Suavinex antiestrías: análisis completo

¡Lo bonito que es ser madre y lo que yo temía (y muchas tememos) los efectos que el cambio de peso me pudieran causar en la piel! No me malentendáis, apoyo la belleza natural y me gusta asumir las marcas que las experiencias de vida van dejando.

Pero si puedo tener un aliado para reducir estas marcas, no le voy a decir que no. Y en la búsqueda de un producto que me ayudase, me he encontrado con Suavinex antiestrías.

3

Las estrías son muy comunes durante el embarazo. Nuestros pequeños bebés crecen dentro del cuerpo estirando la piel. Y este no es como la plastilina, que se adapta fácilmente, sino que estos cambios de peso llevan casi inevitablemente a la creación de estrías.

Sin embargo, la ciencia ha avanzado hasta crear productos cosméticos y tratamientos que pueden hidratar la piel de tal modo que la creación de estrías quede controlada sin suponer un gran problema.

¿Cuándo y cómo debo usar un antiestrías?

Si te has quedado embarazada o tienes pensado llevar a cabo una dieta para perder peso es probable que en tu piel puedan salir estrías.

Reconocerlas no es difícil: son como unas líneas que presentan una tonalidad rojiza o rosácea. Con el tiempo, se vuelven más estrechas, pasan a ser blanquecinas, y en ese momento ya es más difícil quitarlas, aunque no del todo imposible.

Cabe recordar que incluso las personas adolescentes, cuando el cuerpo comienza a cambiarles, también pueden desarrollar estrías, por lo que es una época clave para el uso de estas cremas.

Según lo que he podido saber leyendo a expertos y consultando a otras madres, lo óptimo es comenzar a echar una crema como la antiestrías que nos ofrece Suavinex, al principio del embarazo (o de un tratamiento para adelgazar, si es el caso).

Depende mucho de la piel de cada persona, pero algunos tenemos la piel mucho más sensible a los cambios de peso.

Por otro lado, además de en la barriga, este tipo de cremas debe untarse en los pechos, los costados del abdomen, en las lumbares, los muslos y en las nalgas, ya que todas estas partes del cuerpo tienden a cambiar su tamaño durante un embarazo.

De todos modos, si no has comenzado a hacerlo al principio y llegas ahora nueva a leer este artículo te recomiendo que empieces el tratamiento a partir de ya.

Nunca es tarde para minimizar los futuros efectos que tendrá en tu piel la enorme y preciosa barriguita que está creciendo. La firma Suavinex recomienda que se use dos veces al día.

Además, recuerda que para que surta efecto, se recomienda masajear las zonas mencionadas con la crema durante unos segundos y con suavidad.

Ingredientes

Vamos a centrarnos ahora en conocer mucho mejor cómo funciona la fórmula de Suavinex. Uno de los asuntos que pueda dar mucho miedo a las futuras madres son los químicos de los productos que consumen.

Y en este caso hay que destacar que un 89% de ingredientes de esta crema es de origen natural. Sus principales ingredientes, según explica la empresa fabricante son:

Lo que más me gusta de esta antiestrías

Hay un aspecto que me gusta especialmente de Suavinex antiestrías y es el olor neutro de la loción. Muy conveniente para el olfato sensible que desarrollan las personas embarazadas.

Otro asunto que tiene mi aprobación, como veremos más abajo es que hay diferentes envases para escoger.

Otro punto a favor es su precio: es una loción más barata que otras del mercado. Aunque sabéis que en ciertos asuntos como es la salud y el cuidado de nuestro cuerpo, los expertos siempre recomiendan no escatimar en gastos.

Además, la piel no queda pegajosa, que es algo terriblemente incómodo que en ocasiones sucede tras untar una crema.

Envase

Suavinex antiestrías viene en dos formatos diferentes, a gusto del consumidor. Además de variar el formato del envase, también se puede comprar en distintos tamaños, para adaptarse a las necesidades.

Así, por ejemplo, hay la opción de un tarro de plástico duro con dispensador, que incluye 400 o 500 mililitros de producto, a escoger. Por un lado este me gusta porque con el dispensador es mucho más fácil echar la cantidad exacta de crema sin excedernos.

Odio los envases que me llevan a sacar mucha loción, más de la necesaria. Cuando eso sucede, echamos mucho producto en el cuerpo, por tanto, tarda más en absorberlo y además el envase se acaba antes.

Ahora bien, me sucedió que al llegar a la mitad del producto cuesta más sacar la crema. Esta es muy densa y el cuello del envase es estrecho y la loción se queda pegada al fondo o a los laterales del envase.

Por ello, con el paso del tiempo, cada vez que usaba la crema, me veía obligada a desenroscar el tapón dispensador, poner la boquilla hacia abajo y agitar el envase sobre la palma de mi mano para conseguir sacar la loción.

De este modo, es imposible controlar cuanta crema sale. Y además es engorroso ya que puede caer parte del producto al suelo.

Otra de las opciones disponibles de Suavinex antiestrías es un tubo de plástico blando, que va sacando la crema según la persona aprieta el envase. Este es de 250 mililitros.

No me gusta el hecho de que resulta más difícil sacar la cantidad que se necesita de cada vez. Sin embargo, al mismo tiempo, es más fácil aprovechar todo el producto que contiene.

La parte negativa de la crema

Cabe destacar un aspecto que yo encuentro negativo y es que la centella asiática y la hiedra están en una concentración demasiado baja.

Eso se traduce a que los mencionados beneficios que deberían aportar, como son la elasticidad y la rápida absorción, en realidad lo harán a baja escala.

Por tanto, a mí que me encantan las cremas de muy rápida absorción porque no te obligan a esperar para vestirte o a ponerte la ropa con la piel húmeda, en este caso no he encontrado exactamente lo que quiero. Apreciaría que el proceso fuese más rápido.

Otro asunto que he visto y me preocupa y que es muy necesario destacar aquí es que hay muchas mujeres a las que esta loción les irrita la piel.

De hecho, como este asunto me resultó preocupante, hice una gran investigación por Internet, buscando la opinión de usuarias y parece que es más común de lo que debería. Incluso algunas afirman haber tenido un sarpullido como consecuencia del uso de este producto.

No está claro qué ingredientes afectan a la irritación, aunque sí hay que tener en cuenta que más del 10% de esta crema está compuesta de productos químicos. Hay que tener cuidado con este aspecto y si eres de piel sensible, decantarte por otra marca que sea totalmente natural.

Personalmente, en la crema antiestrías de Akento estos dos puntos negativos no son una preocupación. Al contrario, se absorbe rápidamente sin dejar sensación grasa. Y su fórmula natural es muy amable con cualquier tipo de piel.

Imagínate hasta qué punto, que incluso se puede utilizar después de la depilación o del afeitado, momentos en los que la piel está más sensible que nunca.

He probado más opciones, como la opción de Mustela, pero siempre recomiendo como la mejor crema antiestrías a la de Akento.