Serum facial

Siempre buscamos productos de belleza que nos ayuden a retrasar el envejecimiento o, por lo menos, sus signos más visibles.

Nuestros neceseres están repletos de productos esenciales para el cuidado de la piel, como el protector solar, o el contorno para los ojos, y el serum es uno de los últimos productos que poco a poco vamos integrado en nuestra rutina diaria.

Serum facial: lo que necesitas saber

Este líquido ligero y de rápida absorción se usa como alternativa, o en combinación de cremas o lociones.
El caso es que hay muchas dudas en relación a este producto. Incluso si eres una orgullosa propietaria de varios serums, sabrás que no es un producto particularmente específico.

Es bastante contradictorio, hidrata, pero aún así hay que aplicarse una crema hidratante. Puede ser aceitoso, pero no necesariamente se trata de un aceite. Es líquido, pero no es una esencia... Y todavía no hemos llegado a la lista de ingredientes.

Para despejar todas tus dudas, vamos a resolver todos los misterios que giran en torno al serum facial.

Para que sirve el serum

El serum es un cosmético para el cuidado de la piel que se tiene que aplicar después de la limpieza, pero antes de la hidratación. La finalidad de este producto es aportar ingredientes potentes directamente sobre la piel.

El serum es muy adecuado para este propósito, ya que está compuesto por moléculas más pequeñas que pueden penetrar profundamente en la epidermis y proporcionar una concentración muy alta de ingredientes activos.

Esto convierte al serum en una potente herramienta para tratar problemas específicos de la piel, como las arrugas o la sequedad. El uso regular del serum proporciona a la piel una textura más firme y suave, reduce la apariencia de los poros, y aumenta la humedad en la piel.

Pero no hay que confundir un serum con una hidratante. Es cierto que los serums pueden estar compuestos de ingredientes hidratantes (como el ácido hialurónico, o las ceramidas) para ayudar a la piel a retener la humedad. Pero, esto no los hace hidratantes.

Las cremas o geles son más ricos, y pueden crear una barrera en la piel para ayudar a retener el agua, algo que los serums no pueden hacer.

La mayor diferencia entre un serum y una crema o loción, es su formulación. Los serums dejan fuera los ingredientes oclusivos, o herméticos, como el petrolato o el aceite mineral, que impiden la evaporación del agua.

También contienen menos agentes lubricantes y espesantes, como los aceites de semillas. La mayoría de los sueros son a base de agua, eliminando totalmente los aceites.

¿Es lo mismo un serum que un aceite facial?

Los serums tradicionales tienen una base de agua. Sin embargo, debido al auge de los aceites faciales, muchos aceites se están comercializando como serums.

La diferencia entre los serums a base de agua y a base de aceite, es que los de a base de agua van debajo de la crema hidratante, nutriendo la capa interna de la piel, ya que sus moléculas son muy pequeñas y pueden penetrar más adentro.

Por el contrario, los de a base de aceite se aplican encima de la crema hidratante, porque sus moléculas son más grandes, manteniendo la hidratación durante todo el día.

¿Es el serum adecuado para tu piel?

Los serums son simplemente un paso más para aquellas pieles que están buscando algo más en su rutina diaria. Para contestar a la pregunta, en primer lugar hay que conocer sus ingredientes, y saber para qué sirve cada uno.

¿Se puede utilizar más de uno? Los serums son productos muy concentrados, y un concepto erróneo muy común sobre los serums, es que más es mejor. Ten cuidado si utilizas más de uno, pues sus potentes ingredientes pueden irritar la piel sensible y seca.

La regla más importante a seguir cuando se trata de serums es: no abusar del producto.

¿Con qué frecuencia usar el serum?

Todo depende del serum. Es importante que leas las instrucciones de uso del producto, pero generalmente se suele utilizar una vez al día.

El momento más adecuado para usar un serum depende de la fórmula y de tu rutina de cuidado de la piel. el serum se puede aplicar por la mañana, por la noche o ambos.

¿Cuál es el mejor serum facial?

Los serums más caros no siempre son los mejores, pero tienden a contener ingredientes de mayor calidad y más concentrados.

Kiehl’s Midnight Recovery Concentrate

Huele muy bien, su textura es como un aceite ligero, se absorbe rápidamente, hidrata sin ser demasiado pesado, y alisa la textura de la piel.

Elizabeth Arden Superstart Skin Renewal Booster

¿No tienes tiempo (o dinero) para hacerte un tratamiento facial cada semana? El serum de Elizabeth Arden no sólo ilumina la tez apagada, sino que también mejora la eficacia de los demás productos.

La Mer The Revitalizing Hydrating Serum

Cuando la hidratación interna y externa no dan resultado en tu piel seca, utiliza este potente serum hidratante. Al igual que los demás productos de La Mer, esta fórmula extrae el poder del océano para salvar tu rostro, en este caso hidratándolo con una mezcla de algas nutritivas.

Korres Golden Krocus Ageless Saffron Elixir Serum

El extracto de azafrán derivado de las flores de azafrán cosechadas a mano, hará que tu piel se vea radiante. Y es por eso que Korres los puso en este serum facial alisador.

¿Cuánto duran los serums?

Ciertos ingredientes que a menudo se encuentran en los serums, pueden volverse inestables una vez que entran en contacto con el aire. El ácido ascórbico (vitamina C), por ejemplo, puede oxidarse y perder eficacia con el tiempo.

Pero gracias a la ciencia, las versiones modificadas del ingrediente (que son solubles en agua, etc.) duran más tiempo. La mejor recomendación es guardar el serum en un lugar fresco y seco, y usarlo entre seis meses y un año.