Cómo hacer un sérum facial casero

El sérum es un cosmético que se ha hecho su propio hueco en el cuidado de la piel, gracias a sus características únicas:

1

Si utilizas sérum normalmente o quieres empezar a hacerlo, puede que los sueross que hay en el mercado no te convenzan, por una o varias razones:

En este post vamos a explicarte cómo elaborar sueross en casa: qué pautas seguir, qué ingredientes puedes utilizar y en qué cantidad.

Si quieres saber qué es un sérum, para qué sirve, en qué se diferencia de las cremas o cómo se utiliza, te recomendamos los siguientes artículos:

Antes de empezar

2

Necesitarás un instrumental básico:

¡CUIDADO! No metas en agua hirviendo productos que puedan estropearse o degradarse con el calor.

Normas de trabajo básicas:

Principales ingredientes a tener en cuenta

3

Aceites transportadores

Para pieles normales

Aceite de albaricoque, de arroz, de jojoba, de semilla de uva, de girasol, de almendras dulces, de semilla de cáñamo, de coco, de argán.

Para secas

Aceite de aguacate, de almendras dulces, de semilla de escaramujo, de albaricoque, de arroz, de girasol, de oliva, de rosa mosqueta, de argán.

Para grasas

Aceite de jojoba, de argán, de semilla de uva, de girasol, de granada, de rosa mosqueta, de arroz, de albaricoque.

Para pieles con acné

Aceite de jojoba, de sésamo, de argán, de semilla de uva, de onagra, de arroz.

Para cutis sensibles

Aceite de caléndula, de girasol, de jojoba, de almendras dulces, de albaricoque, de semilla de escaramujo, de aguacate, de arroz, de argán, de semilla de uva, de onagra, de ajonjolí.

Para pieles maduras

Aceite de semilla de rosa mosqueta, de jojoba, de arroz, de almendras dulces, de albaricoque, de aguacate, de girasol, de tamanu, de ajonjolí, de argán.

Aceites esenciales

4

A la hora de utilizar aceites esenciales, debes tomar precauciones básicas para evitar problemas y accidentes.

Características generales

Veamos los mejores para cada tipo de piel o problema:

Para cutis normales

Lavanda, incienso, geranio, neroli, rosa de damasco.

Para pieles secas.

Geranio, mirra, pachulí, jazmín, lavanda, incienso, sándalo, salvia, palmarosa, madera de cedro, ylan ylang, manzanilla romana, rosa.

Para pieles grasas

Incienso, geranio, lavanda, pachulí, árbol de té, ylang ylang, salvia, manzanilla romana, ciprés, menta, romero, sándalo, lima, bergamota, naranja, limón.

Para pieles mixtas

Pachulí, bergamota, naranja, lavanda, rosa.

Para cutis sensibles

Lavanda, jazmín, geranio, helichrysum, sándalo, naranja, pachulí, jazmín, incienso, lavanda.

Para pieles maduras

Rosa, incienso, helicriso, sándalo, geranio, lavanda, mirra, pachulí, ciprés, jazmín, romero, ylang ylang, naranja, mandarina, rosa, palmarosa.

Para tratar el acné

Geranio, lavanda, pachulí, vetiver, madera de cedro, rosa, manzanilla romana, árbol del té, limoncillo, romero, albahaca, naranja, palo de rosa.

Para manchas en la piel

Romero, salvia, zanahoria, apio, incienso, geranio, raíz de regaliz, levístico, sándalo, incienso, naranja dulce, geranio, árbol del té.

Vitaminas

5

Encontrarás muchas recetas a las que se agregan vitaminas como la A, las de la familia de la B, la C, la D, la E, la K, etc. Uno de esos serums es el de Nezeni Cosmetics, uno de mis favoritos.

Si vas a añadirlas, ten en cuenta:

Otros ingredientes

Puedes añadirlos, pero unos complicarán la elaboración (colágeno, elastina, ácido hialurónico), al tener que calentar algunos componentes; otros (té y otras infusiones), harán que tu sérum caduque en poco tiempo; otros, como el alcohol y la glicerina, no están indicados para todo tipo de piel y hay que manejar las dosis con precaución.

Recuerda que los aceites vegetales y los esenciales incorporan, en su composición, compuestos muy beneficiosos para la tez, que esta absorberá fácilmente gracias a la compatibilidad bioquímica de los aceites con su propio manto hidrolipídico.

Cómo hacer un sérum casero fácilmente

Los sueros que te proponemos son muy fáciles de elaborar y te darán resultados magníficos.

A partir de los aceites que te hemos mencionado, la realización de un sérum casero básico y muy efectivo, es sencilla.

  1. Por 60 ml. del aceite/s transportador/es que hayas elegido en el envase.
  2. Añade de 20 a 30 gotas del aceite/s esencial/es que prefieras, o que vayas a probar.
  3. Cierra el envase y gíralo entre las palmas de las manos, para darles calor y mezclarlos bien.

Por supuesto, puedes hacer pruebas, hasta encontrar la fórmula que mejor te vaya:

Sugerencias para empezar

Suero para pieles normales

Suero esencial para pieles secas

Suero para pieles grasas

Suero para pieles mixtas

6

Suero para cutis sensibles

Suero para pieles maduras

Suero para pieles con acné

Recapitulemos

Preparando tus propios cosméticos, no solo ahorrarás y tendrás las garantías que buscas, sino que puedes descubrir un hobby que te entretenga y te relaje.

¡Te deseamos que lo disfrutes mucho!