Vitamina C para la cara

Hoy vamos a ver cómo la vitamina C afecta a la piel de nuestro rostro.

La vitamina C es una vitamina esencial que nuestro cuerpo necesita por muchas razones; pero no solo es beneficioso ingerirla, también podemos aplicarla de forma tópica sobre la piel, en especial la del rostro, para beneficiarnos de todas sus propiedades.

Los profesionales de la piel y las bloggers de belleza hablan maravillas sobre los serums con vitamina C, y lo consideran un ingrediente antienvejecimiento estrella.
No es de extrañar que tenga tanta popularidad, pues la vitamina C es un potente antioxidante con un montón de beneficios para la piel.

Vitamina C para nuestra cara

Además es completamente natural. No hay riesgo de reacción adversa porque no tiene químicos agresivos u otros ingredientes cuestionables. El resultado es una piel más firme y luminosa, con menos arrugas y líneas de expresión, y un tono de piel más uniforme.

El ácido ascórbico: La vitamina C por excelencia

De las beneficiosas y abundantes formas de la vitamina C, el ácido ascórbico (también conocido como ácido L-ascórbico) es la mejor, gracias a sus propiedades antioxidantes probadas, que estimulan la firmeza de la piel.

Este potente ingrediente aporta un brillo espectacular y un tono de piel unificado. No es de extrañar que sea la forma de vitamina C que más se usa en los cosméticos.

Cuando está formulado correctamente (ya que es un ingrediente delicado), el ácido ascórbico ayuda a esculpir una piel de aspecto más joven y firme, haciendo desaparecer el tono desigual y las manchas de la piel.

Asimismo, ayuda a la superficie de la piel a defenderse de los factores estresantes externos, disminuyendo los efectos de la exposición a los elementos.

Otras formas de vitamina C

Aunque el ácido ascórbico es la forma más básica de vitamina C, hay otras formas que también tienen una gran estabilidad (en comparación con el ácido ascórbico puro) y eficacia. Estas formas incluyen el ascorbil fosfato de sodio, el palmitato ascorbilo, el ascorbato de retinilo, el ascorbato de tetrahexidecilo, el ascorbil fosfato de magnesio y el glucósido de ascorbilo.

¿Qué concentración es la más apropiada?

Los productos de vitamina C de altas concentraciones proporcionan soluciones específicas para el cuidado de la piel, independientemente del tipo de piel.

Asimismo, las concentraciones más bajas también proporcionan resultados sorprendentes. Con una concentración del 0.6% proporciona efectos antioxidantes y antienvejecimiento en la piel.

¿Cómo utilizar la vitamina C?

La mejor manera de aplicar la vitamina C, es simplemente aplicar una pequeña cantidad una o dos veces al día (dependiendo del tipo de piel) después de limpiar y secar la piel. Se debe aplicar antes del maquillaje, y después de usar el tónico facial (si lo usas).

Ten en cuenta que todos los antioxidantes, incluyendo la vitamina C pura y sus variaciones más estables, son vulnerables y se descompondrán si se exponen rutinariamente al aire y a la luz.

Esto significa que si quieres obtener los mejores resultados posibles, debes comprar solo aquellos que están envasados en recipientes opacos, para que los ingredientes permanezcan estables después de comenzar a usar el producto.

Beneficios de la vitamina C para la cara

Apropiado para mujeres de todas las edades y tipos de piel, los beneficios de la vitamina C para el cuidado de la piel son numerosos, empezando por los más populares: la reducción de las líneas finas y arrugas.

Promueve la producción de colágeno

Las líneas finas y arrugas empiezan a formarse por una pérdida de colágeno de la piel. El uso regular de productos con vitamina C puede retrasar o paliar la aparición de las arrugas, ya que es un potente antioxidante.

Los antioxidantes ayudan a estimular la producción de colágeno, rellenando las líneas finas y arrugas. Como resultado, la piel rejuvenece y se reafirma.

Protege de los daños causados por el sol

La vitamina C es ideal para proteger la piel de los daños solares, especialmente de los rayos UVA y UVB del sol. Esto es debido a su poder antioxidante, que de manera natural ayuda a fortalecer la piel y repeler los daños potenciales.

Esto no quiere decir que la vitamina C puede ser un sustituto del protector solar, pero cuando los dos productos se combinan, el resultado es mucho más potente.

Repara las quemaduras solares

Además de proteger la piel de los perjuicios solares, la vitamina C también puede ser efectiva para reparando los daños producidos por el sol, como las quemaduras solares.

Es un gran aftersun si te ha quemado el sol, y la vitamina ayudará a promover una curación más rápida, reduciendo el enrojecimiento y aliviando la comezón y el ardor.

Reduce las ojeras

La vitamina C también ayuda a regular el tono de la piel, reduciendo el color morado de las ojeras. Hay que tener cuidado con el producto que se aplica en la ojera, pues la zona de alrededor de los ojos es muy sensible, y puede irritarse si algún ingrediente es muy potente.

Acelera la cicatrización

Altos niveles de vitamina C pueden acelerar el proceso natural de cicatrización del cuerpo, ayudando a curar pequeños cortes, cicatrices de acné y otras imperfecciones, más rápida y eficazmente.

Reduce la decoloración de la piel

Si tienes manchas o enrojecimiento de la piel, la vitamina C puede ayudarte a lograr un tono más uniforme.

Previene los signos del envejecimiento

No importa qué edad tengas, siempre es mejor prevenir que curar. Y la vitamina C puede ayudarte a que tu piel luzca más joven por más tiempo. Evita las arrugas, las líneas finas, la flacidez, las manchas, la tez apagada, y otros signos propios del envejecimiento.

Hidrata

Si tienes la piel seca, necesitas vitamina C, sobre todo cuando utilizas cremas hidratantes y tu piel todavía sigue reseca.
Gracias a esta vitamina, podrás disfrutar de altas concentraciones de vitaminas que tu cuerpo necesita para aumentar la hidratación general de forma natural.

Ilumina la piel apagada

Ilumina la piel opaca, haciendo que luzca más saludable y brillante, y que se sienta renovada y revitalizada.

Reduce la inflamación

También se ha demostrado que la vitamina C, en concentraciones suficientemente altas, puede reducir la inflamación. Esto es muy útil para las pieles que suelen despertarse por la mañana con la cara hinchada en ciertas zonas, como alrededor de los ojos.

Es importante mencionar que la piel necesita una concentración muy alta de esta vitamina para ver los resultados. Es por eso que se suele utilizar en forma de serum, una fórmula más concentrada que las cremas.

Los mejores productos con vitamina C

Hay una gran variedad de productos con vitamina C para elegir, cada uno con diferentes concentraciones e incluso variantes de vitamina C.

Clinique Fresh Pressed Potenciador de tratamiento con 10% Vitamina C

¿Quieres resultados visibles en una semana? El sistema de siete días de Clinique, incluye siete boosters individuales con un suero de vitamina C pura al 10%, y promete precisamente eso.

SkinCeuticals C+ E Ferulic Acid Serum

La potente mezcla de SkinCeutical también contiene vitamina E y ácido ferúlico. Esta combinación le aporta a la piel un brillo intenso por un mínimo de 72 horas.

IS Clinical Super Serum Advance Plus

Es uno de los serums más populares gracias a su concentración del 15 por ciento de vitamina C. Y ya hemos mencionado que cuanto más alta sea la concentración, más efectos beneficios tiene.

Ole Henriksen Truth Serum Collagen Booster

Huele bien, es súper hidratante y se siente completamente liviano, pero una de las mejores ventajas de este producto, es que ayuda a promover la producción de colágeno. Eso significa que cualquier pequeña línea se desvanecerá.