Sony WH-1000XM3, review

Te gusta escuchar la música en condiciones, eres de esas personas que disfruta percibiendo hasta la nota más oculta en sus canciones favoritas, que lleva el ritmo en las venas y que odia que se cuelen ruidos de fuera cuando usa sus auriculares.

Eres alguien que tiene al headset Sony WH-1000XM3 en su punto de mira. Es lógico. Sony es una marca con un gran pasado en materia de sonido, de hecho ha llegado a competir con otras grandes marcas en este terreno con propuestas que se encuentran a una altura similar.

2

En el caso que nos ocupa, el que tienes en mente comprar, estamos ante algo también bastante digno. Es posible que todavía tenga ciertas dudas, y es normal. Por eso, vamos a resolver todas las que podamos con esta review de los auriculares Sony WH-1000XM3.

En este análisis en profundidad vamos a desgranar todas y cada una de sus características y analizarlas punto por punto. Desde la calidad del sonido que se emite hasta la del micrófono que lleva integrado, incluso repasaremos las funciones que lo hacen tan especial.

Te vamos a dar toda la información necesaria para que puedas decidir tu compra y ver si es algo que vale realmente la pena. Te adelantamos que, como sucede con cualquier headset de Sony, estás ante un producto que derrocha calidad por los cuatro costados, aunque dista de ser perfecto. De hecho, tiene algunos defectos que hacen que no pueda llegar al Olimpo de los cascos de diadema.

¿Cuáles? Sigue leyendo, te lo explicaremos todo.

Características del headset Sony WH-1000XM3

Los auriculares Sony WH-1000XM3 son, como su nombre indica, una evolución del modelo XM2 del mismo nombre. Con esta referencia como punto de partida, todo lo que encontramos a la hora de repasar sus características son mejoras con respecto a la iteración anterior, puesto que es un paso más en la evolución del dispositivo.

De hecho, en lugar de auriculares debemos llamarlo headset, puesto que cuenta con un micrófono incorporado e invisible que permite utilizarlo para llamadas, videollamadas y chats de voz sin problema alguno.

Pero eso es tan solo una de tantas cosas que hacen especiales a estos cascos de diadema y que los colocan por encima de la media general tanto en acabado como en funciones y calidad.

Pensados para usarse de forma inalámbrica gracias al uso del protocolo Bluetooth (al igual que estos otros auriculares), estos cascos cuentan también con la posibilidad de usar un puerto USB o incluso el tradicional jack de 3,5 mm para una salida analógica de sonido. Ofrece todas las opciones posibles para encajar en los diferentes perfiles de usuario que hay.

Fabricado en 2018, este modelo en concreto destaca por la ligereza que tiene, con tan solo 254 gramos de peso, sus dimensiones esconden algo que apenas pesa y que se puede llevar en la cabeza sin problemas, además de ajustarse fácilmente gracias a los deslizadores que tiene para ampliar su tamaño en caso de ser necesario.

Pensado para ser utilizado tanto con ordenadores como con smartphones, videoconsolas e incluso tablets o televisores, el headset Sony WH-1000XM3 cuenta con un control remoto integrado para cambiar de canciones y realizar ajustes de volumen de salida, de forma que no es necesario manipular el aparato al que se conecta para cambiar este parámetro.

A todo esto hemos de sumar también el Dolby Digital Plus y el NICAM como indicadores de la calidad de audio que consigue este aparato. La mayor fidelidad, siempre contigo gracias a un headset que apunta a lo más alto para conseguir que no te pierdas ni un detalle de tus canciones favoritas, ni de tus películas, ni de tus juegos.

Uno de los puntos más importantes a la hora de repasar las características de un headset inalámbrico es, sin duda alguna, su batería. En este sentido, lo que encontramos con el modelo WH-1000XM3 son hasta 38 horas de duración como media, pudiendo ser incluso mayor en el caso de no hacerlos trabajar demasiado.

Un elemento que juega mucho más a su favor cuando comprobamos el tiempo medio de carga de su batería, que es de tan solo 3 horas. Es decir, dura casi 13 veces más de lo que tarda en cargarse.

Un headset que cubre nuestras orejas por completo con su diseño Over Ear, que está hecho con buenos materiales y que también puede plegarse para que sea mucho más fácil de guardar a la hora de transportarlo.

Su alcance sin cables es de 10 metros, por lo que no hay que preocuparse a la hora de alejarse del dispositivo que se encarga de reproducir el sonido.

Ya hemos visto todas sus características principales, pero todavía nos queda mucho más de lo que hablar. Vamos ahora a zambullirnos en varios de sus aspectos más importantes para que te hagas una buena idea de lo que ofrece este set de auricular y micrófono integrado que firma Sony.

Aunque te adelantamos que solo puedes esperar cosas buenas, sobre todo en cuanto a calidad y limpieza del sonido, así como en el aislamiento del exterior.

¿Cuáles son sus funciones más destacadas?

Una de las funciones más peculiares de los Sony WH-1000XM3 es que sus puertos USB son de tipo C, como los que encontramos ya en la mayoría de terminales de gama media y alta. Gracias a esto, los tiempos de carga se reducen, ya que se cuenta con uno de los conectores que garantizan una mayor transferencia.

Aun así, lo más destacable del listado de características y funciones de este headset es que es innecesario que manipules tu teléfono para cambiar de canción para ajustar el volumen.

Si lo usas para escuchar música en el smartphone, debes saber que cuenta con una app compañera que, al sincronizar el teléfono con los cascos (poniéndolos en contacto para que el chip NFC haga el resto), permite cambiar de música, cambiar el volumen y hasta activar el asistente de voz con deslizar el dedo en los cascos.

De hecho, es precisamente gracias a esto por lo que se ha implementado también la compatibilidad con Alexa. Si cuentas con un altavoz inteligente de esta familia en tu hogar, debes saber que también podrás escucharlo e interactuar con él usando este headset de Sony.

Por último, pero no por ello menos importante, antes hemos hablado de que aísla francamente bien del exterior para escuchar el sonido y la música que se reproduce; no obstante, en el caso de que quieras saber qué suena a tu alrededor, tan solo tienes que curvar la mano y colocarla sobre el auricular derecho. De esta forma, el aparato activará sus micrófonos exteriores y reproducirá el sonido para que puedas oír con total claridad todo lo que te rodea.

Calidad de sonido, ¿es buena?

La calidad de sonido es una de las principales razones que hay tras el precio de este producto. Sony es una marca que lleva muchos años trabajando en este sector, por lo tanto sabe muy bien qué hacer para conseguir elevar el listón siempre que puede y, en el caso de los Sony WH-1000XM3, lo que encontramos es algo que demuestra su poderío frente al resto.

No obstante, no hay que pensar en un dispositivo pensado para ofrecer unos niveles orientados a los profesionales. Su objetivo es el público que está por encima de la media en cuanto a exigencia, por lo que ofrece una gran fidelidad dentro de los márgenes posibles dentro del perfil de sonido al que se dirige. Refuerza los bajos y también el tono medio.

También influye mucho en este apartado su capacidad para cancelar el ruido procedente del exterior. Gracias al material empleado y su habilidad para reforzar determinadas partes del espectro sonoro, no importa el ruido que haya fuera, solo escucharás la canción que acabas de poner.

¿Y el micrófono?

Es una creencia bastante popular esa que dice que los micrófonos invisibles en los headsets centrados en reproducir sonido no son buenos, y es cierto que es algo que sucede generalmente. No obstante, el caso del Sony WH-1000XM3 es el que rompe esta regla no escrita.

Por supuesto, dista mucho de ser el mejor micrófono que haya en el mercado, pero sí que cumple bastante bien. El nivel de calidad que ofrece es perfecto para llamadas de voz y videollamadas.

Estas son todas las funciones y especificaciones del Sony WH-1000XM3. Repasado todo esto, vamos a avanzar al siguiente apartado para terminar de explicarte si estamos ante algo que realmente vale la pena o si es mejor optar por otras opciones del mercado. En efecto, vamos a darte nuestra valoración.

Headset Sony WH-1000XM3, nuestro veredicto

Ya te hemos explicado todas y cada una de las características de este conjunto de auriculares con micrófono integrado. Ahora, es el momento de emitir nuestro veredicto sobre el headset Sony WH-1000XM3, un modelo tremendamente puntero y contundente, al que muy pocos pueden mirar en igualdad de condiciones.

Sony ha demostrado que el del sonido es un sector que domina con bastante facilidad. Estos auriculares inalámbricos que puedes encontrar por un precio que ronda los 300 euros en cualquier tienda especializada, e incluso en tiendas online, cuentan con una calidad de sonido pensada para satisfacer a los consumidores más exigentes.

Pero tampoco debemos confundirnos, son para el usuario exigente, no para el profesional. No llegan a ese nivel en absoluto.

Un buen perfil sonoro hace que el efecto de sus bajos se acentúe y, sobre todo, que sea capaz de aislar nuestros oídos gracias también al material del que está hecho. Así, se evita que entre el ruido de fuera y se pueda disfrutar al máximo de cada melodía.

En ese sentido, cumple bastante bien, y es un detalle que tan solo con el gesto de una mano se pueda escuchar el exterior.

Por otra parte, el sistema de sincronización con smarpthones vía NFC es un avance importante que agiliza el proceso de conexión inalámbrica, del mismo modo que la interacción a través de los propios auriculares para cambiar de canción o modificar el volumen es buena idea.

El único inconveniente que le vemos a esto es que, si el terminal no cuenta con esta tecnología, no hay una solución ágil, y el proceso puede volverse algo más engorroso.

Además, el soporte no es nativo, se necesita la app instalada para poder sacar partido del headset en condiciones. Hay que hacer una descarga obligatoria, a pesar de que se puede sincronizar con iOS y Android de forma habitual.

Los auriculares tienen un buen alcance, de hecho el radio máximo es de 10 metros, y además su autonomía es altísima, de hecho el tiempo de carga es tan bajo que la relación entre duración y carga resulta abrumadora. Muy bien planteado este punto gracias al uso del puerto USB-C.

Lo cierto es que, en líneas generales, estamos ante un producto que garantiza calidad en el sonido y que reúne todas las prestaciones necesarias para satisfacer a los entusiastas de la música, a quienes quieren notar hasta el último detalle de una canción cuando la escuchan.

Su principal hándicap es ese precio que tiene, y es que es algo que se aleja por completo del bolsillo del usuario medio, e incluso del exigente. Por esa cifra, podría parecer que estamos ante algo orientado a profesionales, y nada más lejos de la realidad.

¿Recomendamos su compra? Si estás dispuesto a hacer una inversión bastante elevada, por supuesto. No obstante, te recomendamos que antes eches un vistazo, ya que en ese margen de precios puedes encontrar auriculares profesionales de ofertan que ofrezcan una mayor calidad de sonido. Eso sí, no contarán con el mismo abanico de funciones.

Pros

Contras