Volante Thrustmaster T500 RS

Durante mucho tiempo, Logitech y Gran Turismo han ido juntos como el neumático y el asfalto. Con GT5 llegó el cambio. Thrustmaster, una empresa reconocida mundialmente por sus accesorios para juegos de alta gama, compró la licencia.

El propósito era lanzar el volante definitivo, el T500 RS, diseñado para que olvides todos los anterior volantes de carreras de plástico. ¿Lo consigue? Vamos a verlo.

Así es el volante:

No tienes ni que sacar el T500 RS de la caja para saber que es un producto de calidad. 16 Kg de peso que requerirán que te agaches al cogerlo para no lastimarte la espalda.

Si miras dentro de la caja, sabrás de dónde viene ese peso. Buena parte del volante es de metal, los 30 cm de diámetro con radios centrales son de metal pulido. Afortunadamente, la base es de plástico resistente, pues sino vencería el peso de cualquier mesa sobre la que lo montásemos.

El conjunto de volante + base se puede montar sobre un escritorio o una mesa mediante un ajuste con tornillos que viene incluido. Para sujetarlo a la mesa, simplemente hay que enroscar el tornillo y apretarlo hasta que quede fijado.

El Thrustmaster T500 RS eleva la experiencia de juego a otro nivel

Una vez fijado, se puede inclinar ligeramente hacia adelante si tiramos. Es tan grande, que es difícil que quepa en el escritorio sin mover el ordenador, y lo suficientemente pesado para montarlo y desmontarlo cada vez que quieres jugar.

Enchufado y conectado, se calibra girando sus 1080 grados,180 más que la mayoría de los volantes que hay en el mercado, y realmente, 180 más de las que aparentemente se necesitan. Es raro que necesites más de 900 grados en los juegos de carreras.

Todos los botones de un mando para la PS3 están integrados en el volante, pero tendrás que buscarlos para encontrarlos. En la base están los botones L3 y R3. En el volante se encuentran el D-Pad de 8 direcciones, y 9 botones más (L2, R2, X, O, Cuadrado, Triángulo, Select, Start, Playstation)

Casi todos están fuera de alcance, así que tendrás que quitar una mano del volante. Y sí, quitar las manos del volante mientras conduces no es una buena idea.

Dependiendo del tamaño de pulgares que tengas, puede que no encajen cómodamente en la estrecha área donde los radios se unen al volante, y ninguno de nuestros dedos disfrutaba del recubrimiento de goma que recubre el volante. La goma es suficientemente efectiva para evitar deslizamientos, pero no es lo mismo que el cuero.

A diferencia de otros modelos, el volante se puede desmontar de la base para poder cambiarlo por otro.

Las palancas secuenciales de cambio están situadas detrás del volante y representan los botones L1 y R1 del mando Playstation; lo malo es que están fijas, no giran cuando giras el volante, y cambiar al girar puede ser un poco incómodo.

Este volante es una maravilla

Su posición estática significa que necesitan ser muy grandes (17 cm), lo que hace que sea aún más difícil colocar los dedos atrás.

Los pedales

Uno de los mejores elementos que incorpora el Thrustmaster T500 RS, son los pedales. 3 pedales (embrague, acelerador y freno) que se pueden ajustar (el espacio entre los pedales y la altura), y el pedal de freno tiene resistencia reforzada y ajustable, aunque no vemos la celda de carga que se encuentra en otros volantes la competencia.

El diseño de los pedales es único, con 2 posiciones para elegir:

  1. Posición montada sobre el suelo (estilo F1)
  2. Posición suspendida (estilo GT)

El sistema del pedal (la placa, la caja, todo excepto el cable que sobresale de la parte posterior) se envuelve en metal para ofrecer una estabilidad, peso y resistencia óptimos. Incluye un reposapiés de metal con textura de rejilla y una base antideslizante.

En general, el juego de pedales es bastante pesado, llegando a los 7 kg, y por lo tanto se queda bastante estable en el suelo o contra una pared.

Force Feedback

Hemos hecho pruebas con GT5 en la PS3 y con iRacing en el PC, y ambos juegos destacan el principal atractivo del volante: su hicieron un gran trabajo al destacar el principal activo de la rueda: su Force Feedback (retroalimentación de la fuerza).

Fantástico, es un volante ideal para simular la conducción deportiva.

Sebastian Mach, PerfectSimRacer

Su motor industrial de 65 vatios, accionado por correa, sin duda tiene la suficiente potencia para que te duelan los antebrazos, y hacer vibrar todo lo que esté sobre el escritorio.

También es impresionantemente silencioso, pero lo más importante es su precisión. Ofrece una respuesta extremadamente clara y sensible de los baches que hay en el pavimento.

La sensación es fantástica y, con una resolución de 16 bits, la capacidad de respuesta también es alta. El volante utiliza un sensor de efecto Hall para detectar la posición magnéticamente, lo que significa que la precisión se mantendrá durante toda la vida útil del volante.

Cuando doblas una esquina con el T500 RS, parece que tu coche virtual está realmente agarrado al asfalto. Y cuando jugamos a un juego de estas características, gusta sentir las sutiles diferencias entre los coches.

Quiero sentir un monstruo como el Pagani Zonda, y quiero que un automóvil Lexus de lujo sea suave y flexible. Con el volante Thrustmaster T500 RS, puedes sentir esos matices.

Compatibilidad del Thrustmaster T500RS

El volante Thrustmaster T500 RS es compatible con las consolas PS4, PS3 y PC (Windows XP, Vista, 7). La compatibilidad con la PS4 es algo controvertida, pues en las especificaciones no indica que se pueda utilizar con PS4.

Desde el sitio web de la marca, nos indican que la compatibilidad depende de cada desarrollador de juegos y, variará de un juego de carreras a otro. Y en caso de que haya compatibilidad con los juegos de la PS4, el volante T500 RS sólo será reconocido en el juego y no en los menús de la consola.

Los botones SHARE y PS tampoco funcionarán en el volante en los juegos de carreras de PS4. En ese caso tendrás que utilizar el mando de la consola.

Estos son los juegos compatibles para la PS3:

Estos son los juegos compatibles para la PS4:

Mi conclusión sobre el Thrustmaster T500 RS

El volante Thrustmaster T500 RS ofrece una sensación magnífica al conducir virtualmente. Su diseño es muy realista, y la cantidad de entradas facilita la gestión con el juego. Uno de sus mejores bazas son sus pedales, totalmente configurables para adaptarse a tus gustos.

Después de utilizar el Thrustmaster T500 RS, nunca vas a querer volver a utilizar un mando DualShock para jugar a los juegos de carreras en la PlayStation.

Pero el precio del sistema, lo hace prohibitivo para un gran numero de personas. Por su puesto, los fanáticos más incondicionales de Gran Turismo 5 tienen que tenerlo.

Pero hay que tener en cuenta que necesitarás una superficie resistente para sujetarlo. En general, el Thrustmaster T500 RS es una gran pieza de hardware que hace que el nombre de GT5 sea todo un orgullo.

Pros

Contras