Turtle Beach Stealth 300: análisis a fondo

La nueva gama de auriculares gaming Stealth de Turtle Beach tiene como objetivo ofrecer un sonido excelente, que estés cómodo y que no te pases del presupuesto. El último modelo de gama es el Stealth 300, básicamente una versión con cable del Turtle Beach Stealth 600.

Se trata de unos auriculares estéreo amplificados que se pueden utilizar con cualquier dispositivo con una toma de auriculares estándar.

Análisis a fondo de los auriculares Turtle Beach Stealth 300

Turtle Beach Stealth 300

La característica que lo define y distingue de otros auriculares es el amplificador de potencia incorporado, lo que le permite ofrecer un sonido más rico y alto, con más graves y agudos de lo que conseguirías conectando tus auriculares a un mando DualShock 4, a un gamepad de Xbox One o a un conmutador de Nintendo.

No está exento de defectos, pero el Stealth 300 es una gran opción para los jugadores que buscan unos auriculares fáciles de configurar y usar.

Diseño

Turtle Beach ha apostado a lo seguro para el diseño del Stealth 300. No ganará ningún premio por su atractivo y elegancia, y la incapacidad de plegado es un punto negativo para aquellos que esperan usar los auriculares para otras cosas que no sean juegos online.

Mi opinión sobre los auriculares Turtle Beach Stealth 300

Pero su carcasa es de plástico resistente, por lo que resulta muy cómoda y ligera tanto para sostenerlos como para usarlos. Su comodidad aumenta gracias a su diadema ajustable, que se puede agrandar o menguar para ajustarse al tamaño de tu cabeza.

Todos los controles se encuentran en el auricular izquierdo, lo que lo hace bastante desequilibrado. Tiene un micrófono plegable, un puerto de carga Micro USB, un cable de audio de 3,5 mm no extraíble, botones de alimentación y modo de sonido, y diales para el volumen de los auriculares y el chat, todo ello a una distancia mínima entre sí.

Esto significa que hacer cualquier cambio sin quitarte los auriculares puede ser difícil al principio.

En el lado positivo, los que usan gafas (incluido yo mismo) no tienen que preocuparse por los dolores de cabeza inminentes durante las largas sesiones de juego, ya que no ejercen presión sobre las sienes.

Otra vista de los cascos

Dependiendo del tamaño de tus orejas, los Stealth 300 pueden ser considerados como auriculares on-ear (sobre la oreja) o over-ear (alrededor de la oreja), pero Turtle Beach los describe como sobre la oreja.

Cada auricular tiene una almohadilla de espuma de memoria contorneada que rodea un gran driver de 50 mm, y en el caso del modelo PS4, un trozo de tela azul que cubre el altavoz.

El Stealth 300 está disponible para la Xbox One y PlayStation 4, las diferencias son superficiales: la versión para PS4 tiene detalles azules, mientras que la Xbox One los tiene en verde. El color aparece en los forros de los auriculares, los logotipos, el acolchado de la diadema y el cable conector.

Calidad de audio

El Turtle Beach Stealth 300 proporciona un audio claro y conciso, ya sea que estés escuchando música o te estés comunicando con tus compañeros de equipo mientras luchas frenéticamente en un videojuego.

En God of War cuando el hacha Leviatán de Kratos pasaba por mi oído, sonaba natural y nítido. Cada golpe de troll y ataque de fuego también sonaba dramático, con suficiente bajo para ser sentido, pero no demasiado para resultar enlodado.

El diseño no me enamora pero sus prestaciones sí

Los tambores de guerra y las voces también mostraron muy bien las capacidades del Stealth, y los gritos de Atreus porque no podía disparar más flechas, o cuando esquivaba un ataque entrante, también eran nítidos y claros.

Efectos de sonido ambiental, como maquinaria y trampas de madera crujiendo y gimiendo mientras Kratos y Atreus se abrían paso a través del corazón de una montaña, sonaban naturales y apropiadamente sutiles también.

Tiene cuatro preajustes de audio diferentes: Bass Boost, Signature Sound, Bass, Treble Boost y Vocal Boost, que tienen como objetivo enfatizar varias cualidades. Muchas de estas mejoras se ven reforzadas por el amplificador de potencia incorporado, lo que permite mejorar la calidad de unos auriculares estéreo normales.

Para nosotros, Signature Sound es el mejor, pues logra un equilibrio entre los demás sin ningún compromiso notable. Tu favorito dependerá de los géneros que más disfrutes, y de si se centran en el diálogo entre personajes o en las pistas de audio ambientales.

El micrófono funciona lo suficientemente bien y nunca tuvimos problemas para comunicarnos entre nosotros. El audio del chat era claro en ambos extremos de la conversación en todo momento.

Comodidad

Para alguien que tiene la cabeza grande, el Stealth 300 es bastante cómodo en sesiones de juego prolongadas. Mejor aún, no tuvimos que preocuparnos de que los auriculares se movieran hacia arriba o hacia abajo durante el juego, porque mantiene un ajuste vertical firme en su lugar.

Realmente apreciamos lo flexible que era. Nunca sentimos que la diadema se fuese a partir, por mucho que la estiramos. La espuma de la diadema también evita que el auricular ejerza demasiada presión en la parte superior del cráneo.

Nuestra mayor queja es con la ubicación de los botones de encendido y de modo de audio. Incluso después de una semana con el Stealth 300, tuvimos problemas para encontrar uno u otro en el primer intento, y cuando los encontramos, necesitan una presión extremadamente firme para superar el rígido mecanismo de la parte inferior.

Compatibilidad

A pesar de que se comercializa por su utilización para PS4, el Stealth 300 funciona perfectamente cuando se conecta a la Nintendo Switch y a la Xbox One.

En términos de juegos multiplataforma, este es un gran auricular para el Nintendo Switch gracias a su amplificador incorporado.

Mi opinión de los auriculares Turtle Beach Stealth 300

Estamos ante un producto con características muy interesantes teniendo en cuenta su precio. Comparado con otros modelos de rango similar, se las arregla para sobresalir en todas las áreas.

No es un aparato de gama alta, pero los gamers ocasionales no necesitan opciones de audio extraordinarias. Sólo un buen sonido para disfrutar y chatear con sus amigos en online.

Mientras que su diseño exterior no me termina de convencer (cuestión de gustos), los auriculares y las almohadillas de espuma hacen que sean cómodos durante largas sesiones de juego. Precio razonable, sonido bueno y comodidad. Es justo lo que pido a unos auriculares para jugar.

Pros

Contras

Recomendaciones