Silla gaming de Ikea

La silla gaming perfecta combina comodidad y buen precio; aunque la mayoría de las veces hay que pagar un alto precio por la calidad. ¿Es posible encontrar un modelo con estas dos cualidades? Sí, y es de Ikea.

Ya sea para la oficina, tus horas de juego o tu casa, la silla Markus de Ikea es perfecta para ti, donde quieras que estés. Una silla que destaca por sus características, al mismo tiempo que se ajusta al presupuesto.

Entonces, ¿es la mejor silla gaming para ti? Ciertamente hay muchas cosas que nos gustan de este modelo, lo podemos resumir principalmente en 3 características: comodidad, versatilidad y precio.

Por eso, si estás buscando una silla gaming en la que pasar muchas horas, que puedas adaptar como silla de oficina, y sin gastar mucho dinero, esta silla es justo lo que necesitas.

Empecemos por lo básico. La silla gaming de Ikea tiene un precio de 169€ (ha bajado de precio, antes costaba 179€), así que como podemos ver, no es la silla más barata que hay en el mercado. Dicho esto, está lejos de ser la más cara, y dada su versatilidad, creemos que tiene un precio razonable. ¿Cómo es de resistente?

Los muebles de Ikea muchas veces son considerados endebles, pero no es el caso de la silla Markus. Tanto la estructura del respaldo, como la de los reposabrazos y la barra trasera es de acero. Viene con una garantía de diez años, así que si la cuidas, debería durar bastante tiempo.

Está disponible solamente en color negro, un color sobrio que da un aspecto profesional a cualquier espacio sin parecer demasiado imponente. Nada que ver con los colores llamativos que ofrecen otros modelos de sillas gaming, que no gustan a todos los usuarios.

Si le echamos un vistazo a la silla Markus, notaremos que tiene un diseño ergonómico y un aspecto distintivo, no está totalmente acolchado, no está totalmente recubierto de malla, sino que es una buena mezcla de los dos estilos. Esto permite que sea muy cómodo y a la vez transpirable, lo que es imprescindible si pasas mucho tiempo sentado en la silla escritorio.

Comodidad

La mayor preocupación de los usuarios a la hora de comprar una silla gaming (o cualquier otro tipo de silla) es la comodidad. De hecho, es una necesidad básica de los gamers y trabajadores de oficina poder estar sentados en sus cómodos asientos mientras hacen su trabajo o se divierten.

Aunque el diseño del la silla Markus es muy simple, su comodidad está garantizada. Para empezar, la silla tiene un mullido asiento de espuma de poliuretano (35 kg/m3) con 53 cm de ancho y 47 cm de profundidad, que proporciona una firmeza suave.

El respaldo es la mejor parte de la silla. Está recubierto de un material de malla para que el aire pueda fluir libremente por la espalda; pero al mismo tiempo ofrece un sólido soporte lumbar que ayuda a prevenir la tensión de la espalda y el impacto asociado en el resto del cuerpo.

Silla gaming de Ikea

Además, la función de inclinación regulable del respaldo es muy útil cuando necesitas relajarte unos momentos después de largas horas de trabajo o juego. Con esta silla, el dolor de espalda y cuello debido a largas horas de juego se convertirá en una cosa del pasado.

Movilidad y flexibilidad

La silla Markus tiene una base de estrella fabricada en aluminio con 6 ruedas multidireccionales revestidas de goma que permiten movilidad total en cualquier superficie. Una adición notable son las ruedas sensibles a la presión en la base. Estas tienen un freno que se activa cuando te levantas y se suelta cuando te sientas; proporcionando estabilidad cuando la necesitas y la libertad de movimiento cuando estás sentado.

Y hablando de movilidad, puedes girar 360 grados en esta silla, así que no es necesario que gires la cabeza cada vez que alguien te llame desde tu espalda.

En cuanto a la flexibilidad, la silla de Ikea tiene un asiento de altura ajustable, y se puede elevar hasta un máximo de 140 cm, por lo que es perfecta tanto si eres bajo como alto.

Gracias a la inclinación ajustable con bloqueo, puedes elegir tu posición preferido al sentarte para obtener la máxima comodidad. Esta función también aumenta la estabilidad y el control de la silla.

La silla Markus puede soportar hasta 110 kg de peso, impresionante a pesar de su construcción simple.

Los reposabrazos, por desgracia, no son ajustables. No se cede regular en altura ni posición. Sin embargo, tienen un cómodo cojín para amortiguar el peso del codo, y pueden ser extraídos si los encuentras molestos.

La única pega que encontramos, es que hay que montarla nosotros mismos, pero por suerte es un trabajo bastante sencillo.

Instalación y montaje

Si ya has comprado algún mueble de Ikea anteriormente, no te sorprenderá que en la caja haya tantas piezas, así como tornillos y tuercas. Sí, todas las partes están separadas, así que te espera un rato de montaje antes de poder usarla.

Por suerte, en la caja se incluye un manual de usuario que indica claramente cómo montar la silla. También aprenderás algunas de las precauciones que tienes que tener, y cuáles son los controles necesarios para ajustar la altura e inclinación de la silla. Es muy sencillo. Puedes terminar de montarlo todo tú solo en menos de 15 minutos, aunque es mejor que alguien te ayude.

Conclusión

Considerando todas estas características, la silla gaming de Ikea es una excelente elección si no te quieres pasar de presupuesto. Combina a la perfección la funcionalidad y el confort, además de que su diseño moderno garantiza su inclusión independientemente del entorno o la decoración.

Aunque no puede competir con algunas de las sillas de gama superior, hace bien su trabajo dentro de su rango de precio, y solamente por esa razón vale la pena probarla.

Ya sea para un hogar, oficina o habitación de juegos, Markus tiene mucho potencial. Si buscas una silla que sea atractiva, cómoda, y lo más importante, a un precio razonable, el modelo de Ikea es uno de los mejores.

Pros

Contras

¿Tienes ganas de saber más? Pues atento, porque tenemos un artículo especial dedicado a las mejores sillas para gaming. ¡No te lo pierdas!