durante 75 minutos seguidos con una sola carga, y puede trabajar en varias estancias también. Lo mejor de todo, es que si se le acaba la batería durante un ciclo, vuelve automáticamente a su base de carga, y cuando está completa de nuevo, sigue donde lo había dejado.

Sus sensores (ópticos y acústicos) de detección de simas y escaleras impiden a la unidad que se caiga. Estos sensores también ayudan a detectar las zonas más sucias del suelo, y focalizar la limpieza en estas áreas realizando una pasada persistente, justo como lo haríamos nosotros.

Una limpieza mejor y más eficiente

La serie 900, al igual que la 800, tiene mejor rendimiento en comparación con las series 600 y 700, debido a sus nuevos extractores AeroForce, y a su motor de segunda generación, que aumenta la eficacia de la limpieza sin las molestias del mantenimiento.

Al igual que todos los Roombas, pueden limpiar la suciedad de cualquier tipo de suelo, tanto duro como blando. También puede meterse debajo de camas y sofás debido a su baja altura. Esto es común con el resto de robots aspiradores de iRobot.

Y con el filtro de alta eficiencia AeroForce, el 960 puede atrapar hasta las partículas más pequeñas de hasta 10 micrones, esto incluye esporas, polen y alérgenos perjudiciales.

Conectividad y la nueva aplicación

La conectividad es una de las nuevas características que incluye la serie 900. Este modelo en particular viene con la aplicación de iRobot, iRobot HOME, que está disponible para Android y iOS. La configuración de esta aplicación es muy sencilla y simple, sólo hay que seguir unos cuantos pasos.

Una vez descargada la aplicación, conecta la base de carga y la Roomba. Sigue las instrucciones que aparecen en la pantalla que te guiarán para poder conectar el 960 a tu red Wi-Fi. La instalación no lleva más de cinco minutos.

Mediante esta aplicación podrás programar el robot o ponerlo en funcionamiento desde cualquier lugar, incluso cuando no estés en casa o estés fuera de la ciudad. También podremos comprobar lo que ha limpiado.

Además, la aplicación te proporciona consejos sobre cómo utilizar el Roomba 960 a su máximo potencial, así como un soporte técnico.

Diferencias entre el Roomba 980 y el 960

Al mirar todas estas características del Roomba 960, es inevitable compararlo con el Roomba 980, pues su precio es bastante más elevado que el robot que nos ocupa.

Hay varias diferencias, una de ellas es la autonomía. El modelo 960 tiene una batería de iones de litio ligeramente más pequeña, que ofrece 75 minutos de autonomía.
En cambio, la batería de iones de litio del 980 casi tiene un 60% más de autonomía, llegando hasta los 120 minutos.

Otra diferencia es el motor. El motor del 980 es de tercera generación.
Por el contrario, el motor del 960 utiliza el mismo motor de la serie 800, un motor más antiguo, concretamente del año 2013. Pero para algunas personas el motor de la serie 800 resulta mejor que el nuevo, por lo que esto podría no ser necesariamente ser un punto negativo.

El Roomba 960 tampoco tiene la función Carpet Boost, un impulsor para moquetas que ofrece una potencia de succión hasta 10 veces mayor al aumentar automáticamente el rendimiento.

Y también se diferencian en los accesorios, el Roomba 980 tiene dos Virtual Wall Dual, un filtro y un cepillo lateral extra. El modelo 960 sólo trae un Virtual Wall Dual, un filtro y un cepillo extra.

Todo lo demás es igual, exceptuando el precio.

Conclusión

El Roomba 960 está lejos de ser perfecto, pero hace su trabajo bien. Es innegable que limpia mucho más a fondo que los Roombas anteriores y otros robots aspiradores de la competencia.

Gracias a todas sus novedades, el dispositivo es mucho más eficiente, y más cómodo para nosotros. Se añade un nuevo nivel a la facilidad de uso y se justifica su precio, más caro en comparación con otros modelos.

Ventajas del iRobot Roomba 960:

  • Su conectividad para poder controlarlo desde cualquier sitio
  • Su cámara integrada para que pueda saber por donde va y limpiar más eficientemente
  • Que pueda volver a limpiar donde lo había dejado antes de regresar a la base de carga

    Contras:

    Comprar en Amazon por 704,90 €