Worx WG757E

Las tareas domésticas se están automatizando gracias a robots domésticos que pueden realizar las tareas más tediosas en una casa.

Mientras que los robots aspiradores ya están presentes en buena parte de los hogares por todo el mundo (con el Conga 990 liderando ventas en España), los robots cortacésped todavía no son tan populares.

Este es el robot Worx WG757E

Pero Worx ha llegado para cambiar esto, y aunque estos aparatos llevan años en el mercado, el Landroid WG757E destaca entre todos ellos por su precio y rendimiento.

Consultar precio en Amazon

Alimentado por una batería de iones de litio (28 V / 2 Ah) el Landroid es capaz de segar un área de 800 metros cuadrados o hasta 60 minutos, con una carga completa.

Para ello utiliza cuchillas giratorias que cortan solo la parte superior del césped, a diferencia de los cortacéspedes tradicionales que cortan todo el césped. La idea es que el corte regular reduce el estrés sobre el césped, y los cortes más finos fertilizan el jardín de manera natural.

Pero ¿realmente vale la pena? Puedo adelantarte que sí. A continuación te explico porqué.

Así es el Worx Landroid WG757E

El robot Worx WG757E en plena tarea de cortar el césped

Estamos ante una una pequeña bestia compacta. Con 9 kilos de peso, es lo suficientemente ligero como para cogerlo y transportarlo (no es que lo tengas que coger muy a menudo).

Lo que quiero decir de su peso, es que no tendrá ningún problema en conducir por el césped después de un chaparrón. Donde un cortacésped tradicional, con sus grandes y pesadas cuchillas y su cuerpo metálico, se empantana en la tierra húmeda, el cuerpo ligero del Landroid se desliza sin dificultad a medida que corta.

Su tamaño compacto de 38,5 x 55 x 26 cm hace que el Landroid pase desapercibido mientras hace su trabajo. Es lo suficientemente pequeño como para abrirse paso a través de zonas estrechas, aunque eso depende de lo estrecho que sea el lugar.

El Landroid también tiene suficiente potencia para subir y bajar pendientes de hasta 20 grados, lo que debería ser suficiente para la mayoría de los céspedes.

Desde el exterior, el detalle más notable del cortacésped es su enorme botón "Stop" de atrás. Al lado, una resistente carcasa cubre los controles principales del Landroid, que incluyen botones dedicados al arranque, la alimentación, la búsqueda de la base de carga y un teclado numérico, entre otros.

Una pequeña pantalla LCD también se integra dentro de la carcasa, ofreciendo información relevante en cuanto a la batería que queda, o permitiendo programar todo lo relacionado con el rendimiento del cortacésped.

Al darle la vuelta al WG757E (que se detiene automáticamente) se puede apreciar un trío de cuchillas. Las cuchillas tienen un diámetro de 18 cm, que es bastante estrecho, pero dado que no lo vas a tener que cortar tú, el tiempo de más que tarda en cortar todo el césped no significa trabajo extra para ti.

Sin embargo, esta medida actúa como una característica de seguridad adicional, ya que las cuchillas no están cerca de los bordes del cortacésped, lo que hace casi imposible perder un dedo si intentas coger el Landroid a mitad de camino.

Otras características de diseño inteligente incluyen poder utilizar las cuchillas en cuatro posiciones diferentes, para obtener la mejor relación calidad-precio, lo que realmente valen la pena.

El patrón de colores tradicional de Worx, naranja y negro, funciona bien, lo que hace que la segadora sea muy visible. Esto no va a marcar ninguna diferencia si lo tienes funcionando de noche, pero al menos el diseño no es horrible.

Otro componente importante del Landroid es su estación de carga. La base de plástico negro no va a ser lo mejor del jardín, pero tampoco es lo que más va a destacar. La placa base tiene dos puntas metálicas que actúan como mecanismo de carga.

Cuando el cortacésped se quede sin batería, volverá a su base y se encajará solo para cargarse. Ingeniosamente, el cortacésped puede retroceder y girar hacia los lados si no encaja bien la primera vez, por lo que mantenerlo cargado no es una preocupación.

Características y funciones

Inteligencia Artificial

Integra la tecnología de segado patentada AIA (Artificial Intelligence Algorithm), que le permite desplazarse inteligentemente y segar incluso las zonas y caminos estrechos más rápido que otros cortacéspedes.

En comparación con otras segadoras robotizadas, esta tecnología hace que su navegación sea hasta un 30% más rápida.

Tres cuchillas giratorias

Con tres cuchillas giratorias, el Landroid WG757E corta el césped de forma fiable. Las cuchillas son afiladas por los dos lados, lo que permite reutilizarlas. Basta con desmontar las cuchillas, darles la vuelta, y montarlas de nuevo. Por lo tanto, el desgaste de la cuchilla se puede reducir.

Altura regulable

Se puede ajustar la altura de segado de forma continua sin necesidad de herramientas. Puedes variar la altura entre 20 y 60 mm según sea necesario.

Modo borde

Con sólo pulsar un botón, el WG757E corta el césped cerca de los bordes del jardín, a lo largo del cable delimitador. De este modo, se garantiza un resultado de corte bonito incluso en los bordes más ajustados.

Programación

Si el jardín es irregular y complejo, y consta de varias zonas de césped, puedes definir varias zonas de siega. Esto maximizará la eficiencia del corte en las áreas separadas del césped. También puedes definir el programa de siega deseado mediante la programación semanal.

El Worx WG757E seguirá el programa semanal de trabajo, de forma totalmente automática. Cuando termina su trabajo o cuando la batería está baja, regresa de forma autónoma a la estación de carga para recargarse.

Esto se puede hacer fácilmente a través de una aplicación para iOS y Android, o con la pantalla LCD.

Sistema antirrobo

El robot cortacésped funcionará hasta que se agote la batería, y tiene integrado un sistema antirrobo. Una alarma de seguridad emite un ruido espantosamente fuerte si el cortacésped se levanta sin haber tecleado el PIN.

Si la batería está descargada, es muy probable que la alarma no funcione, pero el cortacésped tampoco funcionará.

Máxima seguridad

Los sensores de elevación e inclinación hacen que el robot sea un dispositivo muy seguro. Si choca con un obstáculo, cambia de dirección. Si el dispositivo se levanta, las cuchillas se paran inmediatamente.

Y gracias a su sensor de lluvia inteligente, cuando llueve, se detiene y vuelve a la estación de carga. Cuando el césped vuelve a estar seco, aproximadamente 180 minutos después de que haya dejado de llover, vuelve a trabajar de nuevo.

Montaje previo

A diferencia de los robots aspiradores que empiezan a funcionar simplemente pulsando un botón, el Worx Landroid WG757E no es un dispositivo tan sencillo y rápido de manejar.

Hay que realizar un pequeño montaje manual antes de que se pueda poner a cortar el césped. Lo principal es colocar el cable delimitador alrededor del perímetro del jardín.

La marca recomienda enterrarlo justo debajo de la superficie. Así no se verá, ni el robot cortará accidentalmente el cable delimitador.

El cortacésped utiliza este cable delimitador como guía para volver a su base de carga, por eso hay que asegurarse de que el cable esté colocado a una distancia mínima de 35 cm del límite real del jardín, ya que de lo contrario acabará chocando contra la valla, el camino de entrada u otra superficie.

La desventaja de esto es que los bordes no quedarán perfectamente recortados.

Existe el peligro de que el cable delimitador se coloque demasiado cerca del borde del césped, especialmente en las esquinas, lo que hará que el robot no pueda volver a la base y se quede atascada.

Lo que quiero decir con todo esto, es que para que el robot cortacésped funcione correctamente, hay que dejarlo todo bien atado antes. Debes asegurarte de que el Landroid puede navegar alrededor del límite antes de enterrar el cable bajo la hierba.

Una vez que el cable está colocado, simplemente hay que conectarlo a la base de carga. Es importante tener en cuenta que el cable debe pasar por la parte inferior de la base, por lo que no debes fijar la base hasta que hayas instalado el cable delimitador.

Hablando de la base de carga, vale la pena señalar que se conecta con un enchufe de pared, y viene con un cable de alimentación bastante largo. Si se desenchufa la base, no encontrará el cable delimitador, y el Landroid no funcionará, por lo que mantenerlo conectado es esencial para su funcionamiento.

¿Cómo funciona este robot?

El cortacésped de Worx es capaz de recortar la hierba a una altura de entre 2 y 6 cm. Si tu césped está alto, empieza en una posición alta, bajándolo gradualmente hasta la altura que desees, para no estresar demasiado el césped.

Además, el robot no recoge los trozos de hierba cortados, sino que los deja en el césped para que actúen como fertilizante. Entonces, si el recorte es demasiado largo, es probable que se vea mucho más, y no quede bonito.

El robot se desplaza aleatoriamente por el jardín, cubriéndolo en su totalidad. Gracias a sus sensores, puede rodear ciertos obstáculos, como árboles, perros o patas de mesas o sillas.

Pero los sensores no son perfectos, y si se encuentra con algún obstáculo bajo, el Landroid no se detendrá. Puede incluso que se atasque o, en el peor de los casos, que rompa una cuchilla.

Cortará cualquier cosa que haya sobre la parte superior del césped. Digo esto porque es recomendable retirar cualquier objeto del jardín antes de que el robot se ponga en funcionamiento.

En general, abarca toda la superficie, pero si tienes un jardín con una forma irregular, existe la posibilidad de que deje zonas sin cortar, debido a que no pueda caber por ciertos espacios.

Esto es un problema si quieres cortar tanto el césped delantero como el trasero, o dos secciones separadas en el mismo jardín. La única manera de que el cortacésped pueda volver a la base de carga, es si lo coges y lo mueves manualmente.

Opinión

Tener un robot cortacésped autónomo que mantiene el jardín bien cuidado, es una experiencia increíble. Te da el tiempo que necesitas para concentrarte en cosas más importantes.

Y el Worx Landroid WG757E hace un trabajo muy bueno manteniendo el césped en óptimas condiciones. Es un aparato muy seguro y eficiente, con características que hacen la vida más fácil.

Se puede programar para que funcione regularmente sin que tengas que intervenir para nada. Y en caso de lluvia, detiene su trabajo. Las cuchillas cortan bastante bien, y la autonomía es perfecta para un jardín de 800 m2.

Pros

Contras

Consultar precio en Amazon