Análisis Tronsmart Mega

El de los altavoces portátiles es un campo que está repleto de opciones, con propuestas más y menos interesantes. Dentro de este, Tronsmart ha querido dejar su huella con una gama de productos de lo más variados tanto en diseño como en prestaciones, y el Tronsmart Mega ha conseguido hacerse con una posición bastante privilegiada a través de su propuesta.

1

Es un altavoz inalámbrico bastante sencillo en apariencia, pero complejo en funciones. Ofrece muchas prestaciones pensadas para quienes quieren despreocuparse y disfrutar de la buena música tanto dentro como fuera de casa, de las que os vamos a hablar largo y tendido aquí.

¿Por qué? Porque te traemos nuestro análisis del Tronsmart Mega. Vamos a repasar todas y cada una de las características de este producto para, después, hacer una valoración final con la que ayudarte a decidir si es una compra que vale la pena o no.

Características del Tronsmart Mega

Muy conocido por su filosofía conservadora, pero también por su polivalencia, este altavoz inalámbrico no busca innovar en diseño, pero sí sorprender con sus cualidades.

Las características del Tronsmart Mega están construidas para ofrecer algo pensado para las personas que nunca paran en un mismo lugar, para las que quieren escuchar música tanto en interiores como en exteriores con un aparato portátil.

Hay que decir que su diseño no ayuda especialmente a ello, sobre todo en cuestiones de portabilidad. Es un modelo de altavoz sin cables algo pesado, que se acerca a los 700 gramos de peso.

Su aspecto, muy tradicional, que recuerda incluso a los antiguos altavoces, queda rematado en un color completamente negro para un aparato que roza los 20 centímetros de largo, por los 6 de ancho y los 8 de alto.

Su panel superior es completamente táctil, pensado para que no haya que pulsar botones y para que el conjunto tenga la forma más sencilla y limpia posible.

Con tan solo deslizar el dedo o presionar suavemente, puedes iniciar o parar una canción, pasar de una a otra, ajustar el volumen, elegir modos de reproducción o incluso aprovechar su conexión NFC para sincronizar con dispositivos compatibles. Es una solución bastante elegante.

Ofrece una cobertura de 20 metros con respecto al dispositivo sincronizado gracias a su tecnología Bluetooth, aunque también cuenta con un puerto jack tradicional, además del Micro-USB para cargarlo. En cuanto al tiempo de carga, este puede llegar a las 5 horas para ofrecer, a cambio, un total de más de 15 horas de música.

Es un tiempo de carga elevado para la autonomía que tiene, pero que se justifica con las funciones y tecnología que ofrece.

Para empezar, incluye también un micrófono en el caso de que se quiera usar como dispositivo manos libres para las llamadas telefónicas; para terminar, cuenta con la tecnología True Wireless Stereo (TWS), que permite conectar con otro altavoz Tronsmart Mega para ofrecer un conjunto de sonido envolvente en estéreo.

Con un acabado completamente metálico, sobre todo para la rejilla que cubre los monitores de sonido, goza de una apariencia bastante discreta y funcional. No cuenta con protuberancias extrañas ni nada por el estilo, solamente busca ofrecer una buena calidad sonora a cambio de un aspecto ligeramente sobrio.

De hecho, para garantizar que el sonido es el mejor, cuenta con un chip integrado (Qualcomm ATS2825) que se encarga de matizar toda la música y equilibrar todas las partes del espectro, reforzando sobre todo los bajos, de forma que el resultado final sea el mejor posible.

¡Ah!, también incluye una ranura SD para que introduzcas una tarjeta con la música que quieras, sin tener que conectar por BT.

Especificaciones

Valoración Tronsmart Mega, veredicto

La primera toma de contacto puede resultar bastante extraña, pero tras largas sesiones de prueba y tras ver todo lo que hay en su interior, nuestra valoración del Tronsmart Mega no puede ser más positiva. Es un producto bastante sorprendente, capaz de ofrecer un sonido limpio y lleno de matices.

Su apariencia es bastante sobria, pero el minimalismo es una tendencia que gusta a muchos. Gracias a las decisiones de diseño que se han tomado con él, nos encontramos con un altavoz inalámbrico que ofrece un panel táctil bastante resultón a la par que sencillo.

Funciona muy bien, incluso para regular el volumen. Te acabará gustando aunque seas un amante de los botones.

Que no haya opciones de color es algo molesto para los que buscan algo más llamativo, pero es que eso es precisamente lo que este producto no quiere conseguir. El Tronsmart Mega busca la discreción, que la música sea la protagonista, de ahí que tenga la apariencia que tiene.

Además de eso, la tecnología TWS es la que más nos ha llamado la atención. Ofrecer la posibilidad de conectar con otro altavoz de forma inalámbrica hace que la música se potencia y que se consiga un efecto envolvente tremendamente interesante.

Ambos se sincronizan para reproducir determinadas partes del audio, de forma similar a lo que hace el sonido en estéreo, pero con un planteamiento mucho más literal y resultón.

En líneas generales, el Tronsmart Mega nos ha gustado bastante. Es cierto que recurrir a un puerto Micro-USB es un pequeño atraso a la hora de reducir los tiempos de carga, y que el sonido puede no estar a la altura de las personas que son realmente exigentes, pero por 47,99 euros, tienes un altavoz portátil que no te va a fallar.

Puedes barajar otras opciones igualmente interesantes, como el Tronsmart T6, el JBL Flip 4 o este otro altavoz en formato mini.

Pros:

Contras: